Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

A comprometerse toca

viernes, 09 de septiembre de 2016
Si crees que llegó el momento de dar el paso, si quieres compartir la vida con esa persona tan especial con la que llevas saliendo algún tiempo, si piensas que ella siente lo mismo que tú, no lo dudes y vive tu momento. Sigue tu instinto al compás de tu corazón.

Para pedir matrimonio lo primero que necesitas es hacerte con un bonito anillo de compromiso. Hay innumerables en el mercado, de muchos estilos, así que si estás un poco perdido en este aspecto, pídele consejo a alguna amiga suya que conozca bien sus gustos y te ayude a escoger el más acertado para ella de entre la amplia variedad de anillos de compromiso.

Desde el color de la piedra hasta el número de estas, son muchos los matices a tener en cuenta para elegir bien. Tómate tu tiempo hasta que encuentres uno que realmente te convenza y si no es así, no te preocupes, hay joyerías especializadas que harán para ti uno a tu gusto.

Una vez tengas el anillo en tu poder… ahora toca elegir el mejor momento para dárselo. Es un momento sumamente especial que recordaréis el resto de vuestra vida, así que bien merece un poco de dedicación para hacerlo único y memorable.

Ideas para dar un anillo de compromiso

Para los más románticos, para los tradicionales, para los que quieren llamar la atención… aquí van una serie de maneras distintas de dar un anillo de compromiso. Seguro que encuentras una a tu medida:

. Recrear vuestra primera cita: nada más romántico que rememorar vuestro primer encuentro, ese de nervios en los que ninguno sabía muy bien qué decir, para sorprenderla y pedirle matrimonio. Llévala al mismo restaurante, cine o parque donde tuvo lugar vuestra primera cita. Seguro que le encantará volver a vivir ese día y cuando menos se lo esperes, o cuando creas que es el momento más oportuno, saca el anillo y déjala con la boca abierta.

. Publicar un vídeo en youtube: moderno y actual, aprovechando nuestra era tecnológica, puedes preparar un vídeo romántico, declararle tu amor, lo que sientes por ella y lo especial que es para ti, y en el último instante mostrar el anillo a cámara y pedirle matrimonio. Puedes mandarle el link del vídeo por mail o través de Facebook o Twitter.

. Con una buena taza de café: nada mejor que empezar el día con la propuesta de matrimonio de la persona amada. Pues eso, nos parece una idea estupenda, así que si tu pareja es una amante del café y soléis compartir ese momento por las mañanas, puedes grabar el mensaje en el fondo de su taza. Asegúrate de preparar ese día tú el café para que no descubra tu secreto antes de tiempo. Cuando termine de bebérselo leerá impreso el mensaje y será el momento de mostrarle el anillo. Seguro que será un café que nunca olvidará.

. Con tu mascota: si os gustan los animales y tenéis mascota alguno de los dos, una forma muy tierna de comprometeros es atándole el anillo al collar. Cuando tu pareja vaya a acariciarla y lo descubra, se llevará una bonita sorpresa. Será el momento de hacerla la proposición.

. Dentro de un libro: si a tu novia le gusta leer, cómprale un libro que sepas que le gustaría tener y prepárale el anillo en mitad del libro para que lo encuentre. Puedes meterlo dentro de un sobrecito y fuera escribir la pregunta: ¿Quieres casarte conmigo? Cuando te mire atónita, dile que si su respuesta es sí que abra el sobre y busque en su interior. Seguro que pasarás a ser su libro favorito.

. En una galleta de la suerte: si sois amantes de la comida japonesa y soléis ir a comer comida nipona con asiduidad, seguro que tendrás confianza con los que lo regentan. Pídeles que te preparen un par de galletas de la suerte especial para la ocasión. Primero deberás leer la tuya, donde irá impreso el mensaje ¿Quieres casarte conmigo? En su galleta, si tienes plena confianza de que no habrá extravíos, puedes pedir que metan su anillo. Pero si esto te parece demasiado arriesgado, puedes pedir que introduzcan un papel en blanco, para que ella te dé su respuesta. Si es que sí, saca el anillo en ese momento y colócaselo en su dedo.

Hasta aquí nuestras propuestas para entregar un anillo de compromiso, esperemos que alguna te guste y te decidas a utilizarla. Si no eres de los que creen en el matrimonio y eso de la boda no es para ti, puedes regalar un bonito anillo de promesa. Si no sabes lo que es, sigue leyendo.

Los anillos de promesa son anillos cuyo significado está en blanco. Así es, son sumamente especiales porque tienen el valor añadido de significar exactamente lo que tú decidas. Si tienes a alguien especial y, aunque no queráis casaros, estás pensando en hacerle saber con un bonito regalo lo especial que es para ti, puedes dar un paso más y hacerle una promesa, que simbólicamente quedará recogida en ese anillo que hayas escogido, para que de esta forma siempre esté presente, en ella, al llevarlo puesto, y en ti, al vérselo lucir con orgullo.

Elije un bonito anillo y para dárselo, igual te pueden valer algunas delas propuestas anteriormente mencionadas, escoge un momento especial. Cuando se lo entregues, hazle la promesa que desees a tu persona amada. Puede ser fidelidad, amor eterno, una vida compartida… lo que te dicte el corazón.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania