Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las cartas del abuelo Pascasio: En un país mal gobernado

miércoles, 18 de enero de 2017
Muy querida nieta Cristina:

Menos mal que acá arriba estoy inmunizado contra todas las variedades de virus que produce el laboratorio clandestino del gobierno presidido por don Mauricio pero me duele ver el sufrimiento que se inocula directamente en vena a un pueblo que en otros tiempos fue el más generoso del mundo. El equipo que dirige los asuntos públicos se implica activamente en la represión de los mapuches en Chubut y actúa con violencia contra los “manteros” que intentan ganar un pesito en las veredas de la céntrica plaza del Once. Es evidente que son los más eficaces productores de dos clases de miseria: la cultural y la económica.

Al mismo tiempo son también muy amorosos y permisivos con todo aquel delincuente que le entrega la pertinente coima. La alegre minera canadiense de la Barrick Gold vierte cianuro a lo loco para evitar que se desarrollen las larvas de los mosquitos en los hermosos lagos patagónicos. Es lógico que sean felicitados por las autoridades sanitarias ya que además de no pagar impuestos son activos colaboradores en la prevención de enfermedades. Esta buena empresa ayuda al aumento de la cuenta exterior de un ministro que no se como se llama pero que lo conocés por llevar siempre un gorrito de colores en la cabeza.

El señor presidente utiliza sus muchas vacaciones para pensar en sacarle rendimiento a la empresa familiar utilizando sus contactos privilegiados. Hay que reconocerle iniciativa. Se le acaba de ocurrir un flor de negocio. Se trata de la concesión de una licencia de importación a la empresa SIDEQUIP perteneciente al grupo SOCMA (Sociedad Macri) para traer autos y camionetas fabricados por el gigante automotriz chino DFSK. Al frente de SIDEQUIP está un descendiente de nuestra sangre que quedó automáticamente desheredado después de manifestar sobre los vehículos importados que “rápidamente se convertirán en herramientas esenciales para los trabajadores”.

Los abuelos emigrantes no aceptamos en nuestra comunidad sentimental de gallegos honrados a quien se vendió a un grupo empresarial que semeja ser una delegación de la Ndrangheta di Catanzaro. El salario de este director está manchado. Lo vemos salpicado con las lágrimas de los desocupados de la industria automotriz local que perdieron su empleo. La fábrica donde llevaban años es empujada al cierre por la competencia desleal de factorías con mano de obra barata. Lo peor de todo es que nos quiere chamuyar con el habitual cinismo para votantes globoludos. Los vehículos chinos son baratos en origen pero acá están lejos del alcance del trabajador que se quedó sin laburo. El que sonríe es el sojerito exportador que no paga impuestos y va a tener una flamante camioneta por menos de 10 mil dólares.

Lo que llama mucho la atención es la actitud del anestesiado ciudadano que se entretiene insultando a la coya jujeña mientras se caga de calor en su departamento al no poder prender el aire acondicionado. El futuro lo marcará el efecto de la anestesia. Antes o después se dejará de justificar el delictivo modo de actuación de un grupo político que a nosotros –-viejos emigrantes--- nos cuesta entender haya recibido el apoyo de millones de ciudadanos. Me viene a la memoria un dicho de Confucio que debería de hacer reflexionar a los que siguen con la venda en los ojos. El gran sabio decía: “En un país bien gobernado, la pobreza es algo de lo que estar avergonzado. En un país mal gobernado, la riqueza es algo de lo que estar avergonzado”.

Me despido. Hoy tengo sesión especial de cine. Me invitaron al estreno celestial de la última película del director gallego Oliver Laxe. El tema argumental que desenvuelve en Mimosas es de nuestro particular interés ya que nuestra milenaria etnia galaica está muy preocupada por una muerte y un funeral en condiciones dignas. Recibe el cariño del viejo fonsagradino que te desea un año de buena salud para derrotar los cobardes ataques del régimen macricida.

Pascasio Fernández Gómez
Suárez Suárez, Manuel
Suárez Suárez, Manuel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania