Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La obesidad de una pareja dificulta la fertilización

miércoles, 08 de febrero de 2017
Que la obesidad implica riesgo de contraer patologías como la diabetes tipo II, las asociadas al sistema cardiovascular o incluso el cáncer, es bien conocido. Organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) han puesto constantemente su foco en lo que se ha convertido en una epidemia global, hasta el punto de que si hace unos años eran más las personas desnutridas, hoy son más las que tienen exceso de peso.

Lo de tener un peso saludable tiene hoy otro motivo: evitar las dificultades a la hora de concebir. Este era un aspecto también bien conocido en el caso de la madre, tanto para antes del embarazo, como durante el mismo y después, pero ahora también lo es para el futuro padre. Si los componentes de una pareja son obesos, es posible que requieran el doble de tiempo para concebir.

Así lo ha revelado una investigación realizada por especialistas de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH), cuyos resultados se han publicado en la revista Human Reproduction y del que se han hecho eco otros medios como ABC.

En concreto, fueron 501 las parejas analizadas, que se dividieron en grupos según su peso: normal, con obesidad tipo 1 o con obesidad tipo 2. Tras el estudio, se asoció al exceso de peso y un periodo de tiempo más prolongado para lograr el embarazo. En concreto, los obesos del tipo 2 necesitaron hasta un 55% de más tiempo para conseguirlo. Si a ello se añadían otros factores como el tabaquismo y el colesterol, el porcentaje llegaba al 59%.

El padre, también a dieta

Los hábitos de vida actuales han facilitado mucho la posibilidad de formar una familia, para quien tenga tal deseo. Es más fácil tener relaciones o encuentros casuales a través de páginas como encuentroadulto.com. Sin embargo, también esos los hábitos actuales los que muestran que comemos peor que hace unos años.

El estudio realizado por NIH ha puesto ahora el foco también sobre el padre y no solo sobre la madre, por lo que también es recomendable que él tenga lleve una dieta equilibrada antes y al momento de concebir. No ya solo para aumentar las posibilidades, sino también para reducir la posibilidad de que el bebé tenga problemas.

También ABC se hacía eco desde la revista Nature Communication de los resultados de un estudio realizado por la Universidad McGuill de Canadá, centrada en los niveles de ácido fólico. Éste está presente en las verduras de hoja verde, la fruta, los cereales y la carne. En la investigación, realizada sobre ratones, se observó un aumento del 30% en los defectos de nacimiento cuando había déficit de vitamina B9 (ácido fólico).

Mantener un peso saludable durante el embarazo

En España, son muchas las mujeres que se quedan embarazadas teniendo sobrepeso u obesidad. Una vez comience la gestación, no es recomendable actuar para conseguir el peso ideal, por lo que es mejor actuar antes de quedarse embarazada. En caso contrario, aumentarán los riesgos para la madre y para el bebé, como hipertensión, diabetes, problemas respiratorios o preeclampsia y, al momento del parto, que éste se haga más complicado.

El blog Bebés y Más recoge una serie de consejos que pueden resultar de utilidad para mantener un peso saludable durante el embarazo. Hay que partir de la idoneidad de realizar una visita al ginecólogo antes de concebir, y actuar ante situaciones como carencia de vitamina D.

Una vez se entra en periodo de gestación, no es recomendable ganar peso durante el primer trimestre, ya que no es necesario para el futuro bebé, que aún es un feto muy pequeño. El aumento de peso será diferente según el peso de la futura madre: si tiene obesidad, deberá estar entre los 5 y los 9 kilos; si tiene sobrepeso, entre los 6,8 y los 11.

Lo de comer por dos está demostrado ser un mito. De hecho, como ha señalado la investigación científica, si bien es cierto que la demanda metabólica aumenta a medida que se desarrolla el embarazo, es el cuerpo de la embarazada el que se autogestiona a través de la reserva de grasas que se irán necesitando en lo que quede de gestación y durante la lactancia.

Lo ideal, por lo tanto, es comer de todo, pero escoger aquellos alimentos que sean saludables. Los caprichos se deben tener solo ocasionalmente y, además de beber más agua, se recomienda también hacer ejercicio.


O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania