Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La Meiga Chuchona (Vampiro)

lunes, 07 de septiembre de 2015
Hay la creencia en Galicia, como en los campesinos de Alemania, que, cuando una bruja queda dormida en la cama mientras su espíritu adquiere la forma de cualquier animal para efectuar sus fechorías, su ser corporal sufre los golpes y males que puedan acontecerle al que lo sustituye. También el 'mal de ojo' se tiene por real en otros países nórdicos.

Había en San Xián de Sergude una mujer a la cual le morían todos sus hijos. La última niña que había tenido llevaba camino de morir también encanijada.

-Pues esto tiene que ser cosa de un mal de ojo o de la Chuchona, dijo la madre de la mujer, que ya era anciana y, como tal, sabía de estas cosas que se van aprendiendo al correr de los años.

Entonces un sábado por la noche cogieron en una braña tres juncos; los cortaron a igual tamaño y los marcaron:*uno era la 'envidia', otro el 'enganido' (mal de ojo), y el otro, la 'meiga chuchona'.

-¿No te lo decía yo?- dijo la madre-. ¿Ves cómo es cosa de meiguería?.

-¿Y qué debemos hacer?¿Quién puede ser la meiga?.

-Ya lo sabremos. Por el momento hay que ponerle a la niña una castaña de indias, un diente de ajo y una ramita de hierba de San Juan. Y no dejarla sola; de noche vendrá una mosca muy grande y muy negra y se posará en la cuna. Esa es la meiga Chuchona que viene a chuparle la sangre a tu niña. Enconjurarla diciendo: '¡San Silvestre, meiga fora!' y al mismo tiempo, pegarle a la mosca con una ramita de laurel, ya que no hay por aquí ningún avellano, que sería mejor. Darle sin duelo, que si la matáis no se pierde nada.

La mujer y su marido aguardaron sin acostarse junto a la cuna hasta que a media noche vieron la mosca. La mujer profirió las palabras del esconjuro y, al mismo tiempo, el hombre con la rama de laurel golpeó a la mosca.

Al día siguiente apareció muerta en su casa una vieja de Tabeayo. Esa era la meiga Chuchona que iba a chupar la sangre a los niños.

Y entonces la niña se puso bien, y está hecha una buena moza.

Yo no creo en las meigas, pero haberlas…

(Santiago Lorenzo Sueiro es Presidente de Alianzagalega).
Lorenzo Sueiro, Santiago
Lorenzo Sueiro, Santiago


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania