Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Fracaso de Florentino a pesar de su control de los medios

miércoles, 08 de marzo de 2006
Fracaso de Florentino, Mobs Goods y defensa del fuego limpio en el fútbol, los medios de comunicación y otros mercados, otros campos de juego

La debacle, la malísima imagen del Real Madrid-RM no es sólo responsabilidad de los jugadores sino de los que han permitido que la situación degenerase, se degradase


¡Son los goles con principios, disciplina y máxima profesionalidad, el espíritu del Real Madrid de Bernabeu, imbéciles!

Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid (RM), después de conseguir dos ligas, una copa de Europa y una intercontinental, además de sanear parcialmente el club (parcialmente, pues, su deuda es muy importante. Claro que como se trata de un club de socios y no de accionistas y de un club muy poderoso, como el Barça, y con los que merced a las instituciones públicas, parapublicas -Cajas/Caixas y demás-, la deuda puede crecer y crecer, se pueden poner en marcha operaciones político-financieras, urbanas, inmobiliarias, especulativas, infomediaticas, etc...), de conseguir una gran ciudad deportiva, de darle una mayor promoción internacional y de convertirlo en el primero club futbolístico del mundo en facturación; Florentino, después de ganar las elecciones en el RM con mas del 90% de los votos, entre otros errores, permite que Eto y Ronaldino se le escapen y se vayan a principal competidor, incumple su mandato, presenta la dimisión, nombra como sucesor al gran empresario Fernando Martin (que cuanto antes debe convocar elecciones para que el presidente del RM -como el de cualquier club- ocupe el cargo legitimado por los votos -o en su caso por el control mayoritario de las acciones- y no impuesto por un presidente dimisionario, por enjuagues mediático-politiqueros) y abandona el barco a mitad de temporada/temporal/debacle dejando un equipo, unos profesionales (pero no solo, pues, por encima de estos hay unos responsables y en las empresas serias los responsables son los que tienen que tomar las medidas necesarias para que la empresa funcione como es debido y compita al máximo nivel) que están dando, en el campo y fuera del campo (pero porque se les ha permitido, se ha montado una dirección, estructura, representación y funcionamiento que ha dado lugar a ello), un ejemplo absolutamente lamentable, todo lo contrario del señorío exigido, proclamado y reivindicado por Florentino, al igual que la ejemplaridad (y a lo que se he referido, el presidente nombrado por Florentino, Fernando Martin, en su primera entrevista en radio Marca y que reproduce el diario deportivo Marca 03-03-06, pags. 4 y 5), la disciplina, la buena gestión y la responsabilidad profesional, y que son referencias fundamentales del Madrid de Bernabeu.

La debacle, la malísima imagen del RM: una empresa que no es empresa y con la que juegan sus presidentes, directivos, jugadores, etc...
La debacle, la malísima imagen se puede medir, entre otras cosas, por el hecho de que el RM lleva tres años sin conseguir títulos a la altura de su nombre, presupuesto, equipo y grandes fichajes. Lo que no sucedía desde la temporada 53-54. Shows tan lamentables, tan impresentables como el montaje mediático-publicitario montado con el remedo de boda organizado en París por Ronaldo y su mundo, y en el que participó el RM con su presidente Florentino al frente, son completamente indignos del RM de Bernabeu, al igual que las muy graves indisciplinas de los jugadores con sus capitanes al frente, su actitud, comportamiento etc. Y eso que el club tenía/tiene grandes managers-directores generales que cobran mas de 300 millones de pesetas al mes (mucho mas que otros gestores de otros clubs y que han conseguido resultados muchos mejores que el RM y con un historial, unos medios infinitamente menores) y a todas horas dan lecciones de fútbol en multiples medios y no solo los de comunicación; grandes directores de contenidos, imagen y otros menesteres, que también cobran millonadas, dan lecciones, controlan politiqueramente buena parte de los medios, conductores, profesionales, colaboradores mediáticos, etc...

¡Para colmo! el presidente, el que hace las veces de Presidente-Director General/PDG máximo de la empresa futbolística RM, dice que se va porque no ha sido capaz de transmitir a una parte muy importante de sus activos empresariales (los jugadores): el espíritu de la institución que representa; la conciencia de equipo; la conciencia de formar parte del equipo de fútbol mas seguido mundo y que aspira a ser Patrimonio de la Humanidad, una de las grandes marcas deportivas y referenciales (para lo mejor en el ámbito deportivo) del mundo; la disciplina, la capacidad de entrega, sacrificio y superación, la ejemplaridad, la debida responsabilidad que debe tener un profesional de la elite futbolística mundial dentro y fuera del campo de fútbol, y mas aún cuando pertenece a un club, a un equipo como el RM y de la tradición del RM.

Todo lo cual constituye la imagen de marca, las señas de identidad del Real Madrid y que han dado lugar a que sea el club mas seguido del mundo y el que tiene el mejor palmarés.

Control empresarial, control profesional del Real Madrid
Ustedes se imaginan a Florentino como presidente de su empresa constructora ACS (la mas grande de España en su sector y una de las mas grandes de Europa) diciendo que presenta la dimisión porque ha sido incapaz de que sus ejecutivos principales, de los que depende el negocio, han sido incapaces de asumir el espíritu empresarial que lleva al triunfo, a estar en lo mas alto del mundo y a mantenerse en el máximo nivel de acuerdo con la tradición de la empresa que representan. Empresa que ficha a los mejores del mundo, que les paga las fichas mas altas y que, por tanto, en teoría tendría que exigirles la máxima entrega, profesionalidad y responsabilidad dentro y fuera del campo de juego, un comportamiento profesional ejemplar, que estén a la altura del nivel de la empresa que representan, de su grandeza, señorío, palmares y repercusión, y de la ficha que tienen.

El problema es que no han estado a la altura no solo los jugadores, sino los responsables de los mismos y que han dejado que la situación se degradase gravemente, interior y exteriormente, y hasta el punto, el extremo actual, hasta la muy pobre, la pésima imagen que viene dando el RM dentro y fuera del campo, y desde hace bastante tiempo. Y eso que controla a la practica totalidad de los medios, conductores, profesionales y colaboradores mediáticos. El problema es que en el fútbol si no entra el balón se viene abajo todo el tinglado y no hay propaganda, publicidad, warketing, montajes, presidentes y directivas de grandes personajes, palcos, etc... que resistan.

Ustedes se imaginan al nuevo presidente nombrado por Florentino, a Fernando Martín, diciendo en sus empresas lo que acaba de decir como presidente del RM, a saber: que va a “nombrar una comisión independiente del club para valorar el esfuerzo de los jugadores y la ejemplaridad de su conducta”. ¿Acaso una empresa como el Real Madrid, que mueve decenas y decenas de miles de millones de pesetas, no puede confiar en su presidencia, directiva, en la nomina de profesionales de todo tipo que tiene, de directores generales, managers, entrenadores y equipos técnicos, de expertos en todo tipo de gestiones, de formaciones deportivas, contenidos, representaciones, etc..., y que cobran muy a lo grande (pues eso de ser un equipo de todos y de nadie, en lugar de los accionistas que ponen su dinero y se preocupan a todas horas por el mismo, permite una gran alegría a la hora de jugar con los presupuestos, a la hora de jugar muy a lo grande con los contratos, con las retribuciones por todos los conceptos, con los fichajes, regalos, donativos, con los gastos en múltiples y diversas partidas, remesas, con los proyectos, etc...) para controlar como es debido a sus jugadores, para pedir cuentas a todos lo miembros, trabajadores, empleados, profesionales, ejecutivos, directivos, presidencia del club y con el fin de conseguir los mejores resultados y a los que esta obligado un club como el RM, de la tradición del RM?

Bienes multitudinarios y gestión empresarial futbolística
En el fútbol profesional del máximo nivel y que forma parte de los llamados bienes multitudinarios (mob goods), de los bienes asamblearios, bienes pasión, bienes climax, bienes extásicos, bienes catárticos y que son los relativos al consumo de determinados eventos (deportivos, musicales, festivales, de ocio), aquellos que al comprar una entrada compras una vivencia, una pasión, un ambiente, un climax, una representación-demostración-proyección-identificación, apasionada, vivida grupal, colectiva, asamblearia, apasionadamente y donde el cliente, el consumidor, el usuario junto a los demás –lo que es esencial: el fútbol y otros eventos sin espectadores no tienen sentido- forma parte del espectáculo; en el fútbol de la elite de la elite el presidente de un club como el RM que levanta las mayores pasiones a favor y en contra (pues los números unos con el mayor palmares son los mas odiados, aquellos a los que todo el mundo espera ganar e incluso tumbar, humillar, y en países como España mas aún pues domina el modelo funcionarial, señoritil, nomenklaturista, caciquil, amiguista, clientelar, partidista y politiquero, domina el modelo de que el éxito mío es el fracaso del vecino y cuando mas gane este mas lo odio y haré todo lo posible para que muerda el polvo, fracase y no me humille y me deja en evidencia con su éxito; estos modelos son los dominantes al igual que la envidia –el deporte nacional por excelencia, la mano invisible que mueve buena parte del juego social-, el afán de revancha -¡las represalias para bastantes en España y otras partes mueven el mundo!-, la búsqueda de chivos expiatorios que permitan eludir las propias responsabilidades y a los que se les hace pagar todos los males, a los que se les culpa lo peor de lo peor, se les atribuye todo lo malo. En España al que gana en buena lid no se le reconoce su triunfo, no se le apoya de forma clara, generosa y altruista; al contrario, se le buscan todo tipo de pegas y cuando pierde el personal, a las primeras de cambio, es mucho mas duro, cruel, implacable); en este club, donde además, el presidente Florentino había señalado, y con razón, que quería que el club que presidía, el RM, fuese el mejor del mundo -Patrimonio de la Humanidad-, con los mejores jugadores y el que diese ejemplo, la mejor imagen, una imagen de señorio y de saber estar (ganar, perder, defender el juego limpio) dentro y fuera del campo de juego, un presidente así debería haberse dotado del equipo necesario (deportivo, profesional, científico-técnico, psicosociológico, ejecutivo, etc...) que hubiese tenido la misión de encarnar, institucionalizar y socializar, en primer lugar, en sus jugadores (que son la principal imagen de marca del club), los valores de disciplina, entrega, capacidad de sacrificio y máxima responsabilidad, de máxima profesionalidad dentro y fuera del campo y a tono con el mejor club del mundo: el RM Patrimonio de la Humanidad.

Aquellos que no cumpliesen con las normas fundamentales impuestas en el RM, en línea con el Madrid de Bernabeu y de acuerdo con el reglamento interno de la empresa que todos habrían firmado al fichar, deberían de ser llamados al orden y si persistiesen en su indisciplina, en sus faltas a dicho reglamento, deberían de ser expulsados, despedidos.

El señorio, la ejemplaridad, la disciplina, el saber estar, la profesionalidad y gestión responsables y rigurosas, la conciencia de formar parte de un equipo mundialmente referencial, la cohesión y coherencia en la acción, etc... no caen del cielo sino que deben cultivarse, encarnarse e institucionalizarse, se deben poner en marcha los medios, las normas, los responsables y el control de las responsabilidades que lo hagan posible. Sin embargo, cuando un gran empresario como Fernando Martín, recién nombrado por Florentino como presidente del RM, echa mano de una comisión externa para imponer la disciplina, la ejemplaridad en el RM, algo marcha muy mal en dicho club cuando los máximos responsables no son capaces de imponer a sus jugadores, individual y colectivamente, a este equipo, y en todas sus secciones, gastos, iniciativas, actividades y proyectos, la debida, muy necesaria y ejemplar responsabilidad.

¿Ustedes creen que si Florentino fuese el mayor accionista del RM habría abandonado la empresa como acaba de hacer en el RM y al poco tiempo de ser elegido con mas del 90% de los votos?. ¿Ustedes creen que el empresario Fernando Martín a la hora de imponer la debida responsabilidad en sus empresas hubiese recurrido, como propone para el RM, a una comisión externa para conseguirlo, hubiese echado mano de los Valdano, García Ferreras, Sacchi, López Caro, etc. de turno para que montasen un nuevo chiringuito, sacasen un nuevo conejo de la chistera, etc., y cuando los máximos competidores nacionales e internacionales han alcanzado un gran nivel?

Un club, el que mas factura del mundo, el que tiene el mayor palmares, el mas seguido del mundo, que es de todos y que no es de nadie (podríamos señalar otros grandes clubes españoles y que también se encuentran entre los mas seguidos del mundo, entre los que tienen mas socios, etc...) no puede desprestigiar su historial y gestión de mala manera, no puede malgastar el dinero en sueldos, contratos, fichajes, despilfarros, regalos y compensaciones dinerarias y de otro tipo, en permitir comportamientos que una empresa seria, del máximo nivel y talla internacional, que un mercado riguroso no admite ni puede admitir (lo de meter la mano en la caja, utilizar el club por parte de los jugadores, entrenadores, personal técnico, profesional, mediático, gerencial, ejecutivo, los directivos, el presidente y sus socios, próximos, etc... –sin olvidarnos de los intermediarios nacionales e internacionales, de las federaciones y otras organizaciones nacionales e internacionales futbolísticas y de otros deportes, y sin olvidar tampoco las organizaciones que utilizan el fútbol, el deporte politiqueramente, alguna de las cuales ayer hablaban de fútbol y del deporte como opio del pueblo y hoy lo utilizan de la forma mas sectaria, partidista, descarada, pero eso sí siempre con cargo a lo público y de lo que también sacan muy buenas tajadas, etc...- para proyectarse, para hacer negocios, para sacar buenas y muy injustas tajadas. En clubes de socios donde el club es de todos y no es de nadie hay mucha mas propensión a hacerlo, a jugar alegremente con la gestión, los nombramientos, los fichajes, el dinero, a admitir comportamientos inadmibles, si bien eso no quiere decir que no haya clubes de accionistas, en España y fuera de España, en los que se han dado y siguen dando problemas de corrupción, especulación, blanqueo, muy mala gestión; clubes que sirven de tapadera para negocios turbios, etc... Pero en este caso el mercado les pasa factura, lo que sucede en mucha menor medida con los clubes que son de todos y no son de nadie, que en parte se sostienen con operaciones politiqueras, públicas, etc...).

Un club que aspira a ser ejemplar, a ser una referencia del mejor señorío no debería de convertirse en un capricho de grandes empresarios, de diferentes personajes que ven en el fútbol una lanzadera, una plataforma de distinción, de pavoneo, una plataforma de agentes y grupos que quieren hacer carrera política o de otro tipo y que no dudan en montar las campañas que sean menester para conseguirlo, ni en utilizar al club para asuntos que no tienen nada que ver con el fútbol de juego limpio. Se trata de agentes, grupos, personajes que quieren palcos, espacios en los que proyectarse y de los que sacar tajada, en los quem social, mediáticamente, etc..., alardear de (mejorar) su poderio, su viejo y/o nuevo estatus, nomenklaturismo, riqueza, acompañantes/as, etc... Además, cuando las cosas se ponen feas tiran la toalla y a otra cosa mariposas.

El mercado futbolístico y deportivo profesional y del máximo nivel, como sucede con el mercado cinematográfico (otra fábrica de sueños, de grandes pasiones, proyecciones) y con otros mercados de bienes pasión, multitudinarios, etc..., deben de someterse al juego de la oferta y demanda con las debidas garantías, al juego y competencia (y, en su caso, cooperación) limpios (en determinados países hubo campañas de la llamada cooperación deportiva contra la droga y otros menesteres en las que algunos de los que las proponían y de los personajes que participaban estaban implicados en el tráfico y adición de drogas, y suponían/suponen un ejemplo nefasto), y sin las interferencias, las imposiciones politiqueras, oligárquicas, monopolistas/oligopolistas/duopolistas, partidistas, nomenklaturistas, clientelares, demagógicas, populistas, fundamentalistas, nacionalistas, fanáticas, hooliganistas, especulativas e incluso mafiosas (donde intervienen diferentes y peligrosos traficantes, blanqueadores, intermediarios sin el mayor escrúpulo, que algunos eran conocidos internacionalmente como “bolsa negra” y que tenían muy importantes conexiones en grandes clubes, organizaciones deportivas nacionales e internacionales muy importantes, etc...), sin la contaminación del peor juego sucio y que todo lo degrada, todo lo envilece dentro y fuera de los campos de juego.

Fracaso de Florentino a pesar de su control de los medios
Un presidente que constantemente habla de señorio y de dar ejemplo (y que tiene toda la razón en señalar estos objetivos), que ha proclamado la necesidad prioritaria de defender la imagen de marca del Real Madrid y de convertirlo en Patrimonio de la Humanidad debería de haber sabido estar a las duras y a las maduras. Florentino no ha sabido. Penso que como gano dos ligas, una copa de Europa y otra intercontinental ya le había cogido el tranquillo al asunto para ganar títulos y, en mal empresario futbolístico, se dejo llevar por lo la inercia de lo conseguido sin saber que la empresa numero uno del mundo, en un mercado supercompetitivo y que se juega en el campo real pero también virtualmente, en el campo de las representaciones y de los imaginarios, no puede dormirse en los laureles. Al contrario, tiene que hacer frente a la mayor competencia y a los mayores odios, pues, todos quieren ganarle al número uno, derrotar, tumbar, humillar al equipo galáctico. Florentino no supo que una empresa futbolística así tiene que hacer frente a la mayor presión, al mayor estrés y que, por tanto, tiene que estar inventándose, recreándose, mejorando y perfeccionándose en cada momento y circunstancia para hacer frente a los nuevos desafíos. Retos que cada vez son mayores y mas fuertes para desplazar al campeón de campeones y que se ha presentado como galáctico.

Florentino cuando se hizo cargo del Real Madrid se dedico a controlar a los medios mas importantes, a neutralizar-liquidar a los mas críticos y a poner al frente de la imagen y de los contenidos a alguien como Antonio García Ferreras que llegó al RM después de haber dirigido la Ser del grupo PRISA (del que soy pequeño accionista, como de otros grupos mediáticos españoles) en su época, sin ningún genero de dudas, mas sectaria, partidista, piquetera, desestabilizadora, deslegitimadora, mamporrera y linchadora. Florentino nunca debió contaminar al RM de esta manera, pues, ello ha supuesto un grave ataque y desconsideración hacia buena parte de los seguidores del club que no quieren ver al RM implicado de forma tan directa en la politiquería, el partidismo, el sectarismo, el piqueterismo, etc. Lo que lamentablemente sucede con algún otro gran club.

Florentino se creía que con la política de marketing-warketing, sabiendo que en España prácticamente no hay una critica deportiva independiente fuerte y, por encima de todo, honrada, rigurosa y muy profesional; sabiendo que los grandes medios dependen del RM y se dejan querer por este (en el caso de Barça la situación es mucho peor, mucho mas sectaria por parte de los medios catalanes y mas aún por parte de los deportivos, y que han montado su negocio en torno a este club), pues es el que les genera las mayores audiencias; Florentino hizo posible que incluso García Farreras saliera en el programa de radio de Jiménez Losantos (antes de ser alabado, hiperpelotilleramente y hasta la saciedad en El Tirachinas por el responsable de deportes de la COPE) y para hacerle una pelota vergonzosa y lamentable que además se saldo con un gran fracaso, otro mas, para el RM.

El mismo que lo llevo a la COPE y que se lo coló a Jiménez Losantos en su programa (y este se dejo que se lo colaran, pues, algunos personajes en Madrid, La Coruña, etc... parecen gozar de barra libre, del mejor trato y propaganda en los medios: ¿por qué será, que habrán hecho para conseguir este trato tan privilegiado aquí, en Roma, Pekín, París, Venezuela, Bolivia, Cuba, Marruecos, Túnez, Suiza, etc...) fue el que dio lugar a que su programa deportivo, siguiendo la pauta de los programas deportivos de la SER (y que alcanzaron, especialmente El Larguero pero no solo, un sectarismo, partidismo, politiqueria y mamporrerismo insufribles, completamente impropios de medios de los denominados de calidad, referenciales), se incorporase a los piquetes golpistas, ilegales y de agiprop que dirigió y promovió la SER con gran éxito del 13M al 14M 03 y de lo que se jacto de forma provocadora e inadmisible García Ferreras y otros en los medios nacionales españoles e internacionales (Le Nouvel Observateur, etc...).

Florentino tenía controlados a prácticamente todos los medios (lo del Barça y su instrumentalización política es muchísimo peor). Florentino para rematar la jugada, además de dimitir, de abandonar el barco de forma absolutamente improcedente nos ha dejado a su sucesor y ha nombrado como presidente del RM a Fernando Martin saltándose además a los vicepresidentes. Presidente que cuanto antes tiene que ser elegido por las urnas y no impuesto a dedo, con muy poco señorío democrático y por un presidente dimisionario y que abandona el barco en muy mala situación.

Empero y por suerte el fútbol no es como la política. En el fútbol si no entra la pelota, si no se juega bien y con el nivel que exige un club como el RM, si no se meten goles no hay marketing-warketing presidencial florentinero, prisoero-piquetero, centrista pastelero (con el Estatut y contra el Estatut, etc.) que valga y con buena parte del resto de los medios, conductores, profesionales y colaboradores mediáticos haciéndole descarada y servilmente la pelota. No hay propaganda ni piqueteros, ni tajadistas, ni logreros, ni oportunistas, arribistas, centristas pateleros, etc. que puedan tapar el mal juego, el mal comportamiento, el indigno comportamiento dentro y fuera del campo. Y claro los resultados pasan factura. No es de extrañar así que algunos se opongan a la competencia y juego limpios en el mercado futbolístico (y por supuesto en el infomediático), en todo lo que se mueve en el fútbol profesional, en la economía y organización del fútbol profesional, y quieran trasladar a este los usos intervencionistas, corporativistas, clientelares (yo te doy, te pongo, tu me das, me pones, etc...), controladores, oligárquicos, populistas, demagógicos, politiqueros, los usos del juego sucio que imperan en el campo político y otros campos.

Florentino Pérez fracaso, no supo estar a la altura de las circunstancias y después de haber ganado las elecciones en el RM por mas del 90% de los votos, con lo cual contraía una responsabilidad mucho mayor, a las primeras de cambio y, a pesar de llenársele la boca de señorio, cuando las cosas vinieron mal dadas, en lugar de hacer frente a la situación como gran empresario que es, adujo argumentos insostenibles (diciendo que es cosa de niños maleducados pero ¡oiga! estos niños maleducados se juegan decenas de miles de millones de pesetas, no tienen en cuenta los esfuerzos de los seguidores, y usted y otros como usted están ahí para predicar con el ejemplo, para imponer rigor, seriedad, responsabilidad y la máxima profesionalidad) y abandono el barco de muy malas maneras, imponiendo un presidente y sin comprometerse a convocar elecciones lo mas rápido posible.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania