Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Casanova en Toledo

lunes, 21 de agosto de 2017
Baltasar Porcel nos ha regalado un precioso libro "Casanova en la ciudad levitica".Maria Francisca de Sales Portocarrero Condesa de Montijo sobrina del cardenal Luis Antonio Fernández de Córdoba conde de Tebas,es la Doña Inés del caballero de Seingalt,titulo pontificio que le fue concedido por el Papa veneciano Rezzonico Clemente XIII,aunque otras fuentes lo nieguen,Giacomo Casanova se encuentra en decadencia física y psiquica.Expulsado de Francia por el rey Luis XV debido como siempre en su vida por intrigas,maridos celosos y sus devaneos con la masonería y la sociedad de la epoca,entra en una senectud,a pesar de no llegar a la cincuentena,en que como decía José Luis Sampedro de las damas se aprecia estrechar una mano,saborear un beso en la mejilla y refugiarse en recuerdos de tiempos pasados.Su vida de perpetuo andariego le lleva a aceptar un encargo de descifrar unos extraños manuscritos aparecidos en los archivos de la Catedral de Toledo y allí empieza esta aventura española en la Corte de Carlos III,el monarca más italiano que ha tenido España,trufada de múltiples episodios,que incluyen un atentado a su vida.Le llamaban Don Jaime y su criado Sebas era un buscavidas,de los que describió magistralmente Goldoni.Alquimia,nigromancia,practicas ocultistas con las que saciaba su curiosidad y hacia las delicias de caballeros y damas de alcurnia en los salones de la nobleza e inquietaba a los espíritus ilustrados del Siglo de las Luces.No poseía el talento musical de Wolfgang Amadeus Mozart,pero lo compensaba con audacia y gran fantasia,amen de un inigualable don de gentes y dominio de la escena,que le permitía departir con Federico I de Rusia y Catalina II de Rusia,los monarcas ilustrados del siglo XVIII anteriores a la Revolución francesa.En España en el año que permaneció en 1768 recorriendo Toledo,Madrid y Barcelona su fortuna fue menguante,probablemente Carlos III,despues de casi tres lustros en Italia lo consideraba un charlatán y además no era cazador,lo que era imperdonable para nuestro gran rey.Hemosle pues recreado por la brillante pluma de Porcel en la ciudad imperial de Toledo enfrentado a su labor de investigador-espia y de amante impenitente,en dos misiones que se antojan imposibles.Los misterios de la cábala y del más refinado ocultismo custodiados por feroces canónigos y su bella amada Doña Maria de Salas Portocarrero ,sexta Condesa de Montijo y nieta del cardenal,educada en las Salesas,fue según la historiadora Carmen Iglesias una renombrada personalidad de la ilustración y por su salones desfilaron los plecaros Jovellanos,Melendez Valdés y Moratón entre otros.Siendo estudiante frecuente los salones de la marquesa de O'Reilly en la calle de Sacramento de Madrid frecuentada por el marqués de Santofloro,Foxa,Ortega Gasset y Marañón con un jovencisimo Anson,Aurorita Varcalcel y Poto Figueroa.Una verdadera Academia en un Madrid que se recuperaba a duras penas de los años del hambre de la posguerra y los espíritus ilustrados aguantaban la tormenta en salones como el de la pintora Aurora Lezcano Saracho ,que al morir me lego un precioso bodegón y que despertó en mi una inquietud intelectual que felizmente no me ha abandonado y que me lleva a conducir a mis queridos lectores a Casanova en Toledo,pero amigos no puedo destriparos esta estupenda novela si queréis saber que pasó con la rocambolesca misión de Don Jaime y de sus amoríos con la Condesa de Montijo leed el libro y saciareis vuestra "muy sana" curiosidad.
Antuña, Joaquín
Antuña, Joaquín


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
ACTUALIDAD FONMIÑÁ
Blog Fonmiñá
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania