Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las cartas del abuelo Pascasio

jueves, 12 de mayo de 2016
El saqueo del régimen macricida. Muy querida nieta Cristina:

Te envío unas líneas para comentarte que acá arriba, los abuelos emigrantes, estamos absolutamente desconcertados. En serio te lo digo. Sentimos mucha pena al ver a nuestro hermoso rincón rioplatense enfermo de infantilismo macricida. Es evidente que se le nubló el cerebro al 51% de los votantes que eligieron ---es un decir--- a don Mauricio para poder mejorar su vida porque vos eras una loca que no los dejabas comprar dólares libremente.

El gran Descartes decía que “no existen métodos fáciles para resolver problemas difíciles”. El filósofo francés se estará rompiendo el bocho para determinar la composición de la substancia que ingirieron varios millones de votantes macristas que encontraron una solución sin tener que pensar. Son los campeones del pensamiento sorete que se basa en la convicción de que los corruptos son aquellos que no votamos y que los nuestros son amorosos gobernantes que se sacrifican para hacernos felices.

Nos cuesta muchísimo el aceptar que una gran cantidad de argentinos perdieron la memoria y el corazón. La gente que nos recibió al desembarcar en el puerto de Buenos Aires era seria, honrada y muy consciente de que sin esfuerzo no se consigue nada en la vida. Una reflexión de García Márquez nos acerca un poquito al problema: Recordar es fácil para quien tiene memoria, olvidar es difícil para quien tiene corazón. Hay que considerar que se llegó al desastre actual luego de años de bombardeo diario con mentiras o medias verdades o deformación de la realidad para hacerles ver oscuridad donde había luz.

Así es que se hablaba de inflación cuando no la había. Se criticaba la política de autosuficiencia energética. Se ocultaba el gran éxito de reducir la deuda externa. Se negaba que hubiese casi pleno empleo. Se disfrazaba que el poder adquisitivo te permitía comprarte un auto o hacerte una casa. Bueno, ahora tienen lo que merecen. Querían a un presidente de categoría contrastada que se mueve en razonamientos de altura como el de que “lo importante es que pare de llover”. Antes todo mal. Ahora es una alegría hacer dos horas de cola en Posadas para pasar a cargar nafta en el vecino Paraguay.

En el régimen macricida se disfruta de un saqueo constante a la patria. El gabinete ministerial semeja ser una asociación de malandras que eligieron en las urnas los desgraciados que te siguen culpando de todos los males. Tienen de peón a un fiscal coimero que lleva ocho años cajoneando la causa judicial de “Papel Prensa” pero que anda muy activo con búsquedas estrafalarias al estilo de Indiana Jones. El señor fiscal arma una película para buscar ciertas propiedades que constan en el Catastro pero se olvida de analizar los efectos de la lavandina “Macricalcaterra” sobre la venta del dólar a futuro.

Me despido. No quiero perderme el primer programa del cardonense Víctor Hugo Morales en “C5N” que me parece se llama “No podía no estar”. Cuando vuelvas a la presidencia –-no dudo de que sucederá--- te pido que le entregues un premio a la Dignidad Informativa porque merece ser distinguido por su valiente defensa de los ideales de progreso en libertad. Recibí el cariño del viejo emigrante fonsagradino que no olvida el matecito en las orillas del Plata.

Pascasio Fernández Gómez.
Suárez Suárez, Manuel
Suárez Suárez, Manuel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania