Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Las cartas del abuelo Pascasio

martes, 23 de junio de 2015
Una ballena azul en la avenida Sarmiento.
Muy querida nieta Cristina:
Te escribo para hacerte constar que acá arriba no nos olvidamos de las celebraciones patrióticas del mes de mayo. Pudimos escuchar las amenas charlas de varios compañeros que saben mucho de historia argentina. Ayer mismo contamos con la presencia del cordobés Manolo Graña Etcheverry que vino a inscribirse en la agrupación “Cristina da Fonsagrada” al tiempo que lo convidamos para que nos leyese alguno de sus poemas. Vos sabés que tiene raíces gallegas y vascas, como bien indican sus apellidos. Quizás por eso el hombre salió fuerte o a lo mejor fueron los aires de las sierras cordobesas los que lo llevaron a mantenerse firme hasta el centenario de su nacimiento. Te acordarás que Graña fue el diputado propuesto por Juan Cooke ---presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales--- como expositor de la Ley de Sufragio Femenino que posibilitó el acceso de las mujeres al voto en nuestro país. Sus fundamentadas palabras del 9 de setiembre de 1947 argumentan, con gran erudición, sobre la igualdad entre el hombre y la mujer.

El amigo Manolo no quiso recitar sin antes realizar una breve una introducción sobre el buen momento cultural que está viviendo la Argentina. Se explayó en alabanzas al gobierno que vos presidís y criticó a los medios de prensa coimeros que omiten informar sobre aquellas obras que enriquecen al país. Se preguntó: ¿Es normal que la inauguración del mayor centro cultural latinoamericano sea ninguneada por los dos diarios más importantes del país? Se contestó: Es una atrocidad indecente. El “Centro Cultural Néstor Kirchner” merece el mayor de los reconocimientos. Se recupera un edificio histórico y se pone al servicio de los ciudadanos. Los gobiernos de los próximos años tienen a su disposición un gran espacio público para promover la cultura y la música. Quiero pedirles que se paren un minuto a reflexionar. No es de argentinos decentes el negar los éxitos de doña Cristina. En el antiguo edificio del Correo Central se incluye una nueva sala, de excelente acústica, con capacidad para 1750 personas que podrán asistir, gratis, a los conciertos de la Orquesta Sinfónica Nacional.

Cree nuestro nuevo compañero que el grupo de anti-argentinos adscritos al “Clan del Clarinete” no podrán –-por más esfuerzos que hagan--- detener a la hermosa ballena azul que, majestuosa, se desplaza por la avenida Sarmiento. Nuestro amigo es persona poco afecta a hablar de sus poemas. Nos manifestó lo siguiente: Ustedes son mis amigos; así que les hago una recomendación sincera. No pierdan el tiempo con mis poemas. Vayan corriendo a leer a Borges, Cortázar y Marechal. Ellos son los tres imprescindibles de la literatura argentina. Si me preguntan por un poeta actual, opto por la creación lírica de mi paisano Carlos Penelas y si nos vamos al exterior más cercano; no hay mejor vate que mi suegro don Carlos Drummond de Andrade.

No pudimos convencerlo de que leyese ningún poema de su autoría pero nos deleitó con una serie de versos de Drummond de Andrade en portugués y en castellano. Lo hizo en riguroso orden cronológico de creación y comentando detalles del texto para centrarnos en el tiempo. Me acuerdo solamente de dos cachitos de dos poemas. Uno en portugués me llamó la atención al comentar Graña que tenía cierto aire rosaliano: No meio do caminho tinha uma pedra / tinha uma pedra no meio do caminho / no meio do caminho tinha uma pedra. Otro poema es el que eligió para terminar su intervención y viene al pelo para entender la fugacidad del tiempo: Presente hace al futuro y al presente, pasado / El Tiempo hará presente a todos los futuros / El Tiempo hará pasado a todos los presentes.

Me tengo que despedir. Estás bastante atareada con la sucesión. Ya sabés que contás con todo el apoyo de la gran barra emigrante. Si decidiste apostar por “Scioli-Zannini” es para ganar en la primera vuelta. Lo que realmente importa es evitar el regreso de los coimeros-buitres-traidores a estropear unos logros que reciben el beneplácito del Banco Mundial, OIT y ONU. Recibí un abrazo cariñoso del viejo abuelo fonsagradino.

Pascasio Fernández Gómez.
Suárez Suárez, Manuel
Suárez Suárez, Manuel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania