Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Genealogía de la Familia Bolaño Ribadeneyra (IV)

viernes, 19 de junio de 2015
Genealogía de la Familia Bolaño Ribadeneyra. Señores de Torés (IV)

El castillo

Del castillo de Torés queda en pie la torre del homenaje, muy arruinada con parte de un lienzo caído y en su cima las almenas que desafían el paso del tiempo, de planta cuadrada (10,20 x 10,20m.) y muros de 1,50m. de espesor, una altura que ronda los veinte metros, realizada toda ella con piedra de la zona y argamasa, acceso con puerta en el lateral sur con arco carpentiano, de la que fueron sustraídas las mochetas y jambas, en la planta alta los desaguaderos de granito con forma octagonal y ventanal de marcación granítica, muy similar a la torre de Doncos y de otras existentes en la comarca, formada por tres plantas y una de sótanos, que actualmente está llena de escombros y restos de la misma fortaleza. Todavía queda en buena media parte de las dos murallas defensivas, cuyo espacio alcanza una superficie de norte a sur de 33 metros de largo por unos 16 de ancho, la barbacana con torreón semicircular en el ángulo noroeste, además de otros restos de muros que hasta bien entrado este siglo se conservaban bastante bien a juzgar por las fotos y descripción que del mismo hace el don Ángel de Castillo en la obra “Geografía general del Reino de Galicia. La Arquitectura en Galicia” y “ Inventario Monumental y Artístico de Galicia”. Fue este castillo expoliado, e incluso los buscadores de tesoros han cavado fosos en la plaza de armas en busca de los míticos tesoros, también parece que durante la invasión francesa fue incendiado e incluso en uno de los incendios que sufrió murieron a consecuencia de los mismos dos vecinos.
Al realizarse en famoso Catastro de Ensenada, año 1752/53, la entonces dueña de la fortaleza declara al respecto en estos términos: “La Excma. Sra. Marqués a de Torés. Dueña de esta jurisdicción”.
(Bienes), una casa con sus altos, situada en Torés, tiene de frente quarenta varas y veinte de fondo, linda por la derecha e yzquierda con la dueña; regulado su alquiler (contribución), en quatro reales vellón yncluso el órrio.
Otra casa terrena situada al mismo sitio de Torés; tiene de frente veinte seis varas y siete de fondo; linda por la derecha e yzquierda con el dueño, regulado su alquiler en quatro reales de vellón.
La primera referencia del catastro corresponde al castillo y las demás dependencias anejas al mismo, todas dentro del recinto fortificado, mientras que la segunda referencia, es de suponer que corresponde a la casa referida en el inventario de 1701 como la casa de abajo, quizás la conocida casa de cárcel, actualmente dedicada a turismo rural.
Desde el ayuntamiento de As Nogais se están dando importantes pasos por conservarlo, lo mismo que las otras administraciones. Hasta hace poco tiempo su dueña era la excma. señora Duquesa de Medinaceli, quien la cedió a la fundación que ella misma creó. Realmente vale la pena conservarlo y consolidar la estructura del mismo con el fin de evitar que pronto se convierta en un montón de piedras. Cuestión que ya esta en marcha y con diversas actuaciones, empezando por una Escuela Taller promovida por el ayuntamiento de As Nogais, se están dando los primeros pasos para recuperar en lo posible dicha torre y ponerla en valor, con el fin de que sea un reclamo turístico más para el municipio y la zona.
A poca distancia de la fortaleza se levanta el templo parroquial de Torés, de estilo renacentista, formado de tres naves, frontis protegido por un porche, en el mismo interesante retablo mayor que ocupa todo el testero de bella talla lo mismo que las esculturas destacando una imagen de san Juan Bautista, titular de la parroquia, cuya obra mide (1,75 cm.), es una pieza desconocida en buena medida realizada por el gran escultor gallego Francisco de Moure, a juzgar por los datos que aparecen en la documentación del templo de Torés, actualmente custodiada en el Archivo Central Parroquial Diocesano de Lugo; referenciar muy brevemente las pinturas murales formadas por tres medallones que representan el del centro Agnus Dei, mujer que blande espada y pisa el demonio en el lateral norte, escena del nacimiento de Jesús en el lateral sur; citar los sepulcros y labras heráldicas de algunas familias hidalgas de Torés y lo mismo los dos panteones situados en los lienzos derecho e izquierdo de la capilla mayor del templo, que corresponden a un caballero y a una dama de los Ribadeneyra, particularmente me atrevo a pensar que son los de D. Álvaro González de Ribadeneira y de su esposa Dª Beatriz de Castro Bolaño y Ribadeneyra, recordemos que Dª Beatriz y su esposo construyeron la capilla de san Juan de Torés y siendo viuda ella mandó dotarla de rentas; en su testamento dispone que sea enterrada en la capilla de san Juan.
El sepulcro del caballero tiene estatua yacente, muy ruda y tosca, para rematar por el escudo bien realizado en bloque de granito. Está bellamente decorado por rollos y pergaminos con dos rostros que miran al frente. Cuartelado por la cruz cargada de cinco veneras de los Ribadeneira. 1º bollo y cordero de los Bolaño; 2º los trece roeles de los Sarmiento; 3º puede tratarse de las armas de los Mendoza o Zúñiga. 4º león rampante de los Neira, aunque ciertos autores señalan que puede representar el linaje de los Balboa; ello tampoco parece de todo lógico al carecer de las ondas y no estar sumergido parcialmente en ellas.
El sepulcro de la dama, fue realizado por el mismo cantero, la estatua yacente muy pobre y falta de toda proporción por acusar el bulto. El escudo decorado por rollos y sendas representaciones humanas con la faz mirando al frente y un brazo sujetando un pergamino. Es cuartelado por la cruz cargada de cinco veneras de los Ribadeneira. 1º los trece roeles de los Sarmiento; 2º bollo y año de los Bolaño; 3º cabeza de lobo sangrante (cortada por el cuello) de los Moscoso; 4º seis roles de los Castro.
Además este templo custodia importantes piezas de orfebrería de los siglos XVII y XVIII, entre ellos una interesante custodia, tipo solar, de amplia base, acamapanada con profunda ornamentación en relieve y de fuste bulboso con cuatro esfinges de las que cuelgan campanillas e inscripción en la base que dice: “DILO DON PEDRO BOLAÑO SEÑOR DE TORES Y JUNQUERAS. AÑO 1667”.

Fuentes:
Archivo Histórico Nacional. Sección Ordenes Militares.
Archivo del Palacio Ducal de Medinaceli. Sección TORÉS.
Archivo Histórico Provincial de Lugo. Catastro de Ensenada. Feligresía de San Juan de Torés, libro “Real de Legos” folio 1 y 2 ref. Libro 10784/04.
Padre Crespo “Blasones y Linajes de Galicia”.
Castillo, Ángel del. “Inventario Monumental de Galicia”. Paginas 231/233.
Dirección General del Instituto Geográfico y Catastral, Madrid. “Hoja 125 (año 1955)”.
Espinosa Rodríguez, José. “Apuntes Gráficos sobre Heráldica Gallega”.
Fariña Couto, Luciano. “O Libro da Heráldica Galega”.
López Pombo, Luis. “Hidalgos y Casas Señoriales. Ayuntamientos de As Nogais, Pedrafita do Cebreiro y Triacastela”.
Valiña Sampedro, Elías. “Inventario Artístico de Lugo”. Tomo VI, página 129/134.
Vázquez Seijas, Manuel. “Fortalezas de Lugo y su Provincia”. Tomo I, páginas 149/155.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania