Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Genealogía de la Familia Bolaño Ribadeneyra (II)

viernes, 05 de junio de 2015
Genealogía de la Familia Bolaño Ribadeneyra. Señores de Torés.

Notas genealógicas

La genealogía de los señores de Torés y Marqués es de Parga, es muy extensa y amplia, en halla hay numerosos entronques y líneas colaterales, algunas aun con pazos y casas señoriales por la zona de Becerreá y valle de Neira de Rei.
Descendiente del mencionado linaje vincular es el actual propietario de la fortaleza de Torés el Excmo. Sr. Duque de Segosbe, hijo de la Excma. Duquesa de Medinaceli. No queriendo entrar es las especulaciones genealógicas, algunas veces tan frecuentes, prefiero reseñar aquí una genealogía estudiada por el Sr. Vázquez Seijas, corroborada y ampliada por el Padre Crespo, quién tuvo acceso y estudió ampliamente la documentación custodiada en el Archivo de la casa Ducal de Medinaceli, principalmente la conocida como “Sección TORÉS”.

D. Alvaro González de Ribadeneira, matrimonio con Dª Teresa Fernández de Ribadeneira, de quienes fueron legítimos hijos:
A/ Dª Berenguela López Ribadeneira, que casó con D. Baltasar Sánchez de Ulloa, testando dicha ilustre señora en el pazo de Noceda, As Nogais, el 6 de enero de 1485, ante el escribano Macías López, nombrando por legítimos herederos a sus hijos Vasco Sánchez de Ulloa y Alvaro Taboada; según parece la misma señora contrajo segundas nupcias con D. Alonso López de Lemos, quien la representó como marido en varios instrumentos notariales.
B/ Fernán Díaz de Ribadeneira, sigue la línea vincular de Torés.
C/ Ruy González, del que no tenemos más datos.

D. Fernán Díaz de Ribadeneira, apodado el viejo, heredó el castillo de Torés con todas las posesiones, de él dice Vasco da Ponte, que tenía un poder de 50 lanzas y 1.500 vasallos y behetrías. Otorgó testamento en Bande (Bande Susaos, aldea de la parroquia de Armea, ayuntamiento de Láncara) el 22 de marzo de 1461, ante el escribano López Díaz, en dicho documento menciona a su esposa Dª María Mayor de Baamonde, a su padre D. Alvaro, y a su segunda esposa, la viuda Dª Constanza Méndez. Entre otras disposiciones ordena ser enterrado en la capilla de san Pedro Mártir, que está en el templo de Sto. Domingo de la ciudad de Lugo, en cuyo templo también habían sido enterrados su abuelo materno Fernán Díaz y su madre Dª Tareixa. Además dispone el reparto de varias rentas para misas, mencionando que se debía dar una misa diaria en la capilla de san Antonio, donde yace enterrado D. Pedro Fernández Bolaño. En el mismo testamento cita a sus hijos que son:
A/ D. Fernán, que lo mejora con la casa fuerte de Baamonde, cotos de Láncara, Toirán, Seoane y Vilanova, además de varios iglesiarios y beneficios en tierras de Ribadeneira y de Pantón; la parte que él le correspondía en los cotos de Layosa, Sindrán, Cedrón, Rosende, y alfoces de Adal y Sangulloa, así como en Neira de Jusá.
B/ Dª María, quedó de heredera de la casa y cotos de Ríomol y Marandelle, además de la parte que le podía corresponder en el coto de Fonteneira.
C/ Dª Tereixa, a la que hace heredera de los cotos de Damil y Felmil, que según perece, estos cotos habían sido comprados por su padre y con anterioridad dejados a su tía Dª María Fernández de Bolaño.
D/ D. Martín Vázquez, que heredó la tierra de Saavedra y de Ribademiño, entroncando dicho linaje con la casa de Baamonde.
E/ D. Pedro Fernández Bolaño, quien sigue al frente del castillo de Torés.
F/ Dª Tereixa, hija de su segundo matrimonio, que llevaba el mismo nombre que la tercera hija del primer matrimonio, fue mejorada con parte del coto de Cerdido. Contrajo matrimonio está señora con D. Macías Pérez de Ibias.
D. Pedro Fernández Bolaño y Balboa, también llamado en otros documentos Bolaño Ribadeneira, heredó el castillo de Torés, con sus posesiones además de los cotos de Cela, Valeira, con las tierras de Balboa y de Cancelada, bajo la condición de dotar las capellanías que su padre había fundado en Sto. Domingo y san Francisco de Lugo. También a él se refiere Vasco da Ponte, que le atribuye una fuerza permanente de 30 caballos y 700 peones, no obstante la política seguida por los Reyes Católicos de restar poder a la nobleza y dado que el Mariscal Pedro Pardo de Cela, era su suegro, pues estaba a la sazón casado con Dª Beatriz de Castro Pardo de Cela, hija legítima de dicho Mariscal y de su esposa Dª Isabel de Castro Osorio, esta circunstancia hizo que fuese privado de todos los bienes cuantiosos de su casa. D. Pedro texto en el castillo de la ciudad de Lugo ante el escribano Pedro de Ribadeneira el 20 octubre de 1491, ordenando que su cadáver fuese enterrado en el convento de santo Domingo de Lugo y mejorando a su hijo Fernán Díaz Ribadeneira, apodado el mozo.

El Padre Crespo, dedujo de la lectura de mencionado testamento que también fueron legítimo hijos de D. Pedro Fernández Bolaño, otro Pedro Bolaño, que falleció sin sucesión; Dª Isabel de Castro, heredera del coto de Sindrán y posterior poseedora de bienes en Valedoñuro, Regueiras del Ferrol, Galdo y Huerta de Viveiro. Estuvo casado con D. Juan de Prado, siendo progenitores de los Navia de Asturias; Dª Mayor de Baamonde, mejorada con la casa de Burela y su puerto; D. Bernaldo, quedó de heredero de los vasallos del valle de Mondoñedo; Dª María Bolaño, fue mejorada con los cotos de Layosa y de Rosón.

D. Fernán Díaz de Ribadeneira y Bolaño, el mozo, aparece como señor de Torés en un documento del 9 noviembre de 1503, año en el que contrajo matrimonio con Dª María Pimentel, hija de D. Juan Pimentel, señor de Viera y de Grajal, nieta de D. Juan Alfonso Pimentel, conde de Benavente.
D. Fernán Díaz de Ribadeneira y Bolaño, le fueron restituidos todos los bienes de que su padre había sido privado, según real cédula otorgada en Burgos el 18 de noviembre de 1507 por la reina Dª Juana.
Otorgó testamento dentro de la fortaleza de Torés el 28 julio de 1514 ante el escribano Rodrigo de Herbón; mandando ser sepultado dentro del convento de Sto. Domingo de la ciudad de Lugo. De su matrimonio con Dª María Pimentel, hubo a lo menos ocho hijos, que fueron:
A/ D. Pedro, mejorado con diez cargas de renta de pan en el coto de Cela, además de tierras en el valle de Neira de Rei, Val de Oselle.
B/ D. Alvaro, también mejorado con diez cargas de pan de renta que debían de pagar los foreros del coto de Toirán.
C/ D. Bernardo, mejorado con la casa y viñas en Villafranca del Bierzo.
D/ Dª Beatriz de Castro, que sigue la línea de Torés.
E/ Dª Mayor, mejorada en dote para contraer matrimonio con D. Alvaro Pérez Osorio, en la cantidad de 300 ducados de oro, además de su legítima en tierras y otros bienes.
F/ Dª Teresa Blanca Pimental, en otros documentos figura como Pimentel y Cabeza de Vaca, contrajo matrimonio con D. Antonio Tovar y ambos fueron señores de la fortaleza y coto de santo Tomé de Lourenza; teniendo estos por hijos legítimos a doña Brianada Tovar y Pimentel, que a su vez se casó con su tío D. Fernán Pérez das Seixas. El 20 de enero de 1549, doña Teresa otorgó escritura de dote para casar a otra hija suya con D. Alvaro Palleiro, que era señor de Medín, antigua provincia de Santiago.
G/ Dª Ana María Pimentel, matrimonió con D. Alvaro de Yebra, al mismo su cuñada, señora de Torés, le hizo cesión de tres aldeas en el coto de Froyán, en cambio de otras cesiones que hizo su hermana Dª Ana María, según consta en la escritura otorgada ante el escribano Juan Vázquez, el 19 de abril de 1552, además doña Ana le había correspondido por herencia de su padre los cotos de Layosa y Ríogrande.
H/ Dª Elena Pimentel, fue dotada por sus padres para ingresar de monja en el convento de santa María, A Nova de Lugo, renunciando posteriormente a su herencia, según escritura pasada ante el escribano Alonso López, el 26 abril de 1540, en dicho documento de renuncia cede toda legítima herencia a favor de su madre Dª María Pimentel, con la condición de una dotación anual a dicho convento de 30 fanegas de centeno.
Rompiendo con las reglas de sucesión tan comunes entre la nobleza de la época D. Fernán Díaz de Ribadeneira y su esposa Dª María Pimentel, nombraron heredera del castillo y posesiones de Torés a su hija Dª Beatriz de Castro, que en documentos del Archivo de Medinaceli, figura “la Vieja”, estuvo casada en primer matrimonio con Fernán Pérez Parragués, siendo dicho matrimonio declarado nulo. Otorgó escritura de fundación de mayorazgo, en la que cita todas las posesiones del castillo de Torés, que no referencio aquí por su extensión y manda que le sucedan en el mayorazgo de varón a varón y en su defecto las mujeres, imponiendo los apellidos de Bolaño Ribadeneira para los herederos del mayorazgo. Una vez anulado su primer matrimonio se casó con D. Juan López Pardo de Haro, hijo éste de Fernán Pérez de Parragués y de Dª Constanza das Mariñas; nieto por línea paterna de D. Pedro Fernández de Párraga y de Dª Violante Núñez y Pardo de Aguiar, nieto por línea materna de Gómez Pérez das Mariñas, señor de Cillobre y Valdemis. Supone el Rdo. José Santiago Crespo del Pozo, que dicho matrimonio debió de ser entorno al año 1522, dado que el documento de dote fue otorgado el 13 de diciembre de 1522 y además el 4 de octubre de 1530, el juez de la jurisdicción de Torés Pedro Fole, dio posesión de dicha fortaleza a Dª Beatriz y a su marido D. Juan ante el escribano Sebastián López, por otro documento del año 1540, sabemos que D. Juan López de Haro sostenía un pleito con D. Alvaro González de Ribadeneira.
Por escritura otorgada el 10 de noviembre de 1543 ante el escribano de Lugo Pedro de Lemos, Dª Beatriz, cedió a favor del convento de santa María A Nova de Lugo la sincura de san Bartolomé de Bragán, bajo la cláusula de que si su importe no fuese suficiente se cobrase también el de santa María de Marei.
D. Juan López de Pardo Haro, testó en la villa de Villafranca, ante el escribano Juan de Frades, el 24 agosto de 1546 y entre otras cláusulas estipulaba que fuese sepultado en el templo de santo Domingo de A Coruña, donde también había sido enterrada su madre Dª Constanza das Mariñas; declarando por sus legítimos herederos universales a sus hijos que fueron:
A/ D. Juan López Pardo, que falleció sin sucesión.
B/ D. Fernán Díaz de Ribadeneira, falleció también sin sucesión.
C/ Dª Beatriz de Castro, pleiteo con su hermana Dª María, por el mayorazgo de Torés.
D/ Dª María de Castro Pimentel, contrajo matrimonio con D. Diego de Lemos y tomó posesión del mayorazgo fundado por su madre, cuya posesión originó pleito con Dª Beatriz de Castro, llamada la moza, tercera de las hijas, siendo ganado por la segunda, viéndose la primera obligado por sentencia a darle la tercera parte de los bienes que habían quedado de su madre Dª Beatriz, la Vieja.
Por documento otorgado ante el escribano López Díaz Pillado, el 5 de abril de 1586, sabemos que D. Alfonso López de Navia, hizo donación a Dª María de Castro Pimentel, de la Quintá parte que él le correspondía de los beneficios por fallecimiento de su abuelo D. Pedro Bolaño, en términos de Becerreá.
E/ Dª Constanza das Mariñas, apodada Marcorta, contrajo matrimonio en primeras nupcias con D. Fernán Díaz de Ribadeneira, hijo legítimo de Alvarez González Ribadeneira y de Dª María Bolaño, nieto por línea materna de Fernán Díez Ribadeneira, apodado el Viejo, señor de Torés y de su primera esposa Dª María de Baamonde. Este D. Fernán Díaz de Ribadeneira casó en segundas nupcias con Dª Berenguela de Haro, o das Mariñas. La doña Constanza das Mariñas, (Marcota), sostuvo varios pleitos con su sobrino Pedro Bolaño Ribadeneira, por tierras de su abuelo D. Pedro, reconociendo finalmente Dª Constanza, que su sobrino tenía derecho legal en las reclamaciones que hacía, otorgando escritura de concordia ante el escribano de Madrid Rodrigo Riaño, en la villa de Madrid, en 1588, mediante la cual le daba a su sobrino la cantidad de 1.400 ducados para así zanjar dicho pleito.
Durante el matrimonio de D. Fernán y Dª Constanza, (Marcota), fundaron el vínculo y mayorazgo de la casa de Bergondo, el 29 agosto de 1552, en la fortaleza de Mesía, ante los escribano Lope de Robiños y Juan González de Mayorga, con la finalidad de casar a D. Fernán con Dª Berenguela de Haro, hija de Ares Pardo; de cuyo enlace matrimonial nació D. Alvaro González de Ribadeneira, el que matrimonió con doña Beatriz de Castro, llamada la Moza; Gómez Pérez de Ribadeneira; Dª Juana y Dª Constanza de Ribadeneira.
D. Fernán revocó la escritura de fundación del mayorazgo instituido en unión de su esposa Dª Constanza (Marcota), según documento otorgado ante el escribano de A Coruña Rodrigo de Meirañes, el 15 de mayo de 1533, ello fue un principio, casi, interminable de pleito.
El segundo matrimonio de Dª Constanza, fue con D. Juan Pardo de Ribadeneira, hijo legítimo de Fernán Díaz de Ribadeneira y de Dª Constanza das Mariñas.
Del matrimonio entre Dª Constanza Castro das Mariñas, (Marcota) y D. Fernán, fueron legítimos hijos:
A/ D. Suero Díaz de Ribadeneira, primero que le correspondía el mayorazgo y que falleció sin sucesión.
B/ D. Vasco de Parga, también falleció sin sucesión.
C/ D. Juan Pardo de Ribadeneira, que llegó a poseer dicho mayorazgo y contrajo matrimonio con otra Dª Constanza das Mariñas, de quienes fue legítimo hijo: D. Fernán Díaz de Ribadeneira, soltero, el cual de una doncella de su madre (por nombre María González, a la sazón también soltera), tuvo por hija natural a Dª Inés Ribadeneira, que contrajo matrimonio con D. Luis Pimentel y Sotomayor, cuyos descendientes entablaron largos pleitos con los señores de Torés por la posesión del mayorazgo.
D/. D. Pedro Pardo Ribadeneira, que realizó la carrera eclesiástica y fue clérigo.
E/ Dª Inés de Baamonde Ribadeneira, que falleció sin sucesión.
Debo de mencionar que el mayorazgo instituido por el matrimonio de D. Fernán y su esposa la doña Constanza, más tarde anulado por el marido excluía de su uso las mujeres.
Doña Beatriz de Castro, llamada la Moza, que sigue la línea de la casa de Torés y a la cual su madre D. Beatriz de Castro, referenciada en los documentos como “la Vieja”, había llamado en primer lugar al mayorazgo de Torés, por ella misma instituido en la fecha indicada más arriba. La facultad real para hacer el mayorazgo la había logrado Dª Beatriz y su esposo D. Juan López Pardo en 1525, pero éste no pudo usar de tal facultad, de la cual usó Dª Beatriz, según consta en la escritura de donación “entre vivos” mediante la cual mejora en el tercio y quinto del remanente de todos sus bienes, muebles, raíces, acciones y derechos a su hija Dª Beatriz de Castro, así como a sus hijos o quien legítimamente le suceda.

Dª Beatriz de Castro Bolaño Ribadeneira, apodada la Moza, una vez que obtuvo la dispensa papal dada en 1556, contrajo segundas nupcias con D. Alvaro González de Ribadeneira, hijo legítimo de Fernán Díaz de Ribadeneira y de su segunda esposa doña Berenguela das Mariñas; nieto por línea materna de Ares Pardo Parraguez y Mariñas y de doña Teresa de Sotomayor. Durante su matrimonio tuvieron que afrontar numerosos pleitos, entre ellos uno contra D. Diego de Lemos, marido de Dª María de Castro y Pimentel, hermana ella de Dª Beatriz, la Moza, cuyo pleito ganaron, siendo librada sentencia favorable por la Real Chancillería de Valladolid en 1561, tomando posesión del mayorazgo de Torés en nombre de su esposa, según escritura otorgada ante el escribano Gonzalo Fernández, en 1562. Otro documento nos habla de una sentencia dada por D. Alvaro el 2 octubre de 1567, en calidad árbitro que había sido designado en varios pleitos que se estaban litigando ante Ruy Díaz de Ríomol, Pedro López Reimúndez y Alvaro Cebolo. En 1569, realizó un compromiso con Gonzalo Becerra, señor del coto de Lamas, nieto de D. Pedro Bolaño, en el mismo año, D. Alvaro cede la mitad de la sincura de santa Eulalia de Quintá; también durante dicho matrimonio fue construida la capilla de san Juan de Torés, que entiendo se trata de la capilla mayor de la iglesia parroquial de Torés. Siendo ya viuda Dª Beatriz, la dotó de rentas, según documento otorgado el 3 junio de 1590 ante el escribano García do Casal; texto Dª Beatriz, ante el anterior escribano, en la fortaleza de Torés el día 3 de septiembre de 1590, disponiendo en dicho testamento que su cadáver sea sepultado en dicha capilla. Su marido D. Alvaro, también había testado ante el mismo escribano el 29 de abril de 1586, pocos meses antes de fallecer, en el mismo dispone varias cláusulas, entre ellas que sus restos mortales fuesen llevados a la capilla de san Pedro Mártir del convento de Sto. Domingo de la ciudad de Lugo. Mejoró en el tercio y quinto del remanente de todos sus bienes a su hijo D. Pedro Bolaño Ribadeneira, que sigue la línea vincular de Torés.
Del matrimonio entre D. Alvaro González de Ribadeneira y Dª Beatriz de Castro Bolaño Ribadeneira, hubo al menos ocho hijos, que son:
A/ D. Pedro Bolaño Ribadeneira, que sigue.
B/ D. Fernando de Castro, Caballero de la Orden de Santiago, fue uno de los gallegos más ilustres de su tiempo, llegando a ser General de Marina, desempeñando importantes cargos en la costa occidental de América del Sur y en el archipiélago Filipino. Estuvo casado con Dª Isabel Barreto, viuda de D. Álvaro de Bendeña.
C/ D. Juan Pimentel Ribadeneira, señor de la casa de Benvibre, hacía 1610 desempañaba cargos de Estado en el reino de Nápoles. Había contraído matrimonio con Dª Antonia Taboada de Lemos, falleció en 1621.
D/ Dª Berenguela Pimentel Ribadeneira.
E/ Dª Leonor de Bolaño Castro Pimentel y Ribadeneira, dueña de los cotos de Burela Ríomol y Valdecote, fundó mayorazgo de sucesión con gravamen de una misa en el templo parroquial de Torés.
F/ Dª Francisca de Castro, que contrajo matrimonio con D. Alvaro de Yebra, señor de la Laguna de A Somoza.
G/ Dª María Ribadeneira, llamada María la mayor; matrimonió con D. Luis de Andrade, para cuyo matrimonio fue dotada por sus padres en la fortaleza de Torés en mil ducados según escritura pasada el 21 de abril de 1617 ante el escribano Pedro Ares.
H/ Dª Inés de Ribadeneira, llamado en documentos Inés de Castro, casó con D. Pedro Miranda Ribadeneira, hijo de D. Fernán Arias de Saavedra y de Dª Ana Ponce de León, señores de la casa de Parga.

D. Pedro Bolaño Ribadeneira, llamado en otros documentos Bolaño y Castro, contrajo matrimonio con Dª Francisca Osorio y Estrada, hija del General D. Sancho Pardo Osorio y de Dª Juana Manrique Estrada, señores de la casa de Donlebun. Este don Pedro Bolaño Ribadeneira, posiblemente falleció antes de 1619, dado que en ese año aparece haciendo la presentación del curato de San Juan de Fonfría su mujer Francisca Osorio.
Tuvo D. Pedro Bolaño, un hijo natural de María Méndez, llamado D. Alvaro González Ribadeneira, que fue mejorado en varios bienes en forma de vínculo, con la condición de que si fallecía sin sucesión revertiesen nuevamente en la casa de Torés.
D. Pedro Bolaño Ribadeneira, otorgó testamento en la fortaleza de Torés ante el escribano Juan Rodríguez, el 2 de enero de 1636, falleciendo ese mismo día. De su matrimonio con Dª Francisca Osorio y Estrada fueron hijos legítimos:
A/ D. Francisco Bolaño Ribadeneira.
B/ D. Pedro de Castro Bolaño y Ribadeneira, que sigue la línea vincular de la casa de Torés por fallecimiento de su hermano.
C/ Dª Francisca Bolaño, que casó con D. Antonio Jacinto Taboada y Lemos.
D/ Dª Inés de Castro y Bolaño, que contrajo matrimonio con D. Pedro Miranda y Baamonde, señor de la casa de Baamonde.
E/ Dª Pedronila Pardo de Castro y Osorio, matrimonió con D. Baltasar Sequeiros, conde de Priegue, siendo dotada para casarse en la cantidad de 4.000 ducados, según escritura otorgada ante escribano de Madrid Francisco Morales, el 8 noviembre de 1631.
D. Francisco Bolaño Ribadeneira, se hizo cargo del estado de Torés, el día 15 de enero de 1636, dándole posesión el merino Francisco de Herbón, en calidad de Alcalde Mayor de Torés, según escritura otorgada ante Francisco López. Estuvo casado con Dª Isabel de Acebedo Bracamonde, la cual ya se hallaba viuda en 11 de junio de 1661, siendo a la sazón señora de Torés, si bien el mayorazgo había recaído en D. Pedro, hermano de D. Francisco y administrado por D. Diego, su sobrino.
Del matrimonio de D. Francisco Bolaño Ribadeneira y Dª Isabel de Acebedo Bracamonde, fue legítimo hijo D. José Bolaño Ribadeneira Acebedo y Bracamonde, que falleció sin sucesión, (posiblemente cuando aún era un adolescente), pasando la casa de Torés al mencionado D. Pedro, y, en su ausencia a su hijo D. Diego, que actuó como verdadero señor de Torés.
La viuda Dª Isabel, otorgó escritura de fundación de la capilla de las Animas en la parroquial de Torés el día 17 de marzo de 1683, en la misma dota dicha obra pía con varias rentas, se reservó su patronato durante su vida para luego a su fallecimiento recaer en su cuñado D. Pedro de Bolaño.
D. Alvaro Bolaño Ribadeneira, era señor de Torés, en 1659, así figura en la presentación del Curato de San Juan de Fonfría, cuyo expediente entre los opositores se realizó dicho año y obra en el Archivo Diocesano del Obispado de Lugo.

D. Diego de Bolaño, (hijo de D. Pedro de Castro Bolaño y Ribadeneira y de su esposa Dª María de Losada), se hizo respetar, llamar y actuó como verdadero señor de la fortaleza de Torés, Junqueras, Cillobre y Parga. Cuando todavía su padre otro D. Diego estaba en el Nuevo Reino de Granada, concretamente en la localidad de Nuestra Señora de Leiva, hizo expedir a su favor escritura de probanza, para demostrar ante la justicia y ante quienes le fuese necesario que era hijo segundo de D. Pedro Bolaño Ribadeneira y de Dª Francisca Osorio y Estrada, señores que eran de Torés. En 1659, en nombre de sus padres, D. Diego tomó posesión de los mayorazgos de Torés, Parga, Cillobre y Caramiñal (Junqueras), ello debido a que su tío D. Francisco había fallecido y también sus primos D. José y D. Benito.
D. Diego de Bolaño Ribadeneira, estuvo casado con Dª Antonia Taboada y Figueroa, que era hermana de D. Juan Taboada Ribadeneira, señor éste de la casa de Taboada, e hijos ambos de D. Antonio Taboada Ribadeneira y de Dª María Figueroa, según la escritura de dote otorgada por los padres de Dª Antonia, ante el escribano Benito Roel Varela, el 27 julio de 1660, fue dotada en 3.000 ducados en dinero y bienes por valor de 5.000 ducados, además de las sincuras de Valeira, Librán y la jurisdicción de Vileesteba (puede ser Vilaesteba de Herdeiros, en Láncara). Falleció D. Diego mientras otorgaba testamento, en 1675, no quedando descendientes. Tanto el cómo su mujer fueron enterrados en el convento de Sto. Domingo de A Coruña, posteriormente (a. 1691) los restos mortales de este matrimonio fueron trasladados a la capilla de la residencia del I Marqués de Parga, según documento pasado ante el escribano Pedro Salgado, receptor de la Real Audiencia de Galicia.

D. Pedro Castro Bolaño y Ribadeneira, nació en España, pero según el Padre Crespo, fue “un segundón de la Casa de Torés”, pasó a los reinos de la Nueva España, ocupando varios cargos, residiendo en la villa de Leiva, del Nuevo Reino de Granada, actual Colombia, donde fue sargento mayor y alcalde ordinario, corregidor del partido de Sogamoso; contrayendo allí matrimonio con Dª María Esquivel, de quienes fueron hijos:
A/ Dª Francisca Osorio y Estrada.
B/ Dª Laureana de Castro Ribadeneira.
C/ D. Pedro de Castro Ribadeneira, conocido por el “Maestro D. Pedro”.
D/ D. José de Castro Ribadeneira, que sigue la línea de la Casa de Torés.
E/ Dª María de Castro Ribadeneira.

D. José Bolaño Ribadeneira y Mariñas, fue señor de Torés y toda su jurisdicción, de la Puebla de Parga, de Xunqueiras, con la villa de la Puebla del Caramiñal. Elevó a la Corona un Memorial impreso en la villa y corte de Madrid en 1679, en que solicitaba a S.M. D. Carlos III, la concesión de la merced nobiliaria de Marqués de la Puebla de Parga, siéndole concedida según Real Decreto del 4 de diciembre de 1679 y Real Despacho del 18 de marzo de 1680.
D. José Bolaño Ribadeneira y Mariñas contrajo matrimonio con Dª Inés de Castro Pimentel, legítima hija de D. Jacinto Miranda Ribadeneira, señor de la casa de Guitiriz y de la de Baamonde y de su esposa Dª Antonia Ordoñez da Xeixas y Andrade, que era descendiente del primer marqués de Vilalba.
D. José Bolaño y Mariñas, fundó en la iglesia parroquial de san Julián de Morcelle la capilla de Nuestra Sra. De la Concepción y de S. José, según escritura otorgada ante el escribano Cristóbal de Castro y Figueroa. Otorgando en 1698 escritura de dote a favor de su hija Dª María Josefa Rosa Bolaño, también llamada en varios documentos de Castro Bolaño, II Marqués a de la Puebla de Parga y Vizconde las Junqueras, que contrajo matrimonio en primeras nupcias con D. Antonio de Navia y Bolaño y en segundo enlace con D. Tomás de los Cobos, general de Artillería; tercer hijo de D. Manuel de los Cobos, cuarto marqués de Camarasa y hermano de D. Baltasar, conde de Ribadavia. Hacía 1724 residían en la villa de Padrón, figurando en la documentación del archivo de Camarasa, como patronos del convento del Carmen, de Padrón, que tiene en su fachada y en el retablo mayor de la iglesia sendos blasones con las armas de estos señores.
Fue III Marqués a de la Puebla de Parga Dª María Josefa de los Cobos Bolaño Ribadeneira, que casó con D. Fernando Gayoso, Conde de Amarante y Marqués de san Miguel de Penas. Que según consta en el nombramiento de escribano de la jurisdicción de Torés Juan Pablo Castrillon, título expedido en la villa y corte de Madrid en 24 de julio de 1764, por fallecimiento de su antecesor Francisco Piñeiro, figura en estos términos “Dª María Josefa de los Cobos Bolaño Sarmiento, Portocarrero, Ribadeneira, Parragués, de las Mariñas, Junqueras, Mendoza, Luna y Castro. Marqués a de Parga, vizcondesa de Junqueras, señora de estas mismas con sus casas solares y sus correspondientes jurisdicciones de la antigua de Torés, con los doscientos nobles de Cancelada y de la de Baamonde y Guitiriz, señora de la villa de Caramiñal y de los cotos de Corrubedo, Martín, Agualada, Alon, Baguas, Cillobre, valle de Mens, Anafreita, Cedofeita y Roupar; viuda del Sr. D. Fernando Gayoso, Arias, Ozores, López de Lemos, Cadorniga, Noguerol, Sotomayor y Camba; conde de Amarante, marqués de san Miguel de Penas, Vizconde de Ferreira, Mota y san Esteban de Oca, señor de las mismas, casas solares con sus respectivas jurisdicciones y de la de Sober y con la antiquísima de Torés, Cobelo, y Randunfe, y de las Villas de Chaguazoso, Santiagoso, y Esquequeira, señor de los cotos de Arribada, Toldaos, Xoxon y Santo Andrade, Castro de Soengas, Castro Mayor y Carteire, con el coto de san Juan de Seoane de Lage. Alférez mayor por S.M. de la Ciudad de Ourense, Regidor de ellas y perpetuo de la de Santiago”.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania