Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

¿Qué es un grow shop y por qué son tendencia?

miércoles, 23 de noviembre de 2016
En marzo del 2015 se debatía en Holanda una ley llamada Ley Growshop. Los ojos del mundo digital estaban encimados y preocupados por lo que sucedería. Se estaba aprobando una ley para la regulación y vigilancia extrema de los grow shops, un tipo de establecimientos que se habían convertido rápidamente en lugares de culto para muchos jóvenes. Aunque las grow shops existen desde mucho tiempo atrás, este hecho sirvió de desencadenante para que el debate público comenzara nuevamente. El país de donde había surgido la tendencia, le estaba acusando.

La definición básica de un grow shop

Un grow shop, traducido de forma literal, significaría una “tienda de cultivos”. Es decir, en esa tienda podrías encontrar todo lo que necesites para preparar tus cultivos desde la germinación de las semillas hasta la cosecha. No obstante, el término ha mutado un poco desde su traducción literal. Por tanto, un grow shop es un establecimiento donde se venden todos los implementos para el autocultivo de marihuana, o la planta de Cannabis sativa, desde abonos hasta estructuras para cultivos en interiores.

Así, a primera vista, el término podría resultar transgresor. Pero, nada más erróneo. Actualmente, el consumo de marihuana de forma medicinal, cultivada por sus propios consumidores, está siendo un tema de absoluta importancia por muchos de nuestros gobiernos hispanoparlantes. La interpretación más sencilla tendría que ver con la efectividad de esta planta tabú en el tratamiento de algunos padecimientos, como también podría estar sujeta esta situación actual a que el autocultivo destruiría el tráfico o contrabando, quedando todo más claro para los entes rectores.

El consumo en el mundo, actualmente

El consumo de marihuana o de Cannabis en el mundo no ha hecho más que acrecentarse. La proliferación de las tiendas de tipo grow shop dan muestras claras de ello. Salidas con el comienzo de milenio, las grow shops tuvieron su comienzo en la capital holandesa, Ámsterdam. A pesar de ello, el desarrollo masivo de estos establecimientos se ha dado en dos países, principalmente: Canadá y España.

La planta de Cannabis sativa ha estado en la luz pública durante mucho tiempo en estos últimos 3 o 4 años. La razón de peso es que siempre se le asocia a la cura o tratamiento de enfermedades cuyos procedimientos clínicos convencionales son costosos, o inexistentes. Enfermedades como el cáncer, la diabetes o el párkinson han estado asociadas a estos cuestionamientos, lo que, sin dudas, ha incrementado el interés, y el posterior consumo. Estas situaciones se unen a lo tradicional del consumo en jóvenes y estudiantes, pasando por adultos bien entrados en edad que guardan sus viejos hábitos bohemios, con cultivos propios o proveedores fichados.

En algunos países, como en Uruguay, la legalización de la plantita ha llegado antes que los negocios de grow shop. En otros países, como los mencionados arriba, este asentamiento con consentimiento gubernamental podría ser un desencadenante claro de otras intenciones como, quizás, la legalización pronta del consumo de marihuana.

Al borde de la legalización

Aunque en España el consumo personal de Cannabis sativa está permitido, las leyes que defienden esa postura se prestan para un sinfín de interpretaciones, producto de su propia ambigüedad. De hecho, también es legal que un ciudadano cultive de forma artesanal, en exteriores o interiores, hasta 5 plantas de marihuana.

La venta, en España, está prohibida. La venta de la planta es condenada inmediatamente. En las grow shops es recurrente ver compras de semillas de colección, llamadas así porque en el país también se prohíbe la germinación de estas semillas de alta calidad al paladar de sus consumidores. Semillas cotizadas como las de BlueBerry, AK-47 o la célebre Moby Dick XXL se pueden conseguir en las mejores grow shops del país, pero, sólo para colección. Para tenerlas en un frasquito con el que alardear a las amistades más cercanas.

El desembarco de muchas grow shops en las principales ciudades podría ser un hilo conductor para la flexibilización de las leyes en torno a la marihuana. No obstante, esto no deja sin efecto que pudiera ser todo lo contrario: un endurecimiento de las leyes y la prohibición total.

Abarrotes en el consumo medicinal

Algunas enfermedades de recurrente padecimiento, como la arterioesclerosis, glaucomas, dolores musculares, migraña, síndromes pre menstruales, son tratadas efectivamente con la Cannabis sativa, y su uso efectivo está comprobado científicamente. El consumo medicinal de la marihuana en estos casos ha sido tolerado y muchas personas afirman, con total firmeza, que usar la planta les ha permitido ahorrarse malestares, y dinero de consultas médicas tradicionales.

Otros problemas de salud más complicados, como los tumores cancerígenos en pulmones o cerebrales, gastroenteritis y hasta el alzheimer, han visto reducida su incidencia en personas que se han tratado con la planta tabú de nuestra época.

Así, a vista rápida, los efectos medicinales de la Cannabis estarían comprobados y más que probados por un buen trozo de la población. Por ello, la mayoría de los consumidores en España han visto como una bendición la aparición de las grow shops. Aunque, ahora, con el surgimiento de tantos establecimientos comunes, es difícil hacerse una idea de cuál sea el más recomendable.

El caso Begrower, y por qué debe replicarse

Begrower es una tienda online sobre cultivo de marihuana. El nombre del emprendimiento, que hace gala de un sentido del humor exquisito, es una variante de una canción de Bob Marley que reza “Be Happy”. Por eso, https://bobgrow.com es un buen ejemplo de un grow shop legal que cumple las normas, y de lo que deberías buscar en una grow shop.

La atención personalizada, basada en la experiencia como compradores y cultivadores de este grupo de amigos con orígenes distintos en toda la península, y la simpatía, o amor, con la que llevan a cabo su tarea es admirable.

Ofrecen todos los servicios posibles para que veas crecer tu planta de la mejor manera. Son especialistas en muchísimas clases de la Cannabis, y asesoran de acuerdo a lo que el cliente desea. Se esmeran afanosamente en resolver todas las dudas de los clientes, antes de querer vender un producto. Si saben que no podrán ofrecer lo que el cliente necesita, muestran toda su honestidad y le dicen qué podría hacer para tener su cultivo en óptimas condiciones.

Uno de los puntos a favor de Begrower es su política de envíos gratuitos a toda España en consumos mayores a, tan sólo, 50 euros. En un mundo humeante donde existen muchas grow shops, Begrower planea posicionarse como un referente del sector. En su web oficial, ofrecen asesoría gratuita vía correo electrónico. Siempre se despiden diciendo: “Salud, amor, y buenos humos”.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania