Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Loyola: Una gran pérdida para España

viernes, 15 de diciembre de 2006
Ayer (13-12-06) escuche en la COPE en el programa de Cesar Vidal que Loyola de Palacio había muerto a los 56 años. En este programa Mayor Oreja gloso su persona.

En la mañana del día siguiente (14-12-06), en el programa mas influyente de la radio española (de seis a diez creo que es el mas seguido: debería de haber una medida de la audiencia mucho mas rigurosa y objetiva. En este caso creo que Jiménez Losantos y Herrera, entre otros, saldrían mucho mejor parados) y el de mayor nivel intelectual (pero que sabe llegar a todo tipo de gentes con rigor, combatividad y mucha gracia) y con diferencia (vengo escuchando mucha radio nacional e internacional, de todo tipo y desde hace mucho tiempo), La Mañana de la COPE de Jiménez Losantos y que le hizo un merecidísimo homenaje, escuche a Rajoy, Pedro J. Ramírez, Ana Pastor y otros.

Todos coincidieron en su gran preparación moral e intelectual, competencia, capacidad de trabajo y mucho coraje a la hora de defender aquello en lo que creía. Insistieron, y con toda la razón, en que no fue una mujer cuota sino una persona que ocupo los importantes puestos que desempeño en España, Europa, la empresa, etc. por méritos propios.

Rajoy dijo que “era una persona de pocas dudas y muchas convicciones, y que siempre daba la cara”. Y Ana Pastor, que estuvo con ella 48 horas antes de su muerte, dijo que siempre defendía con mucha fuerza y vehemencia aquello en lo que creía aunque estuviese sola frente a muchos contrarios.

Conviene recordar que Loyola de Palacio, la mayor de varios hermanos, tuvo que hacerse cargo de la muerte de su madre (que murió de cáncer, la misma enfermedad de la que ella murió) cuando tenía 21 años. También fue una católica de pro.

Descubrí a Loyola de Palacio, cuando, desde la oposición en el PP liderado por Aznar, apareció en numerosos programas de debate de la televisión Antena Tres y que animaban Hermida y otros, junto a un grupo de jóvenes dirigentes muy preparados del PP y que supieron dejar en evidencia, de forma reiterada y en dichos debates, a toda la cúpula del felipismo-guerrismo gobernante y que se mostraba muy prepotente, displicente, muy perdonavidas.

Para mi Loyola de Palacio fue de las/los mejores en el campo político español, europeo e internacional, pues, lejos de acomplejarse y pedir perdón, defendió con gran nivel, fuerza dialéctica, brillantez y con principios aquello en lo que creía. Creo que por eso ha tenido mucha aceptación y seguimiento en toda España y en la que lamentablemente los principios brillan poco y hay mucha politiquería, partidismo, sectarismo (incluido el de medios definidos como referenciales y de calidad) y juego sucio.

En Galicia, en los veranos siempre teníamos noticias de ella, en su veraneo de Boiro practicando, con la fuerza que la caracterizaba, la pesca submarina y otros deportes de mar. Lo que no le impedía seguir los problemas de cerca y personarse donde la necesitaban, pues, además de competente era muy trabajadora.

En el verano 06, Maggie que anima las paginas web: europaliberal y puntoliberal y Fabiola Martínez Vega que animaba la pagina web voxpopuli, me invitaron a unas jornadas de liberales en la red que se celebraron en Santiago de Compostela

En estas jornadas, en las que participaron gentes de toda Galicia y que animan múltiples paginas webs, Fabiola Martínez Vega invito a Loyola de Palacio.

En las jornadas se discutió amplia y abiertamente como defender en la red, en los medios de comunicación, en todo tipo de espacios de socialización, un liberalismo honrado, humanista, abierto y emprendedor, y como hacer frente a los que, por el poder como sea y a costa de lo que sea, están rompiendo la España de la reconciliación y el consenso del 78 y en plan completamente irresponsable están tratando de enfrentar de nuevo a los españoles dentro del proceso guerracivilista, violento (material e inmaterial) y anticlerical (espacialmente contra la iglesia católica) de desinformación, manipulación, contaminación (especialmente del alimento espiritual), deslegitimación, desestabilización, ninguneo y liquidación del PP, de los críticos, de todos aquellos que no se plieguen a sus chanchullos, imposiciones, representaciones e imaginarios.

Loyola de Palacio participó, en estas excelentes y muy fructíferas Jornadas Liberales en la Red, con el rigor, la fuerza y la brillantez que la caracterizaban. Al mediodía, nos fuimos a comer y en este almuerzo, junto a todos los intervinientes en estas Jornadas, Loyola de Palacio fue una mas. Me la presento Fabiola Martínez de la Vega y, otros y el que suscribe, estuvimos hablando con ella durante toda la comida. Loyola de Palacio en todo momento se mostró muy abierta y receptiva, pero directa y hablando claro.

Por medio de Fabiola Martínez Vega en todo momento supe de su enfermedad y muchos españoles de todos los rincones de España constantemente le dimos ánimos. Ella, como siempre, dio la batalla con gran energía, directamente y hasta el final.

Loyola de Palacio supone una gran perdida para España, pues la política española, la política en general necesita de gentes como ella, con principios, formación, experiencia, rigor y competencia, y con mucha fuerza y valentía para defenderlos sin miedo, sin complejos, sin esconderse, con responsabilidad y respeto, dando la cara y no solo por arriba. Y máxime si se trata de defender el liberalismo honrado y profundamente humano, el Imperio de la Ley. Lo que en España y otras partes, y frente a nomenklaturistas y aspirantes (una parte de ellos con muy poca preparación; otros dispuestos a lo que sea para medrar, para sacar tajada, para figurar, para liquidar a quien se ponga por delante), frente a demagogos, frente a oportunistas varios ¡¡todo vale por el poder!!, supone defender la constitución española de la reconciliación, la concordia y el consenso de 1978, una España (Europa, etc.) liberal honrada, humanista, abierta, competitiva y creativa, una democracia y economía de mercado de juego limpio, con seguridad, garantías y principios.

Descanse en paz Loyola de Palacio y que nos deja un magnífico ejemplo. A ver si cunde.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania