Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

De aquí para allá, de allí para acá

viernes, 23 de enero de 2015
Gallego: Ser vivo que siempre está de paso hasta que vuelve a casa. Un día tomó un pasaje y embarcó en un vapor desde el puerto de Vigo hasta el puerto de Buenos Aires. Y fueron tantos y tantos, que hasta los poetas repararon en los sentimientos que acompañan al emigrante tras una alternativa al hambre en aquel Nuevo Mundo al otro lado del gran charco.
"Adiós ríos, adiós fontes". "Unha noite na eira do trigo". Tanto Rosalía como Curros, describen el alma doliente del ser humano que deja la madre tierra, paisaje y paisanaje de su aldea, para hacer Las Américas. Y descubre el Caminito del barrio de Boca, hecho con los restos del naufragio que significa ser un paria. Más adelante, con trabajo en la ciudad porteña va descubriendo el asfalto afrancesado de la avenida de Mayo, el compadreo de Corrientes, la sorpresa de La Chacarita dónde los vivos toman el aperitivo frente a los ausentes. Descubre la pasión por el futbol entre las barras bravas de Boca y River. Y sobre todo, se envuelve en esa música porteña que comienza en los arrabales y llega a cualquier cafetín musiquero.

La vida del emigrante es la historia de la diáspora de un pueblo. La manera de adaptarse al nuevo espacio si bien tiene como punto de encuentro el castellano, que una vez más demuestra como los idiomas son para comunicarse, nunca para diferenciarse. Buscará a sus congéneres en los magníficos Centros Gallegos que desde comienzos del pasado siglo XX jalonan el sendero de la emigración. Allí recupera las viejas costumbres de la patria chica, las partidas de dominó o de tute, las fiestas onomásticas de romerías de a terra, el gallego de la generación Nos, con la música de las gaitas y los cantarines de taberna enxebre. Pero no puede quitarse el velo de la nostalgia, morriña, saudade.

Y pasarán los años, terminará siendo un mestizo entre acentos, puede que la generación de sus hijos se comprometa con el nuevo país, a medida que hay más pasado y menos futuro, si las cosas han ido bien -trabajar mucho y gastar poco- sueñe con una casa de indiano en el pueblo, o dejar recuerdo en forma de esas hermosas escuelas como la de San Román de Vilastrofe del Concello de Cervo.

Cuando regresa a Galicia todo es alegría. Si la estancia es larga descubre que tiene el alma partida. Una parte es gallega y la otra gallega de La Argentina. Sin darse cuenta se ha transformado en inconformista. Aquí es de allá, y allá es de aquí...

Todo esto con la música del tango argentino, mientras dos bailarines danzan en un salón, incluso entre copas y puede que hasta cuando saborea un café de pota y tizón, eche de menos el mate.

Todo esto queremos vivirlo con la ayuda de un magnífico grupo de artistas. Mas Tango. Nietos de gallegos. Compostelanos que hacen del tango un espectáculo para el alma.
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania