Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Estudio del apellido Pérez por tierras de Galicia

jueves, 15 de febrero de 2007
Introducción
Según la obra Nobiliario de el Reino de Galicia, que escribió Baltasar Porreño en 1572, acerca de este apellido dice: "Pérez, linage noble y antiguo de este Reyno a quien dio gran renombre Gomez Pérez Oboo (que significa hombre bueno) el qual fue un gran Caballero de esta nación a quien dieron el apellido de Oboo por haber sido un hombre de gran valor y bueno para la Republica y Reino de Galicia. A este Caballero atribuyen la fundición del Monasterio de San Salvador de Vergondo a una legua de Betanzos; asi mismo le atribuyen el edificio de la puente de Eume o Ume, que es una de las Mayores que hay en España y otra que llaman la Puente del puerco, con gran número de Yglesias que fueron fabricadas por su orden. En todos sus edificios ponia un jabalí por insignia y asi los naturales en viendo un jabalí en alguna obra luego dicen es fabrica de Don Gómez Pérez el Bueno; y por que en el templo de San Salbador de Bergondo está puesto un jabalí por, están resueltas en que es obra del dicho Caballero. De ordinario anda junto este apellido con otros nobles de Reyno, como Pérez de Monterroso, Pérez Maldonado.
Ares Pérez fue uno de los cuatro Caballeros Gallegos que tubieron en su guarda en el Castillo de Miño al Rey Don Alonso el setimo en su menor edad.
Bernardo Pérez hijo del Conde Don Pedro de Trava, fue gran Caballero en tiempo del dicho Rey, y confirmó un privilegio suyo concedido al Monasterio de Sobrado.
Nuño Pérez fue un gran Caballero a quien el Rey Don Alonso estando en Salamanca a 12 de Agosto de la era de 1234 hizo merced del realengo de Peratenez de San Miguel de Morgadanas.
Osorio Pérez fue Mayordomo del Rey Don Ramiro.
Don Nuño Pérez fue Dean de Tuy y después Obispo, por la era de 1312.
De un nombre Arzediano llamado Marios Pérez se hace mención tratando de Monasterio de San Francisco de Vivero.
Frey Fernando Pérez fue Comendador de Herrera en la Orden de Alcantara.
Don Gonzalo Pérez fue decimo... de Alcantara el año de 1296 murió el año de 1312.
Don Suero Pérez natural de este Reyno fue XX Maestre de esta Orden, hijo de Giraldo Pérez de Maldonado, como lo manifiesta el Escudo de sus Armas que está en el Convento viejo de Alcantara, con cinco flores de Lis, que son insignias de los Maldonados.
Frey Don Basco Pérez fue Comendador de Santivañez en la dicha Orden.
Don Ruy Pérez Maldonado hermano del dicho Suero Pérez, le concedió en el Maestrazgo de Alcantara, y fue el trece de esta Orden, en la qual Frey Sancho Pérez fue Comendador de Benquerencia.
Nuño Pérez Gallego fue Comendador de Belvis en la dicha Orden.
Doña Mayor Pérez fue insigne benefactora del Monasterio del Santa Clara de Pontebedra. Fuera nunca acabar querer recibir las insignias y memorables personas Gallegos que ha tenido este apellido de Pérez.

Julio de Antienza, en su obra Diccionario Nobiliario Español, editorial M. Aguilar, 1948, páginas 1074/1075 dice: "Pérez: Apellido patronímico, derivado del nombre de Pedro, por lo que no tienen ninguna relación genealógica entre sí los diversos linajes que le ostentan. Muchos de éstos probaron su nobleza en las Ordenes militares de Santiago, Calatrava, Alcántara, Montesa, Carlos III y San Juan de Jerusalén; en las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada, en la Real Audiencia de Oviedo y en la Real Compañía de Guardias Marinas. Don Luis Pérez de Valenzuela fue creado Marqués de Campo Real en 1689; don Alfonso Pérez de Saavedra y Narváez, Conde de la Jarosa, en 1720; don Juan Manuel Pérez de Tagle, Marqués de las Salinas, en 1733; don Grabiel Pérez de Alderete, Marqués de Peñacerrada, en 1761; don Pedro Pérez Valliente y Brost, Conde de Casa Valiente, en 1791; don Manuel Pérez Seoane y Rivero, Conde de Velle, en 1850; don Manuel Pérez Seoane y Martín, Conde de Gomar, en 1875; doña Angela Pérez de Barradas y Bernuy, Duquesa de Denia, en 1882, y de Tarifa, en 1886; don Manuel Pérez de Guzmán y Gordón, Marqués de Jerez de los Caballeros, en 1886, y don Luis Pérez de Guzmán y Nieulant, Marqués de Bolaños, en 1886.

Sus armas: Los de Asturias y Galicia traen escudo partido 1º, en campo de plata, un peral de sinople, frutado de oro, y bordura de azur, con tres flores de lis de plata, y 2º, en campo de oro, un león rampante y coronado, de púrpura. Los de Vizcaya y los de las montañas de Burgos traen: en campo de oro, un árbol de sinople, y dos lobos de sable, linguados de gules, atravesados al pie del tronco. Los de Toledo y Extremadura traen: en campo de sinople, una torre de plata, sobre unas peñas al natural, y, saliendo de su homenaje, un brazo armado, con un hacha encendida en la mano; bordura de plata, con cuatro jaqueles de sable, cargado cada uno de una estrella de oro, y cuatro fajas de azur, alternando. Los de Huesca traen escudo partido: 1º, en campo de oro, cuatro palos de gules, y 2º en campo de plata, un árbol de sinople, con dos peras de gules, colgando. Otros de Aragón traen: en campo de plata, tres peras de púrpura, bien ordenadas. Los de Navarra traen escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, un puente de piedra, mazonado de sable, y 2º, en campo de plata, una caldera de sable. Los de Pamplona traen: escudo jaquelado de oro y gules; en abismo, la esmeralda de Navarra. Otros traen; en campo de plata, una banda de sinople, engolada en dragantes del mismo color, y acompañada en lo alto de un peral, con tres peras de oro, y en lo bajo, de un león rampante, de gules. El Emperador Don Carlos I concedió, por privilegio dado en Sevilla a 24 de Noviembre de 1541, el siguiente escudo de armas a don Francisco Pérez, regidor del Cuzco: en campo de gules, un tigre rampante, de oro; bordura de azur, con siete rosas de oro".
El que fue Director de la Real Chancillería de Valladolid, don Alfredo Basanta de la Riva, en su obra: "Sala de los Hijosdalgos. Catálogo de todos sus pleitos, expedientes y probanzas", recoge doscientos setenta y cinco expedientes de hidalguía correspondientes a personas con el apellido Pérez, ello, sin contar con el apellido compuesto, Pérez de Abalos Fernández, Fausto a Pérez de Zudaire y Barrio, Mariano; que son otros quinientos sesenta y siete expedientes; ello sin contar los que puedan existir en la Real Chancillería de Granada.
Referente a lo anterior, mencionar que dicho catálogo contiene varias referencias a expedientes de este apellido cuyos demandantes eran vecinos de las antiguas provincias de Lugo y Mondoñedo, entre ellos Ginés Pérez Freijoo, vecino de Monforte de Lemos, año 1710 y Pedro Pérez de San Payo, de la misma vecindad, año 1715.
El Cronista Rey de Armas D. Vicente de Cadenas y Vicent, en su obra: "Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica", editorial Hidalguía, 1987; en las páginas 1385 a la 1394 recoge las armas de los distintos linajes del apellido Pérez y Pérez de Acevedo a Pérez de Zúñiga, que hemos considerado no incluir en este informe.

El Padre Fray José Santiago Crespo, mas conocido por Padre Crespo, en su monumental obra Blasones y Linajes de Galicia, tomo IV, páginas 10/13 dice este apellido: PÉREZ, apellido patronímico del nombre de Pedro, muy prodigado también en Galicia, donde se delimitan algunos de sus linajes por el correspondiente componente diferenciador que adhieren al Pérez, para distinguirse entre sí.
En 1506 Álvaro Pérez, vecino de la feligresía de San Cosme de Barreros (ob. de Mondoñedo) hijo de Diego Blanco y de María Vidal, nieto de Alfonso Vázquez y de Leonor de Medilla, inicia su prueba de nobleza (Archivo Galicia. Leg. 1415, nº 10).
Como pasajero para Indias en 1513 aparece con el nº 985 Juan Hernández de Tuy, hijo de Juan Pérez y en 1517 (nº. 2362) Alonso Gallego, vº. De Noya, cuyo padre se llamaba Gonzalo Pérez, c.c. María Alonso.

Juan Pérez, c.c. Josefa Torres, es el padre de Tomasa Pérez, fª el 12 de mayo de 1788 en el Lugar de Carballal, Villalonga.
José Pérez, c.c. Toma de Lores, del lugar de Peay, anejo de Gondar, fº el 28 de diciembre de 1798, dejando un hijo casado (con Bernarda de Outeiro) Francisco Pérez, en el lugar de Salgueira, Villalonga.
También en Villalonga, Escolástica Pérez, c.c. Alberto Pérez.
También Andrés Pérez, c.c. Eva Padín, de la feligresía de San Pedro de Villalonga, tuvo por hijo a Ciprián Pérez, y falleció el 2 de abril de 1797.
De la casa de Rivas (según el archivo de D. Alejandro Pedrosa Neyra) hay unas generaciones apellidadas Pérez:
Bartolomé Pérez, c.c. Antonia Pérez, tuvo por hijo a Pedro Pérez, que casó con María Pérez y tuvieron a Bartolomé Pérez que contrajo matrimonio con otra María Pérez, de quienes fue legítimo hijo Benito Pérez, que matrimonió con Benita Losada Reguengo, y tuvieron por hija a Antonia Pérez, que contrajo matrimonio con Fernando Sánchez, en cuya descendencia no vuelve a consignarse el apellido Pérez y sí los de Gayoso de Villamanán. Ulloa, Neyra, Montenegro, Bóveda, etc...

Apellido Pérez Castellanos
Es notable el apellido Pérez Castellanos. D. Álvaro Pérez de Castro era señor de Sobrado y de su tierra en 1386 (cif. Museo de Pontevedra, II, P.81).
D. Evaristo Pérez de Castro y Britto, c.c. Dª. Dolores Montenegro, hija de los marqueses de Mos y Valladares, y.t.e.o.a
Dª Joaquina Pérez de Castro, sucesora del título, y que casó con D. Rafael Pérez Saba y Giraldo, t.a.
A D. Marino Pérez y Pérez de Castro, que contrajo matrimonio con Dª María Blanco, quien fue legítimo hijo D. Rafael Pérez y Blanco que matrimonió con María Elena Pernas M. Feduchy, teniendo por hijo a D. Rafael Pérez Blanco y Pernas marqués, de Mos (B.O. de 20 de noviembre de 1979).
I. Dª Concepción Pérez de Castro, contrajo matrimonio con D. José de Denesteve del Hoyo y, e.o.t.a D. Ángel de Donesteve y Pérez de Castro (diplomático, quien en segundas nupcias casó con Dª Elisa Garra Domínguez, teniendo a D. Ángel Luis Donesteve Garra, vizconde de Pugullal) y a
D. José de Denesteve y Pérez de Castro, que casó con Dª Carmen Bordiú.
Pérez de Costa (o da Costa).
Juan Pérez Chuecos, casó con Isabel de Pérez Chuecos y Monzón, que fue madre de D. Francisco Pérez de Chuecos y Monzón, alcalde mayor de La Coruña y corregidor de Orense y Lucena, quien fue padre de Francisco Pérez de Chuecos y Arias (1761), gª. mª en 1781, y de Antonio Pérez de Chuecos y Arias (1762).
Dª María González Ron, hija de don Antonio González de Ron y Queipo de Llano y de Dª Antonia Bermúdez de Castro y Leis, c.c. D. Juan Pérez Dávila y Cabredo, coronel de Artillería, del Consejo de Regencia de la Reina gobernadora, hijo del brigadier D. José Pérez Dáviala, tuvo a:
D. Antonio Pérez Dávila, alcalde de La Coruña y de Santiago, quien matrimonió con Dª Tomasa Torreiro, de quienes fueron legítimos hijos:
Dª Carmen Pérez Dávila, que contrajo matrimonio con D. Antonio Toledo Quintela, tuvo por hija doña Carmen Toledo y Pérez Dávila, que casó con D. Manuel Ruiz de Velasco Urdampilleta. Estos fueron padres de D. Vicente Ruiz Toledo Urdampilleta y Pérez Dávila, abogado en El Ferrol, dueño del pazo de San Payo de Brexo, al que debo muchos datos de esta obra.
D. Lorenzo Pérez de Lamas fue sepultado, con sus sobrinos de apellido Posse, en el claustro de la catedral de Santiago por los siglos XVII y XVIII, en cuyos enterramientos ostentas sus armas que son: escudo cuartelado, 1º, tres lises bien ordenados, sobre llamas; 2º una banda engolada; 3º un búcaro con tres tallos y sus flores, y 4º las armas de Luaces; que son cinco estrellas de oro en campo de azur, puestas en sotuer; estando –la del centro- superada por una media luna de plata ranversada.
Los Pérez de Ocampo llevan en campo de oro una torre de sable, envuelta en llamas y acostada de dos ramas de rosal, de sinople con una rosa de gules cada uno; botonada de oro; en punta, medio león rampante, de gules.

Los Pérez de Rivera (de S. Pedro de Villalonga)
Conocemos parte de la genealogía de esta familia, procedente del Giro de la Rocha, cerca de Santiago y feligresía de la Orden de la Merced, en Santa María de Conxo. Se establecieron en la parroquia de San Pedro Villalonga, cerca Sanxenxo; y sus datos los hallamos en la documentación, en la familia de D. Carlos Pérez Méndez, en que se trata de la iniciación del juicio para la provisión de hidalguía, en 1796, con sentencia a su favor, dado por real ejecutoria en la Real Chancillería de Valladolid, y despachada con fecha de 18 de mayo de 1802. De los datos allí contenidos se deduce que:
D. Domingo Pérez Ribera (escriben siempre Rivera), nacido en el Giro de la Rocha, feligresía de Conxo, cerca de Santiago, tuvo por hijo a D. Antonio Pérez Rivera, bautizado en Santa María de Conxo, 25/IV/1627, habiendo sido sus padrinos. D. Alberto García, mercader de Santiago, y la noble señora Dª María Ana Becerra, hija de D. Juan Bautista Becerra. Estos Becerra entraron en posesión de la casa de la Rocha, cuando allí se ausentaron los Pérez de Rivera para instalarse como vecinos en San Pedro de Villalonga. D. Antonio contrajo matrimonio con Dª Cecilia Díaz de la Carrera, la cual ya era viuda por el año de 1705. Su hijo primogénito fue, D. Manuel Pérez de Rivera y de la Carrera, el cual, el 19/XI/1708, casó con Dª Lucrecia Torres (hija de D. Antonio de Torres y de Dª María de Pazo, entre otros hijos, el primogénito fue D. Juan Ciprián Pérez Rivera, bautizado el 6/I/1712; aparece empadronado como noble en los empadronamientos de 1730; se unió en matrimonio con Dª María Josefa de Torres y Correa Bermúdez (hija de D. Marcelo de Torres Correa y de Dª Andrea María Bermúdez); en otras ocasiones aparece citado como noble, como otros pertenecientes al mismo estado, contra los enemigos de la Corona; ambos esposos se encontraban avecinados en el lugar de Carballal; tuvieron por hijo y sucesor a: D. Bernardo Lucio de Pérez de Rivera y Carrera, se dio condigna esposa en Dª Luisa de Otero (hija de Gregorio Otero y de Francisca Camiña), el 16/X/1778. D. Bernardo aparece citado como noble en distintos padrones que se citan en el juicio para obtención de la ejecutoria que consiguió. Sábese que estuvo ausente de Villalonga, durante ocho años, en tierras de Andalucía. Vecino ya de Villalonga, se querelló en el juzgado de la jurisdicción de La Lanzada, que abarcaba unas veintidós parroquias, porque los repartidores de tributos le suprimieran el tratamiento de don y dejasen de reconocer su hidalguía bien probada. La viuda de D. Pedro Carlos González Pardo, regidor perpetuo de la ciudad de Santiago, y cuyo nombre era Dª Bernarda Vilariño, viviendo en su casa de Rebel, en Villalonga, pues sobrevivió a su marido hasta junio de 1792, daba siempre a D. Bernardo el tratamiento de pariente. Uno de los testigos se llama D. Alberto Otero, y dice ser hermano de Dª Luisa, esposa de D. Bernardo.
Cuando falleció D. José Bruno de Becerra, D. Bernardo pasó inmediatamente a la ciudad de Santiago a recoger documentos de la casa del Giro de la Rocha.
Hijos de D. Bernardo y de Dª Luisa, que se citan, fueron varios, y uno de ellos, D. José Benito, se dice que casó con Ramona Domínguez.
La Real Ejecutoria reconociendo su nobleza, ya hemos dicho fue despachada en Valladolid el 18 de mayo de 1802.
Es curioso que entre los testigos del juicio aparecen D. José Méndez y D. Andrés Méndez. Otro de ellos que es citado como noble contemporáneo es D. Juan Méndez, vecino de San Juan de Dorrón, empadronado como noble en 1730; la casa de Dorrón, un poco más alta que la iglesia parroquial, pasó a los Monroy de la villa de Redondela (casa de la Torre), que he visitado varias veces por ser pariente de sus dueños el que esto escribe (P. Crespo).
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania