Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Cómo afianzar una relación de pareja

viernes, 16 de diciembre de 2016
Si hay algo que muchas personas anhelan, desde el momento en el que encuentran a su media naranja, no es otra cosa que tratar por todos los medios de afianzar su relación. La estabilidad en una pareja, lo queramos o no, es algo que al ser humano le proporciona una gran estabilidad emocional y por lo tanto al mismo tiempo una gran satisfacción. Algo que se traduce en esa seguridad de saber que va a tener siempre a alguien al lado para compartir esos momentos buenos y esos que no lo son tanto.

Pero claro, el hecho de consolidar una pareja, el hecho de evitar el desgaste como consecuencia del paso del tiempo, es algo que no es siempre es tan sencillo como uno se pueda imaginar. Son muchos los detalles que hay que tener en cuenta, aunque, gracias al sentido común, y gracias a plantearnos algunas de las situaciones más cotidianas del día a día, no solo se pueden hacer grandes avances sino que se pueden sentar unas bases lo suficientemente firmes como para que una pareja no corra el riesgo, al menos inmediato, de resquebrajarse.

Ponte siempre en el lugar del otro

Una discusión, aun cuando esta no es muy intensa, no tiene nunca un vencedor. Las dos partes de la pareja van a salir perjudicadas. Entonces, ante este hecho que se presenta como algo irrefutable, lo mejor que podemos hacer siempre es hacer todo lo posible por ponernos en el lugar de la otra persona.

Cierto es que la versión de los hechos que tiene uno mismo ante una discusión parece la más acertada y la que más se ajusta a la realidad. Sin embargo, será esa empatía, esa capacidad de tener en cuenta el pensamiento de la otra persona lo que haga a la pareja afrontar las discusiones como algo constructivo.

De hecho, son muchos los psicólogos los que aseguran que una discusión bien llevada es una ocasión perfecta para tender puentes y crear mecanismos a partir de los cuales ambas partes se puedan llegar a conocer mucho mejor de modo que la simbiosis entre ambas será mucho más fuerte. Un estrechamiento de lazos que no hará otra cosa que generar unos beneficios a largo plazo imprescindibles para que la pareja sea lo más sólida posible.

No hay que dar por sentado los sentimientos

¿Cuántas veces una pareja se demuestra sus sentimientos? La respuesta es clara: muchas menos de las que cabría esperar. Y esto no quiere decir que el amor, el afecto, el cariño y el respeto no existan. Esto solo quiere decir que el ser humano, en más ocasiones de las que le gustaría no tiene esa capacidad para abrirse a la otra persona dentro del terreno de los sentimientos.

Esto es algo que hay que cambiar. Incluso se podría decir que esto es algo que hay que erradicar siempre que se pueda. El hecho de no demostrar los sentimientos puede dar lugar a la confusión. Puede ser que alguna de las dos partes no lo interprete de la manera correcta y asuma que ese sentimiento no existe.

En consecuencia, una buena práctica, y además no cuesta tanto llevarla a cabo, puede ser demostrarse esos sentimientos a través de las palabras. Muchas veces no somos conscientes de lo reconfortante que puede llegar a ser escuchar un “te quiero” de labios de la persona con la que se comparte el día a día. Entonces, ¿por qué no hacerlo?

No dejes que la llama de la pasión se apague

Aun a riesgo de que pueda parecer un tópico, no se puede negar la certeza que encierra esta afirmación. Todas las parejas tienen su momento álgido de pasión en los primeros meses de relación. Una pasión que puede correr el riesgo de ir decreciendo con el paso del tiempo. Por ello siempre es conveniente mantener esa llama viva ya que, según muchos estudios, el sexo es uno de los pilares más importantes de una relación.

No siempre es sencillo innovar o romper la monotonía y la rutina en este aspecto pero es cierto que siempre podemos echar mano de alguna tienda erótica, como puede ser el caso de mi orgasmo, la cual, puede ofrecer siempre algunas alternativas realmente interesantes para este tipo de situaciones.

El sexo no es solo placer. Es una manera muy íntima de relacionarse que tiene la pareja. Además, ayuda a liberar una serie de hormonas que permite al ser humano estar con un estado de ánimo mucho mejor. Además, ayuda a relativizar mucho los problemas cotidianos por lo que seguramente las pequeñas discusiones no tengan lugar. ¿Hace falta alguna prueba más para demostrar que las relaciones íntimas no pueden faltar en una pareja?

El arte de potenciar las virtudes

Sin lugar a dudas esto es lo más complicado dentro de una relación de pareja, aunque, dicho sea de paso, seguramente puede llegar a ser de lo más útil. Partiendo de la base de que ambas partes tienen sus defectos y sus virtudes, hay que hacer un esfuerzo por tratar de ensalzar las virtudes. De nada sirve centrarse en los defectos que pueda tener la otra persona. Seguramente ella ya sea consciente de ello y estará poniendo todo de su parte para poder ponerle solución. ¿Por qué entonces se va a seguir haciendo hincapié en ese sentido?

De este modo lo que se busca es que la pareja sea consciente de lo bueno de la otra persona y del valor que tiene tenerla al lado. Centrarse en lo negativo no hace otra cosa que alimentar una y otra vez la frustración que pueda tener una persona. Hace que la negatividad aflore sin apenas darse uno cuenta y hace que el estado de ánimo no sea el mejor para afrontar los problemas por lo que la resolución que se les da en muchas ocasiones no son las mejores que uno puede dar.

O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania