Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Echando a las visitas

viernes, 27 de febrero de 2015
En el programa “Lugo a Debate” que tuvo lugar ayer en Telelugo (se puede ver en Internet), los contertulios hablaron de las grandes ventajas de convertir en unidireccional la Avenida de la Coruña. Es un tema que lleva encima de la mesa desde que en los años 90 el anterior alcalde, Joaquín García Díez, logró su reforma integral.

Recorrer esta avenida es un deporte de riesgo, ya que cuando vas tranquilamente por un carril repentinamente te encuentras con que tienes un coche que te viene de frente ya que cada pocos metros varía: ahora dos carriles, ahora tres, dos en un sentido, uno en el contrario, vuelta, ras curva a la izquierda…

Creo que es difícilmente discutible que las ventajas de la unidireccionalidad en la avenida son claramente superiores a los inconvenientes… pero… siempre tiene que haber un pero… ¿en qué dirección?


Los contertulios daban por sentado que la dirección será de salida, al igual que ciertos proyectos que circulan por ahí, pero no acabo de verlo. No acaba de convencerme esa insana costumbre que tenemos en Lugo de echar a la gente de la ciudad, de hacer que llegar al casco histórico sea una prueba de supervivencia automovilística, para, eso sí, hacer unas grandes y vistosas salidas para que sea más sencillo abandonar Lugo que llegar a él.

Cuando llegas a La Coruña una amplísima avenida te deja en los cantones. En Santiago aunque no quieras acabas aterrizando en el aparcamiento de Juan XXIII, Pontevedra te dirige a sus aparcamientos centrales sin que te enteres, Madrid te pone a huevo entrar a la Gran Vía… Todas estas ciudades dan por sentado que lo importante es facilitar entrar porque salir, fijo que sales, aunque sea usando calles más secundarias o menos visibles.

Si alguien tiene la ocurrencia de venir a vernos porque nos ha visto en Google que no en una de las inexistentes campañas promocionales, o porque ha tenido acceso a iniciativas privadas como el documental de Brais Revaldería (por cierto, hoy en Londres defendiendo los colores de Lugo en el enésimo certamen de cortometrajes que espero que gane) o el vídeo de Batital (I’m from Lugo), se hace todo lo que se puede para que no nos encuentre.

La señalización es ridículamente escasa y para colmo si hacemos la principal arteria de comunicación de salida estaremos invitando a que desistan tras un breve paseo en coche por la ronda y sigan hacia La Coruña donde, ahí sí, los recibirán con los brazos abiertos.

Algún día Montevideo será peatonal, nadie lo duda, así que el acceso más razonable al aparcamiento de Plaza del Ferrol será San Fernando. Pues vale, pero esto se completaría con sentido común desde una Avenida de la Coruña de entrada, que facilite el acceso a este nicho de vehículos para que, una vez bien aparcados, los propietarios puedan andar libremente por el centro.

Pero no en Lugo. En Lugo lo importante es largar al visitante, que nos molesta. Si tal que vayan a las visitas del Cementerio que eso seguro que les apasiona.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania