Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las cartas del abuelo Pascasio

lunes, 06 de julio de 2015
El valor de una nieta de Cuntis.
Muy querida nieta Cristina:

Te quiero contar el acto heroico que protagonizó una nieta nuestra de Cuntis [Pontevedra] que te habrá pasado desapercibido en medio de las informaciones sobre el cobarde ataque del “trío buitrero” a nuestra amada Grecia. Su nombre es Ana Miranda Paz. Coincide contigo en las raíces, en estudiar Derecho y en luchar en contra de las injusticias. Acá arriba la queremos mucho. Es la sonrisa de Galicia en el Parlamento Europeo. Vos bien sabés que en las instituciones comunitarias son bastante grises y poco propensos a la expresión de sentimientos.

El corazón de Ana la movió para embarcarse con rumbo a Gaza. Subió a bordo del “Marianne” como una más de la “Flotilla de la Solidaridad” con el sano propósito de llevar a las playas palestinas ---Palestina tiene un cacho de costa sobre el Mediterráneo--- el cariño de millones de personas que no olvidan el sufrimiento de un pueblo que lleva décadas repartido en dos campos de concentración. El barco de la paz fue asaltado por tropas israelís en aguas internacionales y llevado al puerto de Ashkod. Ana fue detenida y luego deportada a Madrid. Por suerte, no hubo violencia. Quizás los militares se contuvieron porque sabían que formaba parte de la comitiva solidaria un periodista israelí.

Estarás pensando que no te cuento nada nuevo sobre los ilegales procedimientos de Israel. Tenés razón, vos conocés de primera mano el triste caso AMIA que usaron para derrocarte mediante un desgraciado “ñoqui judío” que terminó mal al intentar cagar al mismísimo MOSAD. No tienen escrúpulos en coimear a quien sea al contar con recursos ilimitados. En la caja del don Buitre Singer hay guita para tapar todo lo que haga visible las continuas violaciones de los derechos humanos de los palestinos. En los grandes medios no salió nada sobre Ana y el barco de la dignidad. También duele comprobar que desde el Ministerio de Relaciones Exteriores cierran los ojos delante del problema.

Bueno, Cristina, si te hablo de la ejemplar Ana Miranda es para pedirte que la recibas cuando visite Buenos Aires. Después de octubre estarás un poco más descansada, supongo. Te pido media hora de tu tiempo para charlar con ella. No olvido que al ser la “jefa absoluta del gigante invertebrado llamado peronismo” seguirás ocupada aunque con menos agenda protocolar. Aprovecho para felicitarte por no ir en ninguna lista. No necesitás protegerte de los falsos denunciantes porque vos das siempre la cara. Te informo que la “Feria del Libro” del año próximo se dedica a Santiago de Compostela. A lo mejor te podés dar una vuelta para buscar en el mapa de mi municipio la ubicación de Mazaeda, la aldea donde comenzó todo.

Me despido. Me olvidaba de comentarte que el lugar de nacimiento de Ana Miranda es muy famoso por sus aguas termales, sulfuro-sódicas, ya apreciadas por los romanos que denominaron a la villa como Aqua Calidae. Recibí el abrazo cariñoso del viejo fonsagradino que defiende con pasión el solar rioplatense en el que encontró la felicidad.

Pascasio Fernández Gómez.
Suárez Suárez, Manuel
Suárez Suárez, Manuel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania