Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Coloquios de Juan de Portoplano

viernes, 25 de agosto de 2017
Intentar pensar de forma correcta, adecuada, en la verdad y en la moralidad del bien, es la manera, de que en cualquier situación, evites multitud de males-sufrimientos-angustias-penas-desalientos, o al menos, los aminores. Por eso, la necesidad de que los conceptos-ideas-enunciados-juicios que tengamos sobre lo correcto o verdadero o bondadoso o útil sea lo más exacto posible en cualquier situación-momento-realidad-edad.

1. En el laberinto del mundo, el de Portoplano anduvo por los pasillos entre las casas de su pueblo, y en una sombra de un ser orgánico muerto descansó su silencio-voz. Como siempre empezó a reflexionar sobre todo lo humano y lo no humano:

- Los humanos llevan volcanes y laberintos dentro de si mismo, siempre luchando sus ideas entre sí, éstas con sus afectos y emociones, ambas con los hechos, y todo con los intereses y fines y metas.

- La bondad de los padres es un gran tesoro para los hijos y nietos.

- Cuándo percibas las virtudes de los demás, analiza las tuyas, cuándo veas las desvirtudes y vicios de los demás analiza los tuyos.

- Amarse a si mismo de forma correcta es una de las realidades más difíciles del mundo.

- Hasta ahora los bienes son limitados, y los seres humanos desean esos bienes y aún más. Y entonces siempre hay desavenencias por este asunto.

- Vivimos los humanos en la limitación y en los límites.

- Distinguir si una idea o un concepto o un hecho o dato está bien demostrado, si es verdadero o que grado de verdad o de realidad tiene, así te moverás con ideas o hechos o datos lo más ciertos posibles.

- Todo el mundo habla y todo el mundo tiene opiniones sobre todo, pero no todas las opiniones o ideas o conceptos o datos sobre un tema o cientos de temas, son o tienen el mismo grado de verdad-bondad-utilidad-racionalidad…

- Sé prudente en lo que sientes, sé prudente en lo que piensas, sé prudente en lo que deseas, sé prudente en lo que hablas, sé prudentes en y cómo actúas.

- Estamos en una generación, que una parte importante de la población, ha vivido sin Dios, o porque no cree que existe, o creyendo que existe, apenas sin intentar cumplir unos mandatos mínimos, después se extrañan que esté sucediendo tantos males morales de todo tipo, como están ocurriendo.

- Averigua si alguien es de buena voluntad o no lo es, si lo es, estés de acuerdo o en desacuerdo con esa persona, no lo pises, no lo minusvalores, no lo ningunees, porque encontrarás muy pocas personas, de verdad, de verdad con buena voluntad. Si es de mala voluntad o de regular, tampoco lo minusvalores, ni lo desprecies, ni lo ningunees, pero no olvides que es de regular buena voluntad, y puede como los toros, si le interesa embestirte…

- Encontrar el término medio, el término justo, el término más verdadero, el término más bondadoso de cualquier tema o cuestión o hecho o situación es muy difícil. Porque hay que tener en cuenta, el pasado, el presente, y el futuro posible, hay que tener realidades y hechos y datos y conceptos y argumentos de hoy y del pasado y del futuro próximo.

- Nunca podemos olvidar que el gran filósofo y estoico Marco Aurelio, en su reinado se persiguió a los cristianos, no de forma grave, pero si moderadamente. Esto nos enseña, que personas muy preparadas moralmente, pueden tener equivocaciones serías moralmente, sean por las leyes de sus sociedades o Estados o costumbres culturales, etc.

- Si se enseña que todo es posible en el campo moral-ético, y que la conducta de todo o casi todo es posible y permisible y aceptable, entonces gran parte de esa sociedad, individuos, grupos, colectivos, ideologías caerán en relativismos, materialismos, hedonismos, etc. O dicho de otro modo, es cómo indicar que en la forma de conducir todo es posible, en la forma de jugar al futbol también, en la manera de hacer cocidos lo mismo, en los sistemas quirúrgicos todo es posible. Nadie admite que se pueden hacer edificios como cada uno quiere, sino que existen medidas y normas y saber científico y tecnológico, y sobre ello hay ciertas posibilidades de cambios y de diseño. Por lo cual, si en nada, nada de lo que hacemos, creemos que todo sea posible, pues tampoco, podemos admitir que lo sea en la ética o en la moral. Toda libertad ética tiene sus límites.

- Si quieres que el ser humano aumente sus posibilidades y probabilidades de sufrimiento y angustia y pena y dolor, enséñale que puede hacer lo que quiera en lo que quiera, en los campos que él o ella desee. Es cómo si quieres que tenga un accidente de tráfico, no le enseñes ninguna regla o casi ninguna, y enséñale que conduzca como quiera…

- Hemos pasado, en unas pocas generaciones, de vivir en una sociedad, que todo estaba restringido y pautado y normativizado, una etapa de enorme rigorismo, a una época de casi libertinaje y en nombre de la autonomía, la propia voluntad, la libertad personal, cada uno, puede pensar lo que quiera y hacer lo que quiera, en casi todos los campos. Solo lo que las leyes jurídicas limitan, y éstas también nos las saltamos cuándo conviene. Se ha caído en un desajuste moral y ético enorme, y el ser humano está perdido. Cierto es que no todo ser humano, se saltan, todas las normas morales y éticas, sino cada uno las que sus deseos o pasiones o situación o circunstancias le permiten… No todos nos saltamos todas, pero si cada uno, la que quiere o le conviene, pero en el conjunto con un tanto por ciento, que se salten las normas de cada clase, en conjunto, todo cae en una especie de anomia moral y social y ética, una antimoralidad o una amoralidad en mayor grado, que afecta a millones de individuos, colectivos, a sociedades enteras, y a Estados…

- No todo está bien moralmente, ni todo está bien éticamente, aunque haya que entender y comprender las limitaciones y debilidades de cada ser humano. Una cosa, es comprender al pecador, como se suele decir, y otra cosa, es que digas que ese pecado es una cosa buena o incluso que no es pecado. Cambie el concepto de pecado por el de mal moral, o admita ambos.

- Acércate a leer y pensar y reflexionar y meditar vidas de personas de alto nivel moral, en Occidente, tienes las biografías de grandes santos y santas, de ayer y de hoy. Aunque no sea religioso o no creas o seas ateo, esas vidas te ayudarán enormemente, para entender mejor tu vida, la de los demás, tus actos y los de los demás.

- No olvides que el silencio permite ver y verse mejor, dentro y fuera de uno mismo. Ten prudencia en lo que sientes, en lo que piensas, en lo que deseas, en lo que hablas, en lo que actúas o realizas, y así quizás habrás evitado muchos males, a ti, a tus cercanos, a los demás, a los presentes y a los futuros.

2. El de Portoplano se levantó de la madera muerta dónde estaba sentado, bajo la madera viva que le refugiaba del sol, e iba pensando que una frase e idea correcta, abre nuevos mundos a la felicidad y al progreso, una idea equivocada, llena en mayor o menor medida, de sufrimiento, si no ahora o en el futuro. Se fue alejando entre los verdes y las hojas de los cercados de vegetales, hacia su lugar de descanso y descansar y dormir y redormir y pensar y repensar…
Caminero, Jmm
Caminero, Jmm


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania