Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Se les olvidó que manda el pueblo

lunes, 05 de diciembre de 2016
Debe ser un vicio propio de los ricos. Mandar sin que el mandado rechiste. Imponer sin convencer. Gestionar el orden preciso a los intereses de la nomenclatura del dinero. Elevarse por encima de las nubes y así, no tener que contemplar las necesidades y miserias de las clases populares...

Hartos de estar hartos, surgieron los movimientos populares del 15-M. Los parias se indignaron. Las urnas dieron paso a los partidos emergentes. Los miembros de la partitocracia acuñaron el término "populismo". Los medios de comunicación audio visuales para alienar y amaestrar la dignidad ciudadana, procedieron con el uso del miedo. Ese miedo que administran los poderosos cada vez que algo les preocupa.

Pero qué curioso. Hasta en la casa madre del capitalismo y la globalización económica, los desheredados, rompieron con la nomenclatura y votaron a un personaje que nos vuelve a poner en la teoría que señala al siglo XXI con los mismos caminos que el siglo XX. No se olviden que aquel cabo del bigotín, también ganó las lecciones en Alemania, y sus ideas, logró extenderlas por la culta Europa. ¡Eso sí que debería dar miedo!.

Pero centrándonos en nuestro solar Ibérico. La cara amable del PP, se ha puesto a negociar. Negociar en Cataluña. Negociar con los nacionalistas vascos. Negociar con los socialistas. Negociar con los maltrechos sindicatos. Negociar con la Troica. Hay que ganar tiempo. En el camino habrá que dar algunas migajas. Pero la hoja de ruta está trazada. Frenar a PODEMOS y esperar que se despedacen entre sus líderes. Dar vidilla al PSOE para que no pierda del todo la manija de la izquierda. Alcanzar los acuerdos que dicta Bruselas, mediante: nuevos impuestos que no afecten a las clases populares, miserable subida del salario mínimo, que sigue siendo irrisorio, entrega a los derechos histéricos de Euskadi -cupo y Concierto Económico, incluso alguna trasferencia más- Guiños a la derecha nacionalista catalana, para que se libre de la izquierda anarquista de la CUP, Mejor reparto del déficit público entre las cuentas del Estado y las de las Autonomías, con la derivada de mantener las prestaciones del bienestar social.

Puede que alguna bofetada ejemplarizante a los golfos defraudadores.

Pero todo ello, para ganar tiempo. ¿Qué tiempo?. El preciso para convocar unas elecciones en las que la derecha vuelva a tener la sartén por el mango.

Gestos en materia legislativa: La ley "mordaza", la LONCE, La promesa de reformar la Constitución. ¡Qué buenos y permeables se han vuelto!.
Los que tienen que estar perdidos son los muchachos de Cs. ¿Dónde se han quedado?. ¿Son útiles?. ¿Les ha utilizado el PP y ahora les ignora?. Pero, además de enfurruñarse, no deben promover nuevas elecciones. Pueden desaparecer en el abrazo del oso que les ha dado el PP.

Miremos a la calle Ferraz del madrileño barrio de Argüelles. ¿Es lícito y moral que la gestora siga mandando y no haya convocado el Congreso del PSOE?. Cada día se nota más el tufillo a maniobras orquestadas desde Andalucía. ¿Y en Galicia?. A este paso, cualquiera puede ser secretaria general de los socialistas gallegos. Quién sabe si en otro rebote, la alcaldesa de Lugo, no se ve encumbrada a la cúspide, en una historia de cuento de hadas, dónde el príncipe era un sapito y la doncella una flor que siempre estuvo en el momento oportuno, en el lugar preciso, sin hacer nada, pues nada sabe, y nada vale.

Como quiera que lo de Cataluña y Euskadi, le va a costar dinero al Estado, y la tarta es común; para compensar el trozo que se tragan los de siempre, a costa del hambre en Galicia, puede que nos regalen la concesión de la AP9.

Sólo queda una incógnita. Las pensiones. Más de nueve millones de trabajadores que han cotizado hasta la extenuación, no sólo pierden poder adquisitivo cuando no son aprovechables por el mercado laboral, es que pueden sufrir la mayor estafa de la historia. Haber cotizado para "el inglés".

Sólo por lo que han hecho estos mandarines, alguien debería pedirles daños y perjuicios. No les basta con que las pensiones coticen dos veces al IRPF. Es que se han gastado los ahorros populares. Es que, con la reforma laboral y las prebendas en materia de cotizaciones a las empresas, nos han robado la solidaridad inter generacional del sistema. ¿Y ahora qué?. Dicen que para mayo empezarán a resolver la cuestión. ¿Y si se vuelve a disolver el Parlamento, que pasará con el derecho a las pensiones que hemos consolidado durante más de cuarenta años?.

Me parece que voy a tener que preparar la camisa partisana...
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania