Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

El casino de Santiago debe mejorar

viernes, 27 de septiembre de 2002
Unos amigos de Santiago, España (alguno viviendo en otros paises), alguno socio del Casino y siempre preocupado por mejorar la oferta cultural de Santiago, me pidieron que escribiese algo sobre lo que vienen comentando clientes y visitantes de este historico establecimiento.
Mi buen y antiguo amigo Ulbaldo Rueda, vicepresidente del Casino, me mostro la sala antes de abrirla y me dijo lo que pensaban hacer. Lo felicite por esta nueva iniciativa que mejora la oferta de animacion sociocultural y recreativa de Compostela.
Empero, de acuerdo con lo que se constata en dicho establecimiento desde que abrio, no solo no se esta cumpliendo con lo que prometido, sino que se estan dando hechos negativos, y alguno grave, en su funcionamiento. Veamos:
1. Los amigos y socios del Casino me dicen que esta sala historica, y ademas siguiendo la tradicion de los viejos y notables cafes del mismo estilo (los grandes cafes vieneses, etc.), no deben de tener altavoces que pongan musica y que molestan mucho a los clientes y, tambien, a los socios del Casino que utilizan el resto de las salas. Yo creo que tienen toda la razon y que esta sala abierta al publico es para hablar, para la tertulia, incluso, para estar solo callado, leyendo, pasmando, vagando por esos mundos de la evocacion, la placida vista o “junada”, y nunca deberia tener altavoces que retransmitan musica enlatada, nunca. Ya hay demasiado ruido en la parte vieja para que el Casino se sume al estruendo.
2. Se dijo, me lo dijo Ubaldo, que iban a poner prensa gallega, española y de otros paises. Pues no es cierto. Hay pocos periodicos gallegos, españoles de tirada estatal y los extranjeros (uno, a lo sumo, dos) llegan de vez en cuando.
3. Se anuncio que se abriria hasta las 24 horas, y este horario se esta superando con mucho y, ademas, a partir de determinadas horas, ya no se da café y la cosa toma visos de tratar de convertirse en lugar nocturno de copas. Un socio del Casino, con buen tino, me dijo que podria pasar en esta historica sala, lo que paso en otro historico establecimiento, que acabo muy mal al convertirse en un lugar de copas nocturnas y demas tomas.
4. Creo, y conmigo mucha gente que me lo comento, que dicha sala no puede ser instrumentalizada politica, sindicalmente, etc. por nadie.
5. Y lo mas grave, incluso ilegal. El Casino, desde hace poco tiempo, ofrece una oferta de platos: pizzas, ensaladas, etc., que carecen, en el cartel de la entrada y en la carta, de la necesaria y obligatoria lista de precios. La gente de Santiago pero tambien los visitantes, tienen derecho a saber los precios de los productos antes de consumirlos. Conquista que data de hace mas de 30 años.
En fin, a mi y a mi amiga Iriana, todas las tardes que nos sentamos en el Casino, su personal (Eva, el chico uruguayo, la chica argentina, la rubia, la morena, etc.) nos tratan muy bien y muy amablemente. En cualquier caso, esta maravillosa sala debe cuidar siempre su oferta y servicio para mantenerse en los estandar de maxima calidad, que debe ofrecer un establecimiento como este.
Ubaldo Rueda y el resto de la directiva del Casino, que llevaron a cabo esta concesion para abrir dicha espacio al publico, y por lo que hay que felicitarlos, deben velar porque sea asi, por el bien del local, de su tradicion, prestigio, presente y futuro.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania