Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La carta de Lara Méndez a Feijóo

sábado, 03 de diciembre de 2016
Publicaba La Voz de Galicia de ayer el texto íntegro de la carta remitida por la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, al recién reelegido presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo (siempre dudo si lleva tilde, pero como él se la pone no hay más que hablar). La época es adecuada porque es cuando toca mandar las peticiones a los Reyes Magos, pero el tono empleado no parece ser el más oportuno para dirigirse ni a sus majestades de oriente ni a un presidente autonómico.

En algunas cosas le doy la razón porque es obvio que la tiene, pero la dureza del texto no parece que sea precisamente acorde con su perenne sonrisa pública y el estilo conciliador que se necesita para estas cosas. Vamos a echarle un vistazo.

Primeiramente, como alcaldesa de Lugo, quero trasladarlle, tanto no meu nome como no da corporación municipal e do pobo de Lugo, os parabéns pola súa toma de posesión como presidente desta nosa comunidade.
Comeza a X lexislatura da Xunta de Galicia e creo que, polo tanto, é o momento oportuno para establecer novas fórmulas de relación entre a entidade local e a administración autonómica que temos a honra de presidir e representar. Por este motivo, solicítolle fixar unha data para manter unha xuntanza de traballo coa finalidade de tratar temas da súa competencia en Lugo e enfocar as actuacións da Xunta nesta cidade para os vindeiros catro anos. Evidentemente, é certo que o Concello xoga un papel fundamental no desenvolvemento da cidade, pero tampouco é menos certo que a Xunta desempeña un papel determinante ao tomar decisións que afectan directamente a todos e cada un dos 98.134 lugueses.

Tal e como dixo vostede publicamente, “comeza un tempo novo, un tempo de acordos, para afrontar os grandes retos que ten a sociedade por diante”. Pois ben, no que a Lugo se refire, a Xunta ten grandes retos que afrontar. A dotación dos servizos de Hemodinámica as 24 horas, e a finalización da implantación completa de Radioterapia e Medicina Nuclear no HULA, a conversión do Cuartel de San Fernando en Museo da Romanización, a construción da Ronda Leste, a dotación de servizos no barrio da Residencia, prazas públicas de residencia e centro de día para os nosos maiores, prazas públicas de gardería, o equipamento do novo auditorio, a construción da estación intermodal, a execución do Plan Paradai, a continuidade do plan de rehabilitación de vivendas na Tinería, a posta en valor do Camiño de Santiago ao seu paso por Lugo, ou as competencias en materia de servizos sociais son algunhas das cuestións que debemos abordar conxuntamente e de inmediato porque son vitais para o futuro do concello lucense.

Sabe coma min que, como alcaldesa e presidente, debemos defender os dereitos dos veciños e veciñas, aos que por riba de todo nos debemos, e preservar o seu benestar e a súa calidade de vida, sen ser discriminados con respecto a outros. Pero en Lugo non nos sentimos así. Son consciente do tempo no que nos tocou administrar, onde se deben priorizar uns investimentos por outros, pero agora ben, non vou permitir unha distinción inxustificada da miña veciñanza con respecto a outra das demais cidades galegas.
Lara Méndez


Lo primero que me llama la atención es que felicite a Feijóo por su toma de posesión, cosa bastante extraña, aunque ese error también lo cometieron otros líderes en distintas ocasiones. Lo normal es congratularse de la victoria electoral o, llegado el caso, de la investidura, si bien el momento elegido sí suele ser la toma de posesión. Pero es raro que el texto aluda únicamente a ese acto simbólico y no al respaldo en las urnas, que es lo realmente importante. En cualquier caso es un pequeño detalle sin mayor relevancia.

Me choca más el comienzo del segundo párrafo, que asegura que “Comeza a X lexislatura da Xunta de Galicia”. Es grave que la cabeza de nuestro municipio no distinga entre el poder legislativo y el ejecutivo o que no sepa que la Xunta no cumple legislaturas, sino que es el Parlamento de Galicia el que las va acumulando ¿Un tecnicismo? Quizá sí, pero estas cosas suelen tener un trasfondo, que es el demostrar que se entiende el concepto mismo de cómo funciona un estado de derecho. Es parecido a lo que les contaba ayer de la carta de la Agencia Tributaria.

Otro “tecnicismo” es que la alcaldesa no menciona ni una sola vez al “municipio de Lugo” sino a la “ciudad”, obviando a toda la zona rural de nuestro extensísimo territorio. No hace falta una enumeración de parroquias, tampoco exageremos, pero sí es conveniente que se note que se distingue entre ambas cosas. Éste sí que no me parece que sea un asunto menor ya que trasluce la sensación de que Lara Méndez se considera alcaldesa de una ciudad, de un recinto acotado en un municipio que tiene una enorme zona rural con necesidades importantes.

A continuación, y apelando al tono favorable a acuerdos anunciado por el propio Feijóo, la alcaldesa enumera una serie de cuestiones que afectan a Lugo y que son competencia de la Xunta, entre las que incluye la construcción del Museo de la Romanización en San Fernando (cuestión para la que no hay un acuerdo unánime aunque sí mayoritario entre los concejales) o la ejecución del Plan Paradai (lo suyo sería decir “continuación”, porque algo hay hecho, como todos sabemos). Es chocante por otra parte que se aluda a la puesta en valor del Camino de Santiago en Lugo, cuando el propio Ayuntamiento ignora ese asunto olímpicamente y no hace el más mínimo esfuerzo por promocionarlo destinando, eso sí, euros públicos para hacer teatro y tonterías en el cementerio (sí, sé que insisto con ese asunto pero es que me resulta ofensivo por la comparación).

De todas formas, no me parece tan criticable el rosario de demandas, que es lógico en una misiva de ese tipo, como el tono de la carta en sí. Es curioso que en ningún momento se hable de aunar esfuerzos, o de buscar fórmulas de colaboración incluso en temas como el equipamiento del Auditorio en que la Diputación ya ha acordado participar, y ni siquiera tiene la atención de finalizar con una frase de despedida de cortesía, que es lo suyo. Corta el texto repentina, incluso abruptamente, tras una advertencia que, por otro lado y como alcaldesa, me parece un poco cargada de bombo.

No deben de estar muy satisfechos con un texto que ni siquiera recogen íntegro en la web municipal. La página se limita a reproducir partes de la carta pero no la facilita entera. Incluso afirman que en dicha misiva se invita a Feijóo a visitar Lugo, cosa que por mucho que releo no encuentro por ninguna parte.

Termino como empecé, con mi sorpresa por un texto que no se corresponde con la Lara Méndez que veo en la prensa habitualmente sonriente, o con la Lara Méndez que siempre tiene la cortesía de saludar afectuosamente incluso a quienes, como yo, somos críticos con ella. La carta la veo absurdamente combativa y poco adecuada para sentar las bases de un diálogo, pareciendo más un documento de época electoral que de respetuosa relación entre instituciones. Y esto de cara al público, no me quiero imaginar la reunión.

Y lo de la inexperiencia ya no me vale, que ya lleva un tiempo más que considerable en ese mundillo.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania