Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Turismo: ¿Sí, no?, ¡qué hacer!

lunes, 14 de agosto de 2017
Estamos ante una actividad del sector terciario de nuestra economía que representa más del 14% del PIB y que ha salvado la situación durante la crisis del sector financiero, contribuyendo a maquillar las cifras del paro que, con un pueblo concienciado y envalentonado, habrían sido caldo de cultivo para una revolución como aquella de octubre de hace cien años, que debemos celebrar para reflexionar, y así buscar soluciones a la explotación del hombre por el hombre, o la disponibilidad y disfrute para una minoría "selecta" de la riqueza mientras más del noventa por ciento de la ciudadanía las pasan canutas y como en la Edad Media sufren el asalto de los señores que controlan la política fiscal del "Reino".

Este sistema está podrido. Nos engañaron con las bondades de la Unión Europea y su Euro. Entramos en los tratados comerciales del nuevo espacio para mercaderes con los pantalones bien doblados en el brazo. Así está nuestro sector primario que siempre fue el que nos dio de comer, hasta en los momentos de la oprobiosa y el aislamiento que en 1959 nos levantó el Tío Sam, a estilo bienvenido míster Marshall. El sector secundario tiene que luchar con la teoría de la globalización. Para ello, hay que competir con los chinos. Un espacio infinito pero sin derechos sociales, como le gustaría a la patronal española.

Y en esas estábamos cuando se inventa la sociedad del ocio. Comercio, deportes, servicios al ciudadano, viajes y vacaciones con "facilidades de pago". Pero la denominada industria del turismo. Ni es industria. Ni es turismo. Es simplemente viajar para conocer otras culturas y cambiar el medio agobiante del urbanismo laboral habitual. Incluso tenemos la suerte en la desgracia de otros. Los denominados destinos turísticos sufren inseguridad por razones de toda índole y en medio el fantasma de la violencia.

Pero algunas comunidades han sacado por las calles lo que denominamos turismofobia. Me gustaría saber qué motivos esgrime la alcaldesa Colau de la ciudad española que recibe más turistas, y que cobra en los hoteles una tasa a los visitantes. Me gustaría saber cual es la verdadera opinión de los hosteleros de Baleares ante fenómenos como esos fines de semana dónde vale todo, pero deja las arcas de la hostelería rebosantes, claro que los curritos siguen igual, trabajando muchas horas y cobrando sueldos de miseria.

Comienzo a entender, en esta nueva forma de estar en el mundo de los negocios, las razones que albergaron dirigentes indecentes para intentar crear la versión cutre de Las Vegas en la Comunidad de Madrid. Han puesto sobre el tapete lo que todos sabíamos, además de las guerras, el tráfico de seres humanos, sustancias prohibidas, la prostitución, el juego y los desmanes libres de impuestos, siguen siendo el mayor negocio. Era lo que hacía el hombre de confianza -Batista- de los Estados Unidos en Cuba, hasta que aquel primero de enero de 1959 llegó el Comandante y mandó parar...

Tengo razones para sospechar que este siglo XXI se parece demasiado al siglo XX. Al de Cambalache. Al de las guerras coloniales por recursos del subsuelo. Al de la liberación de los parias del mundo frente al capitalismo sin entrañas.

Recuerdo aquellos tópicos de la "España Cañí". "España es la tierra de María Santísima" -culto a la Semana Santa. "España es tierra de mujeres guapas, morenas, y hombre valientes delante del toro". "España es un país de charanga y pandereta, devota de Frascuelo y de María" . Hoy, no tengo dudas. "Pepe, quédate en España, país de camareros".
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania