Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Jesús López Cobos en Ferrol

lunes, 16 de junio de 2014
Jesús López Cobos en FerrolEste jueves día doce de junio, pudimos disfrutar, sentir y pensar con la música de la Orquesta Sinfónica de Galicia dirigida por una batuta excepcional, la de Jesús López Cobos, que procedente de Viena acudía a esta cita musical para interpretar obras de Beethoven en el que fue el primer concierto sinfónico del recién inaugurado Auditorio de Ferrol. Es para nosotros un orgullo contar con su presencia y particularmente, compartir un tiempo de conversación en el que el Maestro expone aspectos de su trayectoria vital y artística:

Sus estudios musicales son posteriores a su licenciatura en filosofía. ¿Es la suya una vocación tardía?.
Se puede decir que sí, ya que yo me decidí por la música cuando ya había terminado la universidad, aunque en cierto sentido se trata de cosas complementarias ya que la música tiene mucho que ver con la historia de las ideas. El arte se ha dejado siempre influir por el pensamiento de cada época y eso tiene que ver con la filosofía, lógicamente.

Muy pronto usted proyecta una intensísima carrera internacional como director, en un tiempo en que la situación musical en España era “difícil”. ¿Cómo es ser un director español en los grandes escenarios europeos de este tiempo?
Era ir en contra corriente, porque la imagen que dábamos fuera de España no era precisamente la de tener directores de orquesta. Me hablaban muchas veces de toreros y flamencos (ríe). Pero también estaban Pau Casals, Victoria de los Ángeles y tantos otros grandes artistas… Es verdad que para los músicos era un reto. Fuimos los primeros en salir al extranjero, el panorama en España para un director de orquesta era un desierto, no había más que dos o tres orquestas en todo el país y lo sabíamos, yo era consciente de ello. Fuimos pioneros en nuestra generación.

Un momento difícil, de mucha lucha…
Sí y de muchas incertidumbres. Dudé mucho entre marcharme o no marcharme, porque en cierto modo era un salto al vacío, pero luego, a “toro pasado”, uno se alegra de haberlo hecho y de haber dedicado mi vida a esta profesión.

Algo, magnífico. La situación musical actual, sin embargo, es muy diferente.
Ha cambiado mucho. Hay directores jóvenes, más orquestas y una vida cultural que tampoco existía hace treinta o cuarenta años.

De todas las orquestas que usted ha dirigido -la Filarmónica de Berlín, la Sinfónica de Londres, la Filarmónica de Viena, la Orquesta Filarmónica de Israel…- ¿Cuál ha dejado en usted una huella especial?
Con la que he tenido la relación más larga, la Orquesta Sinfónica de Cincinnati en América. Estuve dieciséis años con esta orquesta, una de las grandes americanas. Es lógico que te deje más huella que otras a donde hayas ido como director invitado.

¿Qué diferencias encuentra entre trabajar en América y Europa?
Las orquestas americanas han sido siempre entidades privadas en las que el músico no ha tenido el puesto seguro, a pesar de tener contratos largos…pero no han tenido nunca la seguridad que da el ser funcionario público. Eso hace que la profesionalidad y preparación de las orquestas sean muy altas. El sentido de responsabilidad del músico para con su orquesta es mayor que en las orquestas europeas, lo no quiere decir que sean mejores o peores. Lo que varía es la mentalidad.

Además de la orquesta ha llevado usted a cabo importantísimos compromisos operísticos, por citar alguno, el Anillo del nibelungo en el Festival de Berlín o Rigoletto con la Ópera Lírica de Chicago ¿Qué posibilidades encuentra en la ópera y no en la orquesta?
La ópera te hace director de verdad. En Alemania se decía que mientras uno no dirige una ópera no es realmente director de orquesta; el reto de dirigir una ópera es mucho mayor, hay más elementos que conjugar: los solistas, el escenario, las distancias en el foso… Hay que tener mejor bagaje técnico para poder afrontar una ópera. Por eso te aporta mucho también desde el punto de vista del repertorio que, como el sinfónico, es inmenso.

En el terreno discográfico también ha hecho usted importantísimas contribuciones Wagner para la Orquesta, la Vida Breve de Falla, la Música de Turina y Debussy, con la que fue nominado para un premio Grammy… ¿Algún nuevo proyecto en la actualidad?
Ahora se graba menos que antes (la situación actual del disco es la que es) y las orquestas están empezando a hacer su sello discográfico, lo lógico es que graben con su director titular. Sólo va a salir una grabación de Lucia di Lammermoor este verano, es la única producción que saldrá próximamente.

El repertorio del concierto que usted va a dirigir en esta ocasión en el Auditorio de Ferrol está versado en Beethoven…
Exactamente. Es un programa que surgió para el Festival Mozart, en el que yo iba a hacer una ópera. Teníamos ya a la soprano- Manuela Uhi-. Al inaugurarse el Auditorio ferrolano decidieron hacer este programa aquí, pensamos en hacer Egmont, que tiene soprano y narrador- Santiago Fernández- y luego completarlo con La Heroica. Yo vengo con mucha ilusión y además creo que tener una sala más en Galicia es importante para las orquestas de este país.

Usted ya ha dirigido en muchas ocasiones a la Sinfónica de Galicia.
Sí, desde el año 2000 sin interrupción. Sé cómo funciona la orquesta perfectamente. Es una orquesta joven, que surgió en España en un momento importante para la música. Un proyecto que se pensó muy bien desde el principio y contó con la suerte de tener a un director como Víctor Pablo. Es una orquesta puntera, de gran calidad.

Y ya por último, Maestro. ¿Qué significa para usted volver a estas tierras de Galicia y de Ferrol?
Como siempre, un gran placer. Desde el año 2000, como le decía, no he faltado a esta cita. Ya tengo aquí buenos amigos. Es como volver a casa y pasar unos días fantásticos haciendo música en este maravilloso país.
Dopico, Julia
Dopico, Julia


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania