Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Pues sí, han echado a Orozco

viernes, 12 de junio de 2015
Cuando haces doscientas predicciones es lógico acertar en alguna. Ya me pasó con las elecciones y no me voy a arrogar méritos de pitoniso porque en alguna tenía que dar en la diana. Lo mismo pasa con la alcaldía de Lugo.
Que Lara Méndez sería alcaldesa en lugar de Orozco si éste accedía a marcharse era algo de perogrullo, principalmente porque la ley impide otra posibilidad por mucho que algunos digan lo contrario. Sin embargo, a pesar de que el pasado 21 de mayo en este mismo blog apuntaba eso, y a que ayer les aseguraba que todos podríamos decir “ya lo decía yo” les confieso que la renuncia de Orozco me ha pillado por (relativa) sorpresa. No ha sido como ver un unicornio, pero sí como ver un delfín en Foz: posible pero poco habitual.

Cuando dudas entre dos opciones y tiras una moneda al aire te revela lo que realmente quieres porque ante el resultado del “sorteo” te sientes satisfecho o decepcionado. Aquí pasa un poco lo mismo. A pesar de que todos imaginábamos las posibilidades que había de una cosa o la otra, y de los poderosísimos argumentos que al final han prevalecido (el PSOE no podía permitirse perder la única capital de Galicia a la que puede echar mano, eso es lo principal) la noticia de la huida de Orozco me ha pillado un poco de sorpresa porque en el fondo siempre pensé que se quedaría. Las cosas como son.

Entre los defectos que pueda tener el aún alcalde en funciones no se contaba la cobardía, aunque sí era más habitual en él el engaño al que tuvo sometida a toda la ciudad en los últimos días. Que oigan, hace dos que salió a decir que “por supuesto” era el candidato a la alcaldía y en la rueda de prensa de ayer habló de motivos “estrictamente personales”. Lo han echado, y decir cualquier otra cosa considero que es un cachondeo de difícil justificación que pone en duda la credibilidad en la palabra que le pudiera quedar a este señor. Como para comprarle un coche usado.

A menos que la cosa fuera como en “Cuento de Navidad” de Dickens, y que a Orozco le hayan venido a ver por la noche los fantasmas de los alcaldes pasados, presentes y futuros, entiendo que el miércoles por la tarde sabía que se iba a marchar, pero públicamente decía lo contrario en vez de guardar el “inteligente” silencio que, según él, es lo que procede en estos casos. Vamos, que nos han mentido claramente, aunque lo llamen “estrategia de comunicación”.

En cuanto a la nueva regidora, si les soy sincero no tengo opinión sobre Lara Méndez. Ni buena ni mala, así que le daré el beneficio de la duda y espero que cambie algunos usos y maneras que en el Ayuntamiento de Lugo han ido arraigando estos tres últimos lustros. Todo cambio en ese sentido será bienvenido y tiene ocasión de demostrar su valía.

Respecto al resto de los grupos, es difícilmente discutible que la huida de Orozco es una clara victoria de Lugonovo. Incluso desproporcionada para su representación municipal, pero es lo que tiene ser llave, que han logrado en dos semanas lo que otros no consiguieron en 16 años. El BNG intentará apuntarse una parte del triunfo, pero esto mismo lo pudo hacer hace cuatro años y no quiso, y además es obvio que el compadreo con el PSOE en la Diputación hace que su palabra en esto sea bastante menos creíble de lo que podría ser. Han quedado fuera de la jugada porque todos damos por sentado que votarán lo que les manden para garantizarse pisar las frondosas y acogedoras moquetas de San Marcos como han hecho siempre que han podido.

La cuestión ahora es si con esto está todo hecho. Entiendo que no.

La primera condición que puso Lugonovo en su momento era la salida de Orozco, pero no la única. También se habló de reducir gastos de los grupos en un 50% (lo cual será harto complicado al haberse duplicado el número de partidos en el pleno) y de crear un “salario social”, que entiendo que es una especie de RISGA en versión local.

¿Eso es suficiente? ¿Aceptan que sigan las concesiones caducadas? ¿Que Vendex gestione la ORA? ¿Que siga privatizada desde la gestión de los jardines a la organización del concurso de escaparates del Arde Lucus? ¿Asumen que todo siga igual?... No es un tema sencillo, y si bien han logrado un importante hito con el derribo de Orozco queda mucho por hacer si realmente pretenden cambiar las cosas.

La responsabilidad del nuevo gobierno, entren o no entren en el mismo, será de quienes lo voten mañana. Es lo que hay.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania