Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La limpieza bucal, imprescindible

sábado, 01 de julio de 2017
La limpieza bucal, imprescindible
por salud física, psíquica y social

No decimos nada nuevo si hablamos de la importancia de una buena higiene bucal. Todos conocemos el papel tan importante que cumple una correcta higiene bucal para evitar enfermedades y padecimientos en la boca, lengua y dientes, además de otras problemáticas de origen digestivo. La higiene en nuestra boca puede ayudarnos a evitar bacterias y padecimientos, como las aftas, gingivitis, caries, periodontitis, entre otros muchos problemas bucales.

Así mismo, es de vital importancia para la digestión de nuestros alimentos, porque si los masticas bien a tu estómago le costará menor esfuerzo digerirlos y los convertirá más rápido en energía. Tener una higiene dental correcta ayuda a reducir la pérdida de dientes, haciendo más eficaz el proceso de masticación, disfrutando más del sabor de los alimentos, así como mejorando la apariencia personal, la salud y el bienestar general, lo que dará como resultado un mejor desempeño social y personal.

Por el contrario, una mala salud bucal puede acarrear una alimentación inadecuada, pues no se mastican bien los ingredientes y al elegir alimentos blandos y sin fibra existe una carencia de nutrientes. Existe una mala digestión, como ya hemos comentado, al no masticar correctamente, el bolo alimenticio no se deglute adecuadamente. Puede darse una alteración fonética al no existir una correcta pronunciación de las palabras.

Por supuesto, existe un exceso de presencia de placas y caries con el consiguiente mal aliento. En muchos casos, se da un aislamiento social bastante significativo, pues se siente vergüenza y miedo al rechazo, que en ocasiones es fundado. Esto puede desembocar en una depresión. Una mala higiene bucal afecta a la autoestima, lo cual a la larga produce depresión, ansiedad u otras enfermedades psicológicas.

Qué instrumentos podemos usar para mejorar la higiene bucal
Se comete el error de no entender que la caries deben ser valoradas y entendidas como una enfermedad en su conjunto, que tiene una evolución que empieza mucho antes de observarse la lesión cavitada en el diente.

Para el desarrollo de las caries dentales es necesaria una colonización bacteriana. Aparecerán en primer lugar bacterias compatibles con la salud bucal. La caries es una enfermedad que se puede evitar totalmente por medio de prácticas de higiene oral regulares y meticulosas, que eliminen por completo la placa bacteriana, donde se hallan las bacterias cariogénicas. Se ha demostrado en estudios que el nivel de reducción de caries es de 98% por medidas de higiene oral, profesional y personal.

El cepillo de dientes
Los instrumentos más usuales para frenar la aparición de esta placa o su eliminación es el frecuente cepillado de los dientes, muy útil para la que ya está adherida. Aunque a veces los filamentos o cerdas del cepillo son más gruesos que la entrada de los hoyos y fisuras, con lo cual estos no se limpian todo lo bien que desearíamos. Un cepillado rutinario de aproximadamente dos minutos de duración elimina sólo el 50% de la placa y deja la otra mitad, que rápidamente volverá a crecer.

El irrigador dental
En cambio, existe un método que está adquiriendo una notable importancia en los hogares, debido a su alta efectividad, puesto que aun sin sustituir al cepillado, es decir combinándolo, se consigue una mejor limpieza bucal y con ello se reduce la aparición de caries y otros problemas como la halitosis (mal aliento). También mejora la salud de las encías y reduce el sangrado y la inflamación.

Nos referimos a la técnica de limpieza de irrigación bucal con la utilización de un irrigador dental, que consiste en aplicar un chorro de agua a presión sobre los dientes y las encías, con lo que se consigue arrastrar la placa bacteriana y estimular las encías al mismo tiempo.

Esta técnica está especialmente indicada para personas con implantes dentales y ortodoncia, ya que permite eliminar con más facilidad los restos acumulados en las zonas donde no es más difícil acceder y también es muy recomendable para pacientes diabéticos, ya que esta enfermedad está relacionada con la periodontitis y, por lo tanto, tienen que ser muy cuidadosos en cuanto a su higiene oral.

La seda dental
La seda dental con un extremo rígido es muy útil para pacientes con aparatología ortodóncica fija y con prótesis fija (puentes), ya que el extremo rígido se puede pasar por debajo de alambres y puentes.
También existe la seda dental fluorada, que añade la acción protectora del flúor al efecto de la higiene interdental.

Cepillos interproximales
De diferentes formas y tamaños, son muy útiles para pacientes con espacios interdentales abiertos, debido en general a enfermedad periodontal, y en los portadores de prótesis fija (puentes) para la higiene de éstas. Estos cepillos son más eficaces que la seda dental en pacientes con espacios interdentales grandes.

La higiene interproximal diaria en pacientes con problemas periodontales es de gran importancia para evitar la progresión de la enfermedad y, si esta higiene es meticulosa, contribuirá a prevenir caries en estos pacientes.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania