Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

D. José Ramón Crecente Vega

martes, 14 de marzo de 2006
Nació Crecente Vega el día 3 de junio 1896, a las nueve de la mañana, en la casa paterna del barrio “Da Ponte”, parroquia de santa María de Outeiro. Hijo de Eugenio Crecente Murias, y de Remedios Vega Murias, de treinta y cinco, y treinta y dos años respectivamente. Nieto por línea paterna de José Crecente, natural de Santiago de Xustas (Cospeito), y vecino que había sido de Outeiro (Castro de Rei), y de María Murias Fernández, a la sazón viuda, de la misma vecindad. Por parte materna fueron sus abuelos D. Blas Vega Alvarez, natural de santa Catalina de Pousada, municipio de Pastoriza, viudo y labrados, de setenta y dos años de edad y vecino de la feligresía de Outeiro, y de la esposa de este Dª Josefa Murias Fernández, que fue natural de este parroquia.

Realizó José Ramón los pertinentes estudios eclesiásticos para futuro sacerdote en los seminarios de Mondoñedo y Lugo; siendo ordenado presbítero el día 20 del XII de 1919; ocupado posteriormente los cargos de coadjutor en santa Rita de Xubia y párroco de Narón, en A Coruña.

No conforme con el desempeño del Misterio, continuó los estudios de Filosofía y Letras en las Universidades de Santiago y posteriormente en la de Salamanca, siendo en esta última donde concluyo dicha formación obteniendo la licenciatura en 1935.

En el año 1936 ganó, por oposición, la Cátedra de Latín del Instituto de Antequera (Málaga), desempeñando posteriormente la misma especialidad en Segovia, en donde fue Director del Instituto de Enseñanza Media. Falleciendo en dicha capital el día 21 de marzo de 1948.

En el campo de la poesía y la literatura fue Crecente un hombre de poca obra pero de suficiente calidad como para quedar bien patente su cultura y su valía en dicho terreno. Autor de un libro escrito en gallego titulado “Codeseira", el cual escribió cuando se hallaba en Santiago en 1933. Se trata de un conjunto de poemas de temática campesina, en la línea tradicional de la poesía gallega del siglo XIX; aunque su métrica denote a veces el conocimiento y la influencia de los poetas de su tiempo, si leemos con cierta atención sus creaciones veremos que están inspirados en un “estilo o forma” que nos retrae a una poética anterior. Crecente Vega se puede considerar en cierta medida como un discípulo literario del celebre mindoniense Noriega Varela, compañero y contemporáneo de otro ilustre escritor de esa zona D. José Antonio Trapero Pardo. Algunos poemas de Crecente son una verdadero canto a la naturaleza que lo rodeaba, haciendo observación de las cosas más pequeñas y humildes. Apegado su obra al terruño nos presenta cantigas de inspiración popular, tratadas con la mesura y elegancia de ser un buen conocedor de la cultura humanística; como también lo era de la legua y de la literatura latina.

Publicó una edición de Tibulo “Tibulo, Albio. Selección de elegías”, editado en Madrid por el Consejo de Investigaciones Científicas en 1946, ilustrada con eruditas notas.

Crecente Vega estuvo enfermo bastantes años. Una dolencia del corazón y la tuberculosis fueron minando poco a poco el organismo del poeta; y aunque en su obra no se aprecia rebelión contra sus dolencias, sólo en un sencillo y corto poema da entender su penuria interna transmitida por los ladridos de los perros:
“Este ladrar de los perros/ en el hueco de la noche / ¡suena tan negro, tan negro!
Este ladrar de los perros/ envuelto en la oscuridad/ yo no sé que traerá...”.

Al fallecer en 1948, quedaron pendientes de ser editadas una selección de poesías escritas en gallego y castellano.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania