Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La diáspora de los Mosquera

lunes, 03 de octubre de 2016
Todo comenzó en la parroquia de Santa María de Tamallancos, perteneciente al concello ourensano de Vilamarín. Las huellas son evidentes si se visita el Campo Santo que rodea a la hermosa iglesia románica del siglo XII, en cuya entrada se puede apreciar un típico y gallego Peto de Ánimas. Allí descansan hombres y mujeres que fueron añadiendo al apellido Mosquera -sin duda de ascendencia judía- otros como: Puga, Noguerol, Ferrando, Caride, Bacariza, Taboada, Vilariño...

Dijimos, en otro artículo, que Justo Mosquera de la Torre, "O Poteiro", comerciante, invirtió sus ganancias en tierras de la parroquia de Santa María de Tamallancos, edificó la casa que hoy -amenazando ruinas- está catalogada como Pazo de la Señora Dora, dónde nació mi padre, para sorpresa de sus progenitores, regresados de La Argentina y con edades, para la época, fuera de paternidad.

Pero antes de Justo Mosquera De La Torre -Da Torre- tenemos localizados a José Mosquera de la Torre y su esposa Francisca de la Torre Caride, primos carnales. Antes de los que anteceden, José Mosquera, nacido alrededor de 1740, y Rosa de la Torre; mientas que los antecesores de Francisca eran José de la Torre y Benita Caride.

Desde Justo Mosquera de la Torre, hasta la actualidad, mucho ha llovido. Casi me atrevo a señalar que el actual titular de la farmacia de Tamallancos, Augusto Mosquera Bacariza, es el guardián del Santo Grial de una historia típicamente gallega con diáspora y dispersión del apellido. Augusto- mi primo- es hijo del que fue vice cónsul de La Argentina en Lugo, Alejandro Mosquera Ferrando, farmacéutico en Lugo y Tamallancos, hermano de mi padre y mi padrino.

Los hermanos Mosquera Ferrando se dispersaron. José, regresó a La Argentina, dónde llegó a ser Alcalde -Intendente- igual que su padre Alejandro Mosquera Caride. Alfonso, se ubicó como médico de la seguridad social en Vigo. Raúl, como Inspector del Trabajo se quedó en Madrid. Dorinda, casada con el Magistrado Ramón Vilariño, también se ubicó en la capital de España. Pablo -mi padre- hizo un recorrido entre Galicia-Madrid-Barcelona-Madrid-Tenerife-Galicia. De mi padre heredé la peregrinación. Galicia-Madrid-Barcelona-Vascongadas-Galicia. Y, se lo trasladé a mi hijo Antón Mosquera Aldecoa, abogado. Vascongadas-Madrid-Barcelona-Galicia, hoy miembro del prestigioso bufete de A Coruña, Camaño-Concheiro.Seoane.

La política ha sido otra de las actividades compartidas y propias del genotipo de estos Mosquera. Una de las etapas más duras vividas muestran un paralelismo entre dos primos carnales. José Alejandro Mosquera Marioni y Pablo Mosquera Mata. -mi primo y yo- José Alejandro Mosquera, hijo de José Mosquera Ferrando que había sido Alcalde -intendente- 1944-1945 de Bell Ville, ciudad fundada en noviembre de 1676, perteneciente a la Provincia de Córdoba, en la actualidad con unos 37.000 habitantes. Diputado constituyente por Córdoba en 1949, precisamente con el primer gobierno del presidente Juan Domingo Perón. Y es que los Mosquera que se quedaron-nacieron en La República Argentina son Peronistas-Justicialistas.

Si me detengo para ilustrarme en la página denominada HISTORIA POLITICA DE SALTA, y repaso la lista que contiene a los Gobernadores de tal, desde 1900 al 2016, del 23 de noviembre de 1974 hasta el 15 de octubre de 1975, aparece José Alejandro Mosquera, al que señala como Diputado Cordobés, y que accede al cargo, como consecuencia de la intervención para la provincia del gobierno de María Estela Martínez de Perón.

Si me sitúo en la obra del periodista Isidoro Gilbert, "La Fede", dónde el autor muestra como jóvenes militantes del Partido Comunista, con el tiempo ocupan cargos como Justicialistas, entre ellos se refiere al caso de Alejandro Mosquera, la duda me asalto sobre si se está refiriendo a la inquietudes políticas juveniles de mi primo Pepe. -José Alejandro Mosquera, nacido en Laborde-

Lo que resulta esclarecedor es lo que publica "Salta 21", (15 de noviembre de 2008) Carlos Humberto Sarabia; bajo el título "Noviembre de 1974, el predominio de la intolerancia". Las divisiones entre los peronistas ocasiona violentos enfrentamientos, con depuraciones bajo el objetivo de posiciones políticas socialistas y marxistas. Son tiempos en los que se hace tristemente famosa la denominada "Triple A", banda de extrema derecha, al igual que en la otra extrema se sitúan los denominados "Montoneros". Es, en este ambiente, en el que la Presidenta nombra a José Alejandro Mosquera Marioni, Gobernador de Salta. Se define como miembro del ala verticalista del Partido Justicialista Salteño.
La situación de "ajuste de cuentas" que se sufre en el país, da lugar a la intervención militar -golpe de Estado-, que ya había dado lugar al derrocamiento del primer gobierno de Perón. El gobierno militar de 1976, suspende todas las actividades políticas y uno de los episodios más negros protagonizados por genocidas militares, como: "Flaco Videla", Massera, Agosti.

El juez de la Cámara Federal de Córdoba, José Alejandro Mosquera se jubila a mediados del año 2007, cuando todavía La Argentina trataba de hacer justicia con los torturadores y asesinos de la etapa militar, tras su paso por la política activa, desde 1999 se dedica al Derecho como Juez de las más altas instancias.

Así en agosto de 2005, forma parte de un tribunal que actúa contra Luciano B. Méndez, y Cesar Emilio Anadón y otros, acusados y condenados por delitos muy graves que van desde la privación de libertad, hasta el asesinato, pasando por torturas, y todo ello tras haber conseguido fueron declaradas inconstitucionales las leyes denominadas de punto final y obediencia debida, considerándose las actuaciones de los encausados como delitos contra la humanidad y el propio golpe de Estado que da origen a la dictadura con sus connotaciones represivas, un grave delito que no puede quedar impune.

En tal sentencia, nuestro primo José Alejandro Mosquera Marioni, da fe por escrito que estuvo preso de las fuerzas armadas, siendo torturado, que declara como se han vulnerado los Derechos Humanos. "Consigno estos hechos, en este mi voto como juez de la Nación, pero también y porque no lo puedo escindir, como argentino que no quiere repetir jamás la historia". "Que no hay terroristas de derechas o de izquierdas, que no hay terroristas laicos y religiosos, no hay terroristas buenos y malos, todos son iguales, son delincuentes aberrantes sobre los que debe caer todo el peso de la ley".

Otra importante actuación de José Alejandro Mosquera en su condición de juez, es en el 2011, cuando asegura en Salta que, la denominada "Triple A" eran las propias fuerzas armadas que así disfrazaban el terrorismo de Estado que se cobró, entre 1973 y 1975, hasta 1.500 víctimas, para luego justificar el golpe de Estado de 1976.

La Diáspora de los Mosquera en La Argentina, en la Provincia de Córdoba, nos lleva a comprobar que participan activamente en la política de la República, con cargos de representación parlamentaria y de designación gubernamental, que sufren la persecución de la dictadura militar, que se reincorporan a la vida civil y escriben una notable página en la lucha por los Derechos Humanos, administrando justicia contra los malhechores, genocidas, en una de las etapas más negras de la historia en América Latina, y tras lo que antecede, se retira a su lugar de origen, Laborde, una localidad en la que viven los descendientes de los primeros Mosquera que llegaron procedentes de Galicia.
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania