Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Desde el mestizaje a la universidad

miércoles, 06 de febrero de 2002
No logro entenderlo. Como puede haber racismo en un país que tiene una parte de sus raíces en otros mundos, entre otras razas, en tierras lejanas bañadas por mares que no son los de nuestra piel de toro.

No hay tiempo que perder. Le debemos mucho a la América Latina, al Continente que fue la alternativa del hambre y la miseria de nuestros abuelos; y no basta con llenar los telediarios con noticias de la desesperación popular contra "el corralito".

No hay nada que justificar. La política mas allá de nuestras fronteras, no puede tener límites con los hermanos que hablan nuestro mismo idioma, o que son clónicos de nuestros mismos apellidos en lugares de nombres comunes.

No pueden mezclarlo con posturas oficiales en torno a la globalización. Nosotros somos seres humanos globalizados con Hispano América, con los que allá en las calles de Buenos Aires pelean por un pedazo de pan.

No es cuestión de fracasos económicos o de señalarlos como "indolentes", por quienes hemos tenido que hacer un largo camino para dejar de ser el sur de Europa, y de la que afirmaban que, terminaba en los Pirineos; y a la que también tuvimos que ir en trenes con tercera, con olor a potaje, con sudor, con los contratos para trabajar en lo que suizos, holandeses, alemanes, belgas y franceses, no querían.

Curioso, como se repite la historia de la humanidad.

Posiblemente, los de las pateras en el Estrecho, tengan una filosofía de la vida, similar a quienes se fueron, desde Vigo, como polizones, a la Costa Este de los Estados Unidos.

¿Tan difícil resulta entender a los sudamericanos que llegan a trabajar en nuestras ciudades, cada día más europeas, y "tiran" de la familia que dejan al otro lado del charco?.

Al menos en nuestra Galicia de hoy, no sólo importa el TAV, o los cultivos marinos, la moda, los Campus Universitarios o la Sanidad. Hay conciencia pública y social de lo que tenemos y dejamos en La Argentina.

Quizá el papel de la gelleguidad sea, explicar al resto de España, como se hacen las cosas para salvar a nuestra gente de la Hispanidad.

Es preciso organizar foros para analizar el proceso de la inmigración. Es indispensable, incorporar a la enseñanza de nuestras comunidades educativas, el conocimiento del mestizaje.

Hagamos camino hacía la utopía. ¿Cómo se evitan las guerras por la supervivencia?. ¿Cómo evitar la revolución de los parías?. ¿Cómo se logra que seamos todos ciudadanos universales?.

Que cada uno predique con su iniciativa. Que nadie se duerma escuchando música sudamericana. Que nadie se conforme con darles lo que nos sobra, por viejo, en una sociedad de consumo. Que nadie piense que eso que les pasa, a nosotros no nos puede pasar...
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania