Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

A la luz de la luna

viernes, 16 de septiembre de 2016
Este sábado 17 de septiembre, los que se acerquen a partir de las 21.30 a una playa, se encontrarán con dos fenómenos naturales de inusual belleza. La luna llena y una bajamar de gran tamaño como corresponde a las denominadas septembrinas. Podrán hacerse fotos a la luz del satélite. Podrán dejar para la posteridad las sombras en: Auguas Santas, Esteiro de Xove, El Caolín, Area, Portonovo, Rueta, y desde luego, La Santa Compaña del Monasterio de San Miguel de Quonicularia en su procesión por la playa de La Concha de Bares hacia a Igrexa Vella, del lugar más al norte en la península Ibérica.

En Auguas Santas- Las Catedrales- el arenal húmedo permitirá visitar los túmulos que la mar y el viento puso sobre las almas de los pecios que temporales se han ido cobrando por los siglos de los siglos. En Esteiro, puede que algún surfista enamorado se sienta inspirado por el momento mágico y decida quedarse hasta el amanecer. El Caolín hará brillar la blancura de su arena, el verde esmeralda de sus aguas y las luces del otro lado de la ría de Vicedo.

Si alguien se decide a ir a Portonovo, que sea prudente en la bajada, ya que resulta fácil quedarse hipnotizado por el paraje de la mar, en una pendiente hacia un lugar recóndito dónde es obligado purificar el cuerpo con un baño de mar y luna.

Por fin, mi playa predilecta. Esa ensenada de Rueta, en la que seguro huestes filibusteras intentarán el desembarco, pero serán rechazados por los habitantes del Castro Celta, en una historia imaginaria para contársela a nuestros nietos en la hora del sueño.

Hubo un tiempo que, en tales noches, los Chalanos se hacían a la mar, con tripulaciones para gentes de aquí, a la captura del camarón, en las proximidades de la Anxuela. Otros se bañaban entre algas que acarician y perfuman la piel, en La Caosa, para después ingerir una taza de queimada, ese elixir contra meigas, trasgos y mal de ojo, propio de la envidia nacional, mientras a la luz azulada de la lumbre que da el aguardiente, se entonaba, en gallego, una habanera.

Espero y deseo que los vertidos de la chimenea aluminera no logren taparnos la luna. Era ya lo que nos faltaba para la invasión de los llegados de cuencas montañosas, dónde dicen que nació España, tras la batalla contra los Árabes. Nosotros, los de aquí, preferimos recordar el honor de los habitantes del Monte Medulio, frente a los romanos imperialistas.

A los impresionados y alienados por la campaña electoral les digo: Cambien por una noche. Háganse cofrades del encantamiento lunar. Seguro que descubren la verdad y rechazan falsas promesas, malos actores y pésimas pócimas para embelesar las conciencias ciudadanas.
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania