Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Cólicos estomacales

martes, 15 de marzo de 2016
Los cólicos estomacales: Qué son y cómo tratarlos

En el artículo de hoy, vamos a hablar de un problema de salud más habitual de lo que nos gustaría y que resulta notablemente molesto. Se trata de los cólicos estomacales, y, hoy, te explicamos todo lo que debes saber sobre ellos.

¿Qué son los cólicos estomacales?
Los cólicos estomacales, también conocidos como dolores abdominales, son unos dolores agudos que pueden aparecer y desaparecer de repente, sin ninguna razón aparente que los justifique.
Sin embargo, sí existen razones detrás de estos dolores, y, el mayor problema a este respecto, es que puede ser provocado por una gran cantidad de problemas de salud, como la gastroenteritis, las úlceras, la apendicitis o las úlceras (entre muchas otras).
Es por ello que, en el caso de que tengas cólicos estomacales recurrentes, deberías acudir al médico para determinar cuál es la causa de esos dolores, y, de ese modo, poder resolverla tan pronto como sea posible.
A continuación, te damos toda la información necesaria para comprender los cólicos estomacales en su totalidad.

¿Qué síntomas aparecen?
Los síntomas de los cólicos estomacales, como ya hemos mencionado, no son más que dolores agudos. Y al decir “no son más”, no queremos decir que no sean molestos (que lo son y mucho), sino que no tienen otros síntomas más peligrosos o que den más miedo.
Se trata de un dolor agudo, como si de pinchazos se tratase, y que, en algunos casos, puede ir acompañado de una distensión abdominal, aunque no es necesario que así sea.
Conviene señalar que, en la cultura general, el término cólico estomacal apenas se utiliza, sino que se hace mención al dolor de barriga, dolor de tripa, o retortijón. Es por ello que muchas personas, cuando leen “cólico estomacal”, se preocupan más de la cuenta.
Al fin y al cabo, los dolores de tripa los hemos padecido todos en alguna ocasión en la vida (probablemente, muchas veces), y no nos ha pasado nada… ¡Porque no son un problema demasiado importante!
Los síntomas de los cólicos estomacales siempre van acompañados de algunos otros, que pueden ser vómitos, diarreas, estreñimiento… Sin embargo, no se debe confundir y pensar que los cólicos están causando esos otros síntomas.
La enfermedad o problema subyacente, sea cual sea, es el que está causando todos los síntomas, incluyendo el cólico estomacal. Es importante tener clara la distinción, porque, de lo contrario, parece que el cólico estomacal sea una enfermedad, cuando solo es un síntoma que se muestra en forma de dolor.

¿Cómo pueden tratarse?
Lo primero que debes comprender es que los cólicos estomacales son un síntoma de algo más profundo, de una enfermedad o un problema de salud más importante que es el que está provocando los mencionados cólicos.
Por lo tanto, la mejor forma de tratarlos, será acudiendo al médico y sometiéndote a un examen para que éste determine cuáles son las causas de los cólicos, y trate de ponerles freno.
Sin embargo, esto puede llevar bastante tiempo, porque muchas de esas enfermedades que acaban causando cólicos tienen procesos de curación más largos (y, de hecho, algunas de esas enfermedades no se pueden curar, sino solamente aliviar).
Así pues, será recomendable que cuentes con algunos remedios que contribuyan a reducir y aliviar los cólicos estomacales, como, por ejemplo, las friegas de aceite de oliva, manzanilla y lavanda.
Para hacer este remedio, solo tendrás que meter las plantas aromáticas y medicinales en un frasco de cristal, y añadir aceite de oliva. El aceite debe acabar cubriendo totalmente las plantas, y deberás dejarlo reposar en un lugar a oscuras durante un par de semanas.
Posteriormente, podrás colarlo y guardarlo en otro tarro de cristal, preferiblemente opaco. Si lo guardas en un lugar oscuro y a temperatura ambiente, este remedio aguantará perfectamente hasta seis meses.
Para utilizarlo, únicamente deberás masajearte la zona donde notes los pinchazos haciendo movimientos circulares, y, poco a poco, el aceite irá penetrando en tu piel, con lo que te beneficiarás de los efectos sanadores de la manzanilla y la lavanda.
Por otro lado, si no estás tan interesado en los remedios naturales y prefieres la seguridad que ofrece un médico, puedes optar por acudir a alguna de las múltiples clínicas privadas que hay por Galicia. En estas clínicas, podrán ayudarte a determinar cuál es la causa subyacente de tus cólicos, así como darte consejos y recetas para que puedas aliviar los dolores que provocan.

¿Algo más que deba saber?
Sí. Como ya hemos mencionado, los cólicos estomacales pueden estar provocados por muchas enfermedades y problemas de salud. A continuación, queremos darte una lista con algunos de los problemas que generan estos cólicos de forma más frecuente. No obstante, ten presente que no son las únicas posibles causas de cólicos estomacales.

Aquí tienes las posibles causas de cólicos estomacales:
- Gastroenteritis.
- Intolerancias alimentarias.
- Apendicitis.
- Infecciones urinarias.
- Úlceras.
- Estreñimiento o diarrea.
- Enfermedad de Crohn.
- Mala alimentación.
- Cálculos renales.
- Gases.
- Intoxicación alimentaria.
- Diverticulitis.
- Pancreatitis.
- Síndrome de colon irritable.
- Colitis.
- Dolores menstruales.
- Úlceras.
- Oclusión intestinal.
- Indigestión y acidez gástrica.

Como puedes ver, los cólicos estomacales son un problema muy frecuente. Sin embargo, el hecho de que sean frecuentes no significa que haya que convivir con ellos sin más… ¡Hay que hacer lo posible por prevenirlos y, si aparecen, resolverlos!
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania