Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las cartas del abuelo Pascasio

martes, 31 de mayo de 2016
El complejo de doña Florinda.

Muy querida nieta Cristina:

Te escribo para tenerte al tanto de las actividades en la “Agrupación Celestial Cristina da Fonsagrada” que incrementó sus servicios formativos desde que vos dejaste la presidencia de nuestra querida República Argentina. Los abuelos estamos dolidos por la ingratitud de algunos ciudadanos que eligieron el autoritarismo de un régimen notoriamente macricida. Antes se morfaban un tarro de dulce de leche por semana pero ahora no les alcanza para el pan que se fue a los 40 pesos el quilo. No conocemos el motivo de que la bolsa de harina de 50 quilos haya pasado de los 120 a los 300 pesos. Suponemos que es culpa tuya porque no te gusta ver a la gente con panza.

Escuchamos decir a un degenerado del gobierno que “se acabó la fiesta”. Me parece que se equivoca. No hubo ninguna fiesta. El comer todos los días se inscribe dentro de lo cotidiano en un país repleto de riquezas naturales, minerales y humanas. El haber tenido un trabajo bien pagado y luz y gas a precios razonables es la expresión más nítida del éxito de un gobierno honrado. Claro que, a su vez, el progreso ajeno también produjo un sufrimiento insoportable en los envidiosos. No aguantaban las risas domingueras de los vecinos alrededor de una parrilla en la que no cabían más chorizos ni morcillas. Es horrible ver que se bajan media docena de botellas de vino mendocino de las “Bodegas López”: tres de “Rincón Famoso” y tres de “Vasco Viejo”.

Menos mal, estimada Cristina, que se pudo enderezar el rumbo gracias a la inestimable ayuda de los “traficantes de odio” que recetaron un tratamiento urgente para recuperar la salud. Había que terminar con la felicidad. Se corría el peligro de que se expandiese el sentimiento de pertenencia. No es bueno que se lleve a la patria en el corazón. Se debe siempre de menospreciar lo propio para que la infantil insatisfacción te mantenga postrado a los pies del altar de la Iglesia Macrista rogando salvarte de la tentación de querer vivir dignamente. Debe de ser un suplicio el enterarte de que durante tu gestión se llevó el servicio de agua potable a 2.600.000 personas.

Hay que reconocer que don Mauricio ganó sin necesidad de grandes estudios técnicos sobre el comportamiento electoral posterior a una larga etapa de crecimiento. No hubo necesidad de presentar un programa de mejoras ni explicar nada sobre la autonomía energética. Tampoco hablar del gran logro de extender el tendido eléctrico en 5.500 km del territorio nacional. Con el complejo de doña Florinda fue suficiente para ganar las elecciones. Nuestra doña vive en un barrio pobre pero se considera parte de la clase alta. Su falsa creencia le hace detestar cualquier política social que vaya dirigida a lo que ella denomina “chusma”. Ahora está en el spiedo pero sonríe porque se salvó del impuesto a las ganancias.

Me despido. En un ratito dará comienzo la Mateada Gayega para agradecerle públicamente a los cooperativistas de “La Hoja” el envío de yerba fresquita para los miembros de la agrupación. Mientras mateamos, escucharemos a la nieta Mariana Pereiro. Acaba de sacar un disco titulado En la tierra con canciones que sabemos nos recordarán el acogedor terruño rioplatense. Recibí el cariño del viejo emigrante fonsagradino de Mazaeda que no olvida el rincón del sur donde encontró un fogón solidario.


Pascasio Fernández Gómez
Suárez Suárez, Manuel
Suárez Suárez, Manuel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania