Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las cartas del abuelo Pascasio

viernes, 15 de julio de 2016
Un angustioso caso de cornudismo macricida

Muy querida nieta Cristina:

Te escribo para enviarte todo el apoyo de la vieja barra emigrante. Seguimos noqueados. La verdad es que nos duele ver que nuestra querida segunda patria se está desdibujando a ritmo acelerado por el ataque del virus del cornudismo macricida. El problema es grave. Aunque es una patología conocida, con su tratamiento específico, ahora en tiempos altamente tecnológicos se expande rápido para contagiar diferentes espacios de la vida social argentina.

Venimos de comprobar que en Tucumán acabó con todas las naranjas que coloreaban los lugares cercanos a la “Casa de la Independencia”. Bueno, una naranja más o menos, no tiene importancia si con ello evitamos que don Mauricio pierda su alegre disposición para seguir hundiendo al 99% de los ciudadanos. Lo que nos preocupa es cuando el cornudismo macricida se manifiesta en referencia a algo básico para el bienestar como es la energía.

Creemos que millones de argentinos están indefensos delante de un presidente que les dice que “consuman la mínima energía” ya que “se está importando” y “nos sale carísimo”. Es triste que haya ciudadanos que se traguen el virus como si fuese un chicle de refrescante menta. En cualquier país democrático normal, el presidente actúa -mejor o peor- en beneficio de la población. En Argentina es diferente porque don Mauricio cuenta con la protección del fascismo mediático.

El reconocido sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos nos define al fascismo mediático como “aquel que permite a los medios, a través de la concentración mediática, manipular de una manera grosera la realidad y las percepciones de la vida cotidiana y política de manera que la gente se sienta traicionada por los que apoyó anteriormente y que piense que los que le dieron una nueva vida a través de la inserción en el consumo son los responsables de la crisis”. ¿Qué me contás?

Cada palabra de Sousa Santos es aplicable al activo papel desempeñado por el “Clan del Clarinete”. Bien, a los abuelos emigrantes nos desubica que haya tanto boludo en la República Argentina. Cuando estabas vos el gas estaba muy barato. Cuando estabas vos en “Vaca Muerta” se trabajaba para independizar al país de la energía exterior. Cuando estabas vos nadie pasaba frío en invierno. ¿Es tan fuerte el virus que te impide ver que el gobierno importa gas para ganar millones? ¿Son tan fanáticos que no ven que importan de países que no tienen gas propio?

Me despido. Cada día estoy más indignado con parte del generoso pueblo que me acogió cuando abandoné mi paraíso fonsagradino. Vos sabés que acá arriba -en relación con la energía- gastamos poco ya que los de buen corazón nos arreglamos con un fogoncito en cualquier rincón. Espero que le pongas la tapa al sector judicial coimero que te persigue. Siento mucho que te vieses forzada a mudarte del remanso patagónico a la olla de grillos porteña. Recibí el cariño del abuelo que siempre estará empujando para que no te desanimes.

Pascasio Fernández Gómez
Suárez Suárez, Manuel
Suárez Suárez, Manuel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania