Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Libros de actas sacramentales de O Cebreiro

jueves, 12 de junio de 2014
Notas varias extraídas de los libros de actas sacramentales de O Cebreiro

Libro 1º de Bautizados. En el folio 81 dice textualmente: “Certifico yo el infraescrito Cura de Stº Maria la Rl del Cebrero como en el dia veinte y seis de Junio de este presente año de mil ochocientos y nuebe se quemaron por la Franceses en el Lugar de Peña Seara, y Casa de Dn Santiago Gomez todos los Libros antiguos de Bautizados, Casados y difuntos de esta Parroquia; á cuya Casa se habian extrahido con los demas Libros que yo tenía cerrados en dos baules, á fin de librarlos de las manos de estos enemigos de la Religion y genero humano, por qe no los marrotasen, ô quemasen, pero hubo la desgracia de que vaxaron á quemar áquella Casa y juntamte. Baules y Libros, sin dar lugar á librarlo por el temor de perder la vida. Puedo certificar y como nofaltaba en dhos Libros partida alguna por poner, por haber estado doce años en este Priorato, y haber registrado con atencion los referidos Libros. Y para qe conste en lo sucesibo doy el presente certificado qe firmo en el expresado Priorato del Cebrero á veinte y nuebe de Junio de dicho año= Fr Casiano de Ajo, cura del Cebrero”.

Libro 1º de Defunciones. Al principio consta la siguiente nota: “Quema de la villa del Cebrero, lugares de Piedrafita y Peñas Seara, en donde se hallaban los libros antiguos de esta Parroquia hecha por los Franceses enemigs de la Religion christina”.


Soldados fallecidos en la guerra contra los franceses
Libro 1º, pág. 17. Manuel Rodríguez. Soldado. En 22 de enero de 1810, se enterró en esta Yglesia del Sta. María de Santa María la Real del Cebrero á Manuel Rodríguez soldado de la Milicia de Lugo, inmediato á Puerto Marín. No pudo recibir mas sacramentos, qe este Penitencia Sub Conditione, y el de la Sta. Extremaunción, por estar destituido de los sentidos: y para que conste lo firmo dicho dia, mes y año. Fr. Casiano Ajo.

Libro 1º, pág. 17.Antonio Díaz. Soldado. En 23 de enero de 1810, se enterró en esta Yglesia Parroquial de Santa María la Rl del Cebrero, á Antonio Díaz, soldado de la Milicia de Lugo, natural de San Saturnino, inmediato al Monasterio de Samos; recibió los Santos Sacramentos de Penitencia Sub Conditione, y de la extremaución por hallarse destituido de los sentido. Y para que conste lo firmo dicho día, mes y año. Fr. Casiano Ajo.

Libro 1º, pág. 2. “Cebrero, un soldado” En 30 de enero de 1809 se dio sepultura eclesiástica en la iglesia parroquial de Santa María del Cebrero, a un soldado voluntario del Arzobispado de Santiago. Murió de accidente y no puedo recibir sacramento alguno, ni manifestar su nombre, y para que conste lo firmo dicho día, mes y año.

Libro 1º, pág. 19. Puente Hume. Pedro Medal, soldado. En 19 de abril de este presente año de 1810, se dio sepultura eclesiástica en esta iglesia parroquial de Santa María del Cebrero a Pedro Medal, natural de Puentes de Heume, soldado de artillería. Recibió los Santos Sacramentos de Penitencia subconditione y de la extremaución, por no dar lugar a mas su enfermedad, y para que conste lo firmo dicho día, mes y año.

Libro 1º pág. 20. Cebrero, dos soldados. “En 29 de Abril de 1810, se enterraron en esta Yglesia Parroquial de Santa María la Real del Cebrero á dos soldados que murieron en el Mesón de esta Villa del Cebrero, sin poder recibir mas Sacramentos que el uno el de Penitencia Sub Conditione, por no avisar en tiempo. No pude averiguar de que Regimiento eran ni de su Patria, como tampoco sus nombres, apellidos. Y para qe conste lo firmo dicho día, mes y año. Fr. Casiano de Ajo”.

Libro 1º pág. 23. Francisco Rivero, soldado. En 27 de noviembre de 1810, se enterró en esta Yglesia Parroquial de Sta. María la Real del Cebero, a Francisco Rivero soldado del Regimiento de Marína, 3ª Compañía del 3 Batallón. No pudo recibir los Santos Sacramentos, por no dar lugar su enfermedad; tampoco pudo averiguar de qe lugar ô Patria era. Y para que conste lo firmo dícho día mes, y año. Fr. Casiano Ajo.

Otros fallecidos que no fueron soldados
Libro 1º, pág. 261. Difunto incognito. Enterrado el 7 de abril de 1824, cuyo cadáver entregó don José Quindós, Juez Real de ésta Jurisdicción del Cebrero, a presencia de escribano numerario de esta Audiencia don Manuel Sierra Fernández y procurador sindico de la jurisdicción José Pol, vecino de los Casares. Falleció el 27 de septiembre de 1824, no recibió los Santos Sacramentos, por cosa repentina, fue sepultado debajo del arco último del Evangelio aparte de abajo en la primera sepultura y de los ocho que hay en la fila penultima aparte de abajo en la nave de San Benito. Fueron testigos de la señora justicia Francisco Pérez, José Galán, Genaro de Andrés y otros. La sepultura fue clavada a vista de los dichos y se hizo con un formón una cruz en dicha sepultura a los pies del difunto, y para que conste lo firmo dicho día, mes y año.

Libro 1º pág. 280.281. Antonio Rodríguez, natural de San Miguel de Reinante, murió en Pedrafita, cuando venía del Reino de Castilla. Murió el día 9 de agosto de 1835. Llegó a Pedrafita el día 5. Hijo de Antonio Rodíguez y tenía un hermano llamado Manuel. Era soltero, de edad de 23 años. Hijo de Antonio Rodríguez y Rosa Fernández. Fue enterrado en la nave de San Benito, primera sepultura.

Libro 1º pág. 397. Clemente del Ajo, enterrado el 30 de agosto de 1832. Era natural y vecino de Cormes de Arcos, arzobispado de Santiago de Compostela, mayor de sesenta años; casado con Ignacia Caamaño, de cuyo matrimonio dejaron siete hijos, cuatro barones y tres mujeres. La acompañaba hasta la muerte tres de sus hijos. Murió en este Hospital, sin haber recibido los Santos Sacramentos; se le auxilio con la caridad hospitalaria, según se hace con todos los enfermos de esta naturaleza. No otorgó testamento alguno.

Libro 2º folio 23. El 19 de septiembre de 1853, se dio sepultura, previa autorización del Juzgado de Primera Instancia del Partido Judicial de Becerreá, del que dio fe el escribano Manuel Nuñez, al cadáver de un hombre de 30 a 40 años, que había parecido en la Cueva del Sumio, terminos de esta vecindad.

Libro 3º folio 56 vuelto. Antonio Cordero; transeúnte, natural de Villacotes, Castroverde, falleció en Pedrafita el día 29 de febrero de 1857 de muerte natural. Tenía sobre 50 años. No recibió los Santos Sacramentos.

Libro 3º folio 66. El 1 de marzo de 1858 se dio sepultura al cadáver de una recién nacida, hija natural de Manuel González, soltera, transeúnte, natural y vecina de la parroquia de Santiago de Lugo.

Libro 3º folio 85. Miguel Calvo y Adiga Abella. El día 12 de enero de 1860, se dio sepultura a dos cadáveres “pordoseireros” que dijeron ser marido y mujer, que la mujer murió el día nueve a las seis de la tarde y el hombre el diez, a las diez de la mañana, de enfermedad natural. El hombre era ciego. Serían mayores de los cincuenta años. No recibieron los Santos Sacramentos por no avisar a tiempo. Traían consigo a un niño que dijo tener diez años, y que era hijo natural de la misma, que se llamaba Adigo Abella, natural de la parroquia de Burbia y el hombre Miguel Calvo, natural de San Julián de Valdeorras, obispado de Astorga.

Libro 3º folio 97. Manuel López, vecino de Busnullán, fue su cadáver enterrado el 2 de agosto de 1860, según el oficio recibido del Alcalde Mayor de la Jurisdicción del Cebrero, don Francisco Valcárcel, el dicho finado había muerte de desgracia en una pedrera el día 30 de julio del expresado año, a las ocho de la mañana, poco más o menos. No recibió los Santos Sacramentos; tenía sobre cuarenta años. Fueron sus padres José López y Florentina Álvarez.

Libro 3º, folios 155 vuelto y 156 regular. Don José Valcarce, natural de Lugo y vecino de Villafranca, viudo de doña María Ron, y señor natural de San Jorge de Pequín, de cuatro matrimonio le quedaron cuatro hijos, que se llamaban José y Laureano, ambos casados. Rosa y Jacinta, solteras. Falleció a los ochenta años. Era hijo de don Juan Várela y doña María Vázquez, vecinos en su día de la ciudad de Lugo. No otorgó testamento, por no dar tiempo y manifestó que reconocía por hijo natural a un tal Valentín. Su cadáver recibió cristiana sepultura en O Cebreiro el 19 de junio de 1867.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania