Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

¿Por qué todas quieren ser blogueras de moda?

lunes, 22 de mayo de 2017
Que la moda es todo un negocio en España no es algo nuevo, lo dicen los datos: factura 405 millones al año, según el último informe de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME). Mantener las cifras requiere de sacar nuevas colecciones año tras año y mucha inversión en marketing. Con él la moda queda envuelta en un halo de glamour, de estilo y de gusto exquisito que sigue invitando al consumo. Es un círculo vicioso: los números son favorables, se sigue invirtiendo en marketing y se sigue comprando.

Aunque la pasión por las compras siempre estando presente en un gran número de personas, en la actualidad no se puede explicar el fenómeno sin una figura destacable: la de la bloguera de moda. Su ámbito de acción es el mundo online, que tiene un protagonismo creciente en la vida de diferentes segmentos, especialmente los más jóvenes.

Las blogueras de moda se valen de sus bitácoras y de sus perfiles en redes sociales, sobre todo Instagram y Facebook, para hacer llegar un nutrido número de seguidores sus últimas adquisiciones, sus nuevos looks y, en general, un estilo de vida que vende. Son, según el argot más “trendy” que envuelve al sector, los “it” que promueven la compra de los “must have”. Y las empresas aprovechan gustosas todo ese tirón.

Más allá de la pasión por la moda
Pero estas nuevas figuras influyentes (o “influencers”) no están llamadas solo por la pasión hacia las propuestas en textil y complementos. El Mundo publicaba en 2014 que pueden ganar hasta 45o euros por un tuit, cantidad que asciende a los entre 6.000 y 25.000 euros si hablamos de “amadrinar” alguna cita destacada del mundillo.

La revista Glamour, por su parte, hablaba el año pasado de cantidades similares: entre 5.000 y 25.000 dólares por una entrada patrocinada en Instagram (una tarifa que se ha multiplicado por cinco en un año y medio aproximadamente, apuntaba la revista. Todos ganan, si tenemos que las marcas ganan con ellas (que son mayoría) entre uno y 3 millones de dólares. Y es que todo lo que se ponen blogueras como Paula Echevarría o Gala González suponen ventas más que exitosas.

Además de ingresos destacables, el mundo de la moda permite a muchas famosas mantenerse en el candelero, ganar en presencia y prestigio. Para ellas todos son ventajas, que parecen no ensombrecerse ni siquiera cuando son acusadas de copiar.

¿Ser bloguera es sinónimo de tener éxito?
El éxito que se asocia a estas blogueras no solo viene dado, por lo tanto, por emolumentos que a veces no quedan del todo claros, porque también es habitual que ese contenido patrocinado se pague con artículos: regalos, muestras… La fama y el prestigio que les otorga tener una posición influyente también atraen a cientos de jóvenes cada día.

Una persona que viva en el anonimato, sin embargo, no lo tiene nada fácil para posicionar su blog y atraer tráfico a su espacio personal. Eso es imprescindible para llamar la atención de las marcas y empezar a ganar los primeros euros.

Para empezar, se necesita mucha formación, tanto en el mundo del estilismo como en el de la blogosfera. En el buscador Oferta Formativa se pueden encontrar Cursos de Moda y diseño como el Personal Shopper. Hay que partir de que es difícil ser original y que este es un mundo que exige mucha creatividad.

Buscar micronichos
La blogosfera y el propio sector están saturados. Se requiere de mucho trabajo y esfuerzo para lograr destacar y tener ingresos regulares considerables a largo plazo. Intentando escapar de la excesiva competencia, hay personas que buscan micronichos.

El especialista en marketing Nicolás Marchal los define como “sectores muy específicos o especializados de un gran mercado”. Llevando su símil al mundo de la moda se puede decir que el nicho es la moda textil y el micronicho son los complementos para niñas pequeñas. Uno que, por cierto, ha sido cubierto recientemente por Pamipeke, e-commerce llevado por una joven melillense que comenzó como un hobby.

Otros ejemplos, recopilados por la revista Emprendedores, son Black Piers, centrada en la confección de trajes a medida producidos en China y vendidos por Internet; Madeinme, que se dedica a la confección de zapatos que diseñan los propios clientes; o Manel Sánchez, ex jugador de baloncesto que se dedica en exclusiva a las zapatillas de basket.

Promoviendo hábitos saludables
El estilo de vida saludable ocuparía un sector en sí. Pero luego los hábitos de vida saludable ocuparían un nicho en sí que se podría dividir entre tips de estilo de vida saludable, dietas específicas, ejercicio físico focalizado en ciertas personas o en ciertas partes del cuerpo…

Quienes se dedican al marketing en la Red sugieren el uso de la herramienta Google Keyword Planner, que da la opción de buscar nuevas ideas por categorías. Se trata de elegir aquella en la que más cómoda se sienta escribiendo el futuro blogger y aplicar los filtros necesarios para que la herramienta encuentre su mejor opción.

Lencería sexy
La lencería sexy, la cosmética erótica y otros productos vendidos en un Sex Shop también conforman un apartado rentable, un subsector en el que también se pueden buscar nuevos mercados especializados que explotar.

De hecho, se considera uno de los más prósperos de la moda textil, porque presenta una alta demanda entre las nuevas generaciones. Ya en 2014, los españoles gastaron en este capítulo casi mil millones de euros, según un informe del Centro de Información Textil y de la Confección (Cityc). Más llamativos resultan los 950 millones de 2008, según el mismo Centro, en plena crisis.

La moda “beauty”
Verse bien no pasa solo por llevar un estilo de vida saludable y vestir con estilo y a la moda. Significa también prestar atención a las necesidades del cuerpo, para que esto repercuta en belleza.

Hablamos de fragancias, maquillajes o productos para el cuidado de la piel, el cabello y la higiene personal, un sector que también logró aumentar las ventas el año pasado. En concreto, en un 3,25%, con una facturación total de 6.660 millones de euros según la Asociación Nacional de Perfumería Cosmética (Stanpa).

Algunos de estos artículos se importan, como las cremas coreanas. Cosméticos coreanos es precisamente lo que vende la tienda online Cosmética de Corea, que defiende “una eficacia mayor que las occidentales debido a su gran concentración de principios activos”.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania