Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las cartas del abuelo Pascasio

lunes, 21 de diciembre de 2015
La generosidad del votante macrista. Muy querida nieta Cristina:

Espero que encuentres en el fogón patagónico un poco de alivio al dolor que sentís al ver que nuestra Argentina retrocede varias posiciones en el ranking de países donde se redujo la desigualdad ciudadana. Te recomiendo que aprovechés para escuchar algo de música ahora que tenés más tiempo libre. Supongo que no tendrás el disco de “Los Amigo” con las últimas canciones grabadas por el genial Luis Alberto Spinetta. Nosotros lo acabamos de disfrutar. Nos lo trajo, fresquito, el compañero Germán García que es el padre del batero de “Almendra” y amigo de siempre de Spinetta. Hay un tema titulado “El Gaitero” que me trasportó al hermoso bosque de castaños que rodea mi natal aldea fonsagradina. No te lo hago llegar porque casi seguro que a Máximo le gusta y te lo regala por las fiestas navideñas.

Bien, pasemos a un tema que nos tiene intrigados. Nos referimos al cambio de dieta decidido en las últimas elecciones presidenciales. Se abandona la dieta cristinista y se pasa a la macrista. Entendemos que en democracia los votos son soberanos pero no nos queda claro cuáles son las ventajas de una dieta que es recomendable, únicamente, para el 1% de la población. Algún cortocircuito tuvo que haber quemado los cables cerebrales de los votantes. Antes del accidente eran generosos con el que menos tenía y ahora lo son con el que más tiene. Te voy a poner un ejemplo para que no pienses que ando perdido en medio de los choclos.

Voy a personificar en don Gustavo (creo recordar que su apellido empieza con la letra “g”) para que veas como viene la mano. Don Gustavo es propietario de más de 100.000 hectáres de fértiles campos en Argentina y Uruguay. Es sojero. Exporta por año alrededor de las 300.000 toneladas y factura unos 900 millones de dólares. Antes del cortocircuito macrista el gran productor de soja pagaba sus impuestos (retenciones) que recaudaba el Estado para luego distribuir. Con la guita se levantaron escuelas y hospitales. Se aumentaron las becas estudiantiles y las jubilaciones.

El votante macrista cambió el rumbo de la generosidad. Antes iba hacia abajo y ahora va hacia arriba. Todo lo que el procesado le exime de pagar a los grandes exportadores son recursos que pierde el país. Es así, perdemos todos menos uno. Aunque para el pelotudo del globo amarillo es una medida que genera alegría y tiene su lado bueno cuando el procesado le sonríe complacido al escuchar a don Gustavo: Gracias, Mauri. Sos un líder con las cosas claras. Llevás unos días en la “Rosada” y ya me hiciste ganar unos lindos 5 palos verdes. Nos costó ponerte ahí, en el altar de la desigualdad, pero lo conseguimos. Seguí, dale, tenés nuestro apoyo oligárquico.

Bueno, Cristina, se viene el aguante. Acá arriba los abuelos estamos reforzando la agrupación para convertirla en un bastión de la resistencia al ataque de la inmoralidad como recientemente manifestó el senador estadounidense, Bernie Sanders: Es inmoral e incorrecto que el 1% más rico de la población de este país, posea casi el mismo patrimonio que el restante 90% junto. Está mal que hoy en día, con un sistema económico fraudulento, el 57% de todo nuevo ingreso vaya a parar al 1% más rico”. Lo dice un senador de Vermont pero los macristas aseguran que es un peronista infiltrado como otro que anda por el Vaticano.

Me despido con mis saludos gallegos a toda la familia. Para vos el deseo de que las fiestas navideñas te fortalezcan para afrontar unos años de gran bajón en el bienestar colectivo. Recibí el abrazo del viejo gaita emigrante.
PASCASIO FERNÁNDEZ GÓMEZ
Suárez Suárez, Manuel
Suárez Suárez, Manuel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania