Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

El retorno de "Lord Aylesford"

martes, 23 de diciembre de 2014
"Cada instrumento suena de manera distinta en cada persona.
Tú debes de acostumbrarte a él y él a ti.
Los dos debemos vibrar juntos.”

Por primera vez la prestigiosa Nippon Music Fundation le cede a un músico español, Pablo Ferrández, uno de sus tesoros. Nada más y nada menos que el cello fabricado en 1696 por el luthier Antonio Stradivari; un instrumento conocido por el nombre del noble inglés que lo adquirió y conservó durante un siglo, Lord Aylesford. Una pieza única, de las que sólo quedan parecidas entre cuarenta y sesenta en el mundo.

La Fundación sólo cede estos instrumentos a músicos de importante trayectoria ( el aquí mencionado fue antes “compañero de viaje” del húngaro Janos Starker) o con carreras emergentes, tal es el caso del jovencísimo Pablo Ferrández que a sus 23 años se ganó el reconocimiento de la crítica por sus interpretaciones en reputadas orquestas y la obtención de premios como el “Primer Premio del Concurso Internacional de Liezen” o el “Edmon de Rothschild Group del Festival Sommet Musicaux de Gstaad”, entre otros, además de despertar el interés de figuras como Lorin Maezel o Zubin Mehta.

Un viaje de horas hasta llegar a Stuttgart precedió el primer encuentro entre el joven intérprete y el antiguo violonchelo, valorado en la actualidad en ocho millones de euros. El propio Ferrández dirá: “Es el chelo más difícil que he visto en mi vida, de los más grandes que conozco. Tiene mucha sonoridad y necesita mucho tiempo para sacarla de dentro…Tienes que amasar el sonido”.

Pero los “mimos” que requiere este notable compañero van todavía más allá. Pasa sus “revisiones” en Londres, donde le limpian hasta del sudor que pueda caerle en el denodado esfuerzo del intérprete en algunas ejecuciones musicales y en los aviones paga otro billete para ocupar su “asiento” (no bajará jamás a las bodegas) bien resguardado por su estuche de ocho kilos de peso.

Tras la última grabación de Ferrández con la Orquesta Filarmónica de Stuttgart su música irá acompañada del sonido de su nuevo camarada, de su mejor cómplice.
Dopico, Julia
Dopico, Julia


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania