Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

No hay quinto malo

viernes, 09 de octubre de 2015
Se trata de una frase entre aficionados al toro. La escuchaba en una taberna del barrio de Argüelles del Madrid del 68, entre estudiantes que discutían delante de una caña de cerveza, las diferencias entre el tremendismo del Cordobés y la pureza enciclopédica - El Cossío- de los Ordoñez y Diego Puerta. Estábamos en la España cañí, aquella dónde corríamos delante de los grises, aquella en la que el "generalísimo" irrumpía en los templos catedralicios bajo el palio del Concordato con la Santa Sede que señalaba a una contienda civil, como cruzada de liberación, y permitía que las pesetas rubias llevaran, a modo de saludo a sus dueños, lo de "caudillo de España por la gracia de Dios"…

A veces siento que la España de Rajoy sigue, desde la calle Génova, dividiendo a los españolitos entre rojos y nacionales. Me impresiona de gravedad, no sólo escuchar los dicterios de Aznar, también la seriedad y solemnidad que esgrime al pronunciar sus sentencias. Decía mi padre -gallego sabio- que no había perfil más serio que el del burro. Y es que el varón practicante infatigable de abdominales, cada vez que habla, pontifica o clama en favor de la pureza doctrinaria, sacude los cimientos del PP, le estropea la degustación del habano al caballero santiagués, y da esperanzas a sus viejos paladines de aquellos tiempos entre cruzadas de liberación de los Santos Lugares- Irak de Sadán Husein- y cuaderno azul, cuyo contenido era un jeroglífico para saber a quién debía ungir como sucesor. A estos últimos, no sólo les gustaría que volvieran los Tercios de Flandes del Duque de Alba, es que no saben si para que todo siga igual, desde algún cambio, en esas diatribas está, su continuidad en los escaños parlamentarios, chupando de la piragua o disfrutando con la mamandurria.

"Los españoles nos han dado cinco avisos". "El centro derecha se desplaza a Ciudadanos. " Se dedican a descalificarme cuando deberían dedicarse al análisis de mis sentencias". ¡Oh cielos!, cuanta sabiduría desaprovechada…. Desde la FAES, se ejerce la dura labor de mantener encendida la lucecita del Pardo, o las mismas intenciones que desde Roma practican los militantes del Órgano Cardenalicio para la pureza de la Fe, dignos sucesores del Santo Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición. A veces, hasta, los que han concluido su formación ideológica en tan piadoso lugar, son enviados a tierras de promisión para ejercer cargos políticos y así justificar las ayudas económicas que recibe el santa sanctórum del Partido fundado por Don Manuel.

¡No hay nada que temer!. Las obleas recibidas en Cataluña, Aragón, Valencia, Andalucía, Extremadura, no son extrapolables a las elecciones generales del 20-M. Para entonces, con los resultados de la economía, las cifras del empleo, los guiños a los funcionarios, la sonrisa propia de pub en sábado del barrio de Salamanca, seguro que los españoles recuperan la cordura y comprenden que han pecado, al preferir a esos "niñatos de ESADE" con ideas claras y ponencias reformistas -de verdad-. Es como si de repente, las gentes consumidoras, adjuraran de la Navidad del Corte Inglés. Lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible, tal como dijo "El Gallo".

Ante cualquier intento de cambiar la Constitución Española -con perdón- del 78, "impasible el ademán y prietas las filas". Además, hablando de constitucionalismo, ya se ha hecho lo que se debía. Inaugurar ese magnífico puente en la Bahía de Cádiz, dedicado a La Pepa.

Por si fuera poco el desaguisado, va el ex presidente y duda de la cualificación del candidato. Como dicen en los pasillos del Congreso, lo hace, aquel que llamaba con serias amenazas a los directores de los periódicos, tras el 11-M, y les señalaba quienes eran los culpables, cuestión que ahora desmiente el propio responsable del CNI, entonces CSID, en un libro que no tiene desperdicio, salvo para el Embajador de España en Londres, antes Ministro Trillo.

Los que somos del rojerío, estamos serenamente preocupados. Estas mesnadas para gentes de orden, han perdido la formación, el rumbo, la obediencia debida, el sigilo, hasta la costumbre de ir a Misa y celebrar los primeros viernes de cada mes; y sino que me expliquen lo de la boda de Maroto.

Vuelvo a la tauromaquia. ¡"Hay gente pa tó"!. La pronunció Rafael "El Gallo" cuando le presentaron a Ortega. Supongo que lo estará pensando Rajoy, cada vez que entrevistan a su oponente Rivera, que sabe idiomas, que es hijo de la democracia, que se le entiende perfectamente cuando se explica, que sabe decir Don Tancredo. Que se ha convertido en un enigma para sus muchachos alegres y combativos -gomas de borrar a la dama de hierro De Cospedal- cuando discuten si Ciudadanos es de centro derecha o de centro izquierda. ¡He ahí la cuestión que preocupa y ocupa a la vasca!.

No hay quinto malo. No hay nada que se pueda arreglar, si no se arregla sólo. No hay diario más cercano al pueblo que El Marca. Por eso, y muchas cosas más, Don Mariano -no confundir con Mariano el de Forges- está firme, contemplando desde el burladero de la Monumental, esos Miuras o Victorinos, a los que hará faena de aliño el 20-D.
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania