Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Por fin tenemos aparcabicis (estorbando, pero los hay)

martes, 20 de septiembre de 2016
Paseando por la calle me encontré ayer con dos novedades bastante sorprendentes: por un lado el inicio de las obras de consolidación del antiguo cuartel de San Fernando (que no restauración ni puesta en funcionamiento, no se me vengan arriba, solamente están intentando que no se nos caiga encima), y por otro la instalación de unos apoyos para bicicletas, a los que llaman “aparcabicis” desde el gobierno municipal.

Como de lo primero tengo poca información más allá de la evidente y me suena más a cosa de campaña que otra cuestión, me voy al segundo tema que me interesa más a corto plazo.

Lo primero que te llama la atención es la época en la que se instalan los aparcabicis. Justo después del verano. Ahora que viene el frío y la lluvia se acuerdan de poner estos estacionamientos por todo el casco histórico, supongo que con la sana intención de que los ciudadanos, bien arrebujados en sus gruesos abrigos y sus bufandas y protegidos bajo los inevitables paraguas, vean y aprecien lo mucho que se lucha por las bicicletas. En cuanto a la utilidad, ya se usarán un año de éstos.

Otra cuestión bastante peculiar es el emplazamiento y orientación de algunos de estos dispositivos. Solo vi dos, en la calle de la Reina, pero aunque me pagaran por ello me costaría trabajo decir dónde se podrían ubicar peor. Han puesto dos juegos en la parte de la Reina que está llegando a Santo Domingo de tal forma que cuando se instalen bicicletas en ellos interrumpirán el paso de los peatones tanto en la acera lateral como en la central. Como decía Paloma, la de “Aquí no hay quien viva”, “¡Que se note, Juan, que se note!”.

El otro juego de dos dispositivos está junto a Hacienda, y tiene el mismo problema, que lo han puesto de tal manera que no puede estorbar más el día que alguien tenga la idea de encadenar ahí su bici.

Es llamativo porque tenían zonas mucho más adecuadas para poner esto de otra manera. Por ejemplo tal y como señalaba ayer el siempre observador Alberto Lugilde (nota al margen: me resulta increíble que el PP nunca lo haya llevado en un puesto decente en la lista a las municipales), en el inicio de la calle Juan Montes, en el lateral de Hacienda, hay un espacio enorme y muerto de risa donde se podrían haber puesto los aparcamientos de diez o doce bicicletas sin estorbar absolutamente a nadie.

La ubicación de los aparcamientos de bicicletas tiene que tener al menos tres características fundamentales: estar bien situados para que sean útiles, estorbar lo menos posible y, esto ya sería para nota, adaptarse a la climatología. Vamos que no sería descabellado ponerles una pequeña marquesina como se ve en otros países en que la lluvia es menos frecuente que en Lugo.

Lo de reutilizar las bases del extinto Rebicíclate, eso que duró unos meses pero que lleva años estorbando en nuestras aceras, ya lo considero ciencia ficción. No será porque no se les haya sugerido una y otra vez, utilizando el más elemental sentido común, pero se ve que mantienen la esperanza de que si riegan bien la zona vuelvan a crecer las bicis de préstamos solas. Otra explicación no le veo.

Ah, por cierto ya que hablamos de bicicletas por el centro, aprovechemos para recordar que en Lugo sí se puede circular por las zonas peatonales pero con “sentidiño”, es decir, respetando la prioridad absoluta e indiscutible del peatón (la bici invade SU espacio, no al contrario), conduciendo a una velocidad moderada (la ordenanza habla de 10 km/h) y evitando maniobras bruscas o temerarias. Lo dice la ordenanza de circulación del Ayuntamiento de Lugo en su artículo 51, así que no tiene discusión. Si no se fían lo pueden consultaren el texto legal.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania