Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Morir de éxito

viernes, 17 de abril de 2015
Apasionante el momento político que nos toca vivir. La encrucijada entre el bipartidismo que nunca fue tal por obra y presencia del nacionalismo vasco y catalán, y la sustitución de los partidos tradicionales por dos fuerzas políticas nuevas, del siglo XXI.

Ciudadanos y Podemos nacen en la Universidad. Ambos son la expresión del malestar con la crisis del sistema democrático, del Estado, de la vertebración en la sociedad civil, de la crisis económica que promueven los especuladores y pagamos los trabajadores. La expectativas que se movilizan en torno a Iglesias y Rivera son de tal magnitud que no sólo han de sufrir los embates de los ya instalados que ven peligrar su estatus, es que su capacidad de asumir los resultados electorales es muy limitada.

Ahí está el principal problema de ambas formaciones. El éxito llega con un calendario electoral en el que hay cuatro citas con las urnas en el mismo año. El número de cargos electos y las decisiones que han de tomar son tan grandes que pueden mostrar su incapacidad para ambas cuestiones: organización y coherencia a la hora de oponerse o pactar para que el país siga funcionando, y todo ello sin caer en contradicciones, actitudes y aptitudes propias de esa partitocracia a la que deben sustituir, ya que esa fue su oferta y esa la causa del voto que les ha llegado. ¿Tendrán capacidad para cambiar el mundo?. ¿Serán capaces de no incurrir en errores que les pasen factura?. ¿Serán capaces de comportarse diferente de aquellos a los que han denostado y que han fracasado en su mandato que no es otro que atender y representar a los ciudadanos?.

Por lo de pronto están en la pomada, a punto de ser decisivos en la gobernabilidad de Andalucía, cuestión que sólo es un aperitivo de la que se les viene encima a partir del 24-M. ¿Llegarán fuertes a las elecciones generales o serán una nube de verano?.

Las encuestas del CIS y otros estudios sociológicos muestran una sociedad española muy pendiente de dos cuestiones. Empleo con salarios dignos. Final ejemplarizante de la corrupción. Todo lo demás pasa a un segundo plano. De ahí que los viejos partidos traten de señalar que han sido capaces de superar la crisis o de haber dejado atrás la corrupción.

Por lo de pronto deben tomar nota de lo que está pasando en UPyD. No habrá mayorías absolutas, por tanto habrá pactos. Los liderazgos unipersonales terminan hundiendo a la organización.
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania