Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

José Chavete Rodríguez, un artista del posminimalismo

martes, 07 de febrero de 2017
José Chavete nació en la ortigueiresa Plazuela de los Ángeles, en 1951. Es hijo de Salvador Chavete Fernández y de Isolina Rodríguez Breijo. Su familia había llegado a la villa tras ser destinado su padre para hacerse cargo de la jefatura del puesto que la Guardia Civil tenía en el Cantón.

José pasó los primeros quince años de su vida entregado, primero, a la realización de sus estudios en el centro escolar, donde le impartían clase los maestros Alfredo Castelo y Joaquín Paisal, y, después, en la Academia de don Ovidio. En plena juventud, tuvo que dejar Ortigueira y todo el mundo que había conocido para acompañar a su familia hasta la vecina localidad de Cedeira, donde finalizará su bachillerato.

Poco le duraron las amistades que había ido haciendo, puesto cuando contaba 18 años, su padre recibió en mandato de incorporarse a su nuevo puesto en el País Vasco, donde se estableció en Bilbao con toda su prole. Y allí se iniciará el joven José en una actividad para la que poseía más que unas buenas facultades la pintura.

Con sus 20 años cumplidos, concursó a una plaza en la Compañía Telefónica por oposición. Un mero trámite para conseguir su sustento, pues su objetivo en la vida era el de convertirse en pintor. Así que, tres años después, se matriculó en la Asociación Artística Vizcaína para asistir a las clases del gran pintor y dibujante asturiano Manuel Balsa Bermejo, conocido en el mundo del arte como El Ruso. Como él mismo recordó en una entrevista con otro excepcional pintor ortigueirés, Tomás Caula, aquellas primeras clases dieron lugar a obras de “paisajes al óleo reproduciendo lo que tenía delante” (1), un tipo de pintura que posteriormente abandonaría para sumergirse y recrearse en un modelo más conceptual y abstracto.

En el centro vizcaíno, Chavete se fue instruyendo en todo tipo de técnicas a través de la observación de otros artistas plásticos con los que fue manteniendo contacto, principalmente con los pintores que, como su maestro, utilizaban la técnica del óleo en sus trabajos. Después de cinco años de formación como pintor aficionado, el ortegano decidió dar un paso más e inaugurar sus estudios de pintura en la Escuela de Bellas Artes de Bilbao. Su tiempo de aprendizaje lo compatibilizó el joven artista con sus labores de crítico de arte y cultura en la revista bilbaína Chivato. Guía del Ocio. Gracias a este trabajo tendrá la oportunidad de entrar en contacto con algunos de los autores de más prestigiosos de la época, como eran Ibarrola o Jorge Otaiza, pero también con otros más jóvenes como Txomin Badiola o Darío Urzay. Una vez finalizada su formación artística, en 1984, el ortegano siguió subiendo nuevos peldaños en el mundo del arte, entrando, esta vez, como profesor de la Facultad de Bellas Artes, de Bilbao, donde impartirá clases de la asignatura de Análisis y Proyectos.

Las primeras exposiciones públicas de sus obras datan de 1979, año en el que fue invitado a participar en la Cuarta Bienal de Pintura de Bilbao, dentro de la Bizkaiko Pintura Gaur. Con esta muestra, sus cuadros recorrieron varias localidades de la provincia de Vizcaya, para, finalmente, ser expuestos en la Euskal Erakusketa Salmenta, que se celebró en Donibane Lohitzun (San Juan de Luz, Francia).

Pero será al año siguiente cuando Chavete de comienzo de su etapa más febril como pintor. Ese primer año, acudirá a numerosos eventos y certámenes colectivos, como fueron la exposición del Minimalismo y nueva figuración, que se realizó en Bilbao y Vitoria; la Tramesa Postal, que exhibió sus obras en varias salas de Barcelona, Pamplona y Bilbao; la de Poesía experimental española, que se expuso en la Casa de España de París, o la de Acción contra la trama del Arte Vasco, que se celebró en el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

En 1981, Chavete siguió con las demostraciones de su obra a la par de otros autores. Entre ellas estuvieron la Gilzapean Gaude Daude, con paradas en San Sebastián, Bilbao y Vitoria; la muestra 11 Pintores Vascos, en Orozko, o la Fantastic Art-Castel, en San Giorgio (Las Marcas, Italia). Ese mismo año, logró concluir su tesis, lo que le permitió elevar su categoría profesional al grado de doctor en Bellas Artes, y con ello poder acceder a una plaza en la reputada categoría de catedrático. Durante los años siguientes, José ejerció de director del Programa de Teoría y Método de Investigación Artística, dentro de los cursos de doctorado de su facultad, en donde, además, era profesor de los cursos de Elementos básicos de la plástica, morfología, análisis y proyectos de tecnologías pictóricas y color.

En el año de 1982, volvió a exhibir sus obras en nuevos encuentros artísticos. En primer lugar lo hizo dentro del certamen denominado La caja en el arte, con el que su obra recorrió las localidades de Bilbao, Pamplona y Estella; así como en la exposición Geométricos Vascos, que repetiría parte del recorrido anterior, al visitar las ciudades Bilbao y Pamplona, además de Vitoria y San Sebastián. A esta, le siguieron las de Pintores Vascos, en Oñate, y 8 artistas Vascos, en el Aula de Cultura de la CAM, en Bilbao, además de la denominada Artistas para una temporada, en la Galería Windsor, también en la capital vizcaína. En este año tan intenso, el pintor ortegano aún tuvo ocasión de asistir a la feria Arteder, de Bilbao, donde la organización le reservó un stand, una circunstancia excepcional que le mantuvo para la siguiente edición del certamen.

Su primera exposición individual la celebró al año siguiente, en la acreditada Galería Windsor de Bilbao, y tuvo ocasión de tomar parte en la creación de la asociación de artistas vascos Euskal Artisten Elkartea (EAE), de la que se convirtió en uno de los más importantes animadores de sus actividades reivindicativas. Con ella intervino en la Aekampada, en el Monte Urkiola, y en la Acción contra el Museo de Bilbao. También ese año, quiso honrar a sus raíces gallegas, presentando una exposición individual en la Casa de Galicia de Bilbao, con motivo del Día das letras Galegas.

Desde su primera muestra individual, los críticos se hicieron eco de su obra, como fue el caso del historiador Xabier Sáenz de Gorbea, quien advertiría en él a “un artista típica y tópicamente renacentista. Estudioso del espacio y de las matemáticas (2), mientras que el renombrado escultor Txomin Badiola lo percibiría como un autor diferente en el que “comienza a existir un planteamiento serio en [su obra] cuando sus ideas sobre el arte entran en contacto con la topología la matemática de conjuntos (algebra de Boole)”.

En 1984, Chavete volvió a estar presente en la Galería Windsor, a donde acudió para exponer dentro la muestra que se presentó sobre la Escultura Vizcaína actual, así como también lo hizo después en Chavete 80-84, en el Aula de Cultura de la CAM de Bilbao; en el Círculo de Bellas Arte, de Madrid; en 20 Artistas Vascos: exposición de artes plásticas; en la exhibición Artistas Vascos: pro campaña contra el hambre, del Banco de Bilbao; y en la Galería Vanguardia, de Las Arenas, además de en el Aula de Cultura de la Caja de Ahorros Municipal de Bilbao, y, ya en 1986, en la denominada Nervión-Bilbao.

En 1990, dejó la Facultad de Bellas Artes de Bilbao para volver a Galicia como profesor de la facultad homónima de Pontevedra, en acomodó sus tareas profesorales a las del puesto de vicedecano. Desde su nuevo centro, José colaboró en la organización Encuentros de Universidades Europeas, financiado a través del programa de movilidad Erasmus. Con posterioridad, ha ido ocupando otros cargos universitarios, entre los que estuvieron los de decano, de director del Departamento de Expresión Artística y, a comienzos del presente siglo, de la dirección del Departamento de Pintura de su facultad.

Actualmente, José Chavete es catedrático de Pintura, e imparte la materia de Audiovisuales, además de coordinar el Máster de Libro Ilustrado y Animación Audiovisual, y enseñar a dibujar y a utilizar el color en Diseño de Moda.

Por otro lado, hay que resaltar el hecho de que es autor de varios libros, entre los que se encuentran Las Facultades de Bellas Artes de cara al futuro y La construcción estética de la realidad, y del álbum ilustrado A Filla das ondas, que le fue editado por Kalandraka en 1999, y reeditado en 2003, así como de las películas de animación:  El viaje de las mariposas (dirección, pintura y montaje) y  Corre, corre, cabaziña (dirección artística y pinturas), de  la colección Contos do Camiño de OQO Films, en 2008 y 2013, respectivamente.

En múltiples ocasiones, José ha sido invitado a impartir sus conocimientos a través de conferencias, coloquios y cursos, destacando en este ámbito por haber sido miembro del comité científico internacional del congreso Arte, Ilustración y Cultura visual en educación   infantil y  primaria: construcción de identidades, que se desarrolló en Granada, en el año 2010, y de la II International Conference on Illustration and Animation, que tuvo lugar en Oporto, en el 2013, y haber formado parte del jurado del Premio Internacional de Ilustración, dentro del Premio Europeo Cociña de Contos.

Entre los premios más relevantes que recibió a lo largo de su carrera artística están los accésits recibidos en las ediciones de 1982 y 1983 del Certamen Gure Artea, que patrocinó el Gobierno Vasco.

Chavete colabora habitualmente con las revistas Sintonía, Chivato y Tarte, donde, al igual que había hecho en otros medios periodísticos, ha publicado numerosos artículos sobre las más diversas expresiones artísticas.

Finalmente, decir que su pintura actual pertenece a la corriente denominada Posminimalismo, en la que, según él mismo dice, “la obra se autodefine” (3).


NOTAS:
1. Entrevista a José Chavete, pintor y decano de la Facultad de Bellas Artes, de Tomás Caula Villar. La Voz de Ortigueira, 27 de mayo de 1994.
2. Sáenz de Gorbea, X. Misterio primitivo del escultor Lertxundi y arte renacentista en Chavete, en Deia, 27 de enero de 1983.
3. Entrevista a José Chavete, pintor y decano de la Facultad de Bellas Artes, de Tomás Caula Villar. La Voz de Ortigueira, 27 de mayo de 1994.

Para saber más:
- Sáenz de Gorbea, Xabier. “Misterio primitivo del escultor Lertxundi y arte renacentista en Chavete” Deia 27 de enero de 1983.
- Caula Villar, Tomás (1994). “Entrevista a José Chavete, pintor y decano de la Facultad de Bellas Artes”, La Voz de Ortigueira, 27 de mayo de 1994.
Suárez Sandomingo, José Manuel
Suárez Sandomingo, José Manuel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania