Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Adolfo Suárez Illana tiene toda la razón: El Psoe utiliza el insulto, el denigramiento

domingo, 28 de abril de 2002
Adolfo Suarez Illana, el hijo del expresidente Adolfo Suarez (que se distinguió por su elegancia y nunca insultó. Nunca le pagaremos suficientemente su papel en la transición, y de forma especial los que veníamos luchando clandestinamente contra la dictadura franquista y por una democracia con, por y para todos los españoles sin insultos, odios, revanchas y exclusiones) tiene toda la razón. El PSOE, después de la época felipista-guerrista, en la que Guerra asumió el papel de insultar, denigrar sistemáticamente y, de forma especial, a sus principales adversarios (el presidente Suarez fué uno de los que sufrió en sus carnes esta condenable política del discurso político, de hacer política), continua en la misma clave de onda.

González ha dejado muy chico a Guerra al continuar con la política de insultos, con aquello de: “la misma mierda”, los chistes zafios de “meterle mano a la botella”; y un largo ecetera.

Esta politiquería del insulto y el denigramiento, desgraciadamente, al ver que la protagonizaban los principales lideres (la política debe ser también un referente fundamental de juego limpio, de competencia, cooperación, critica y debate desde la honradez, el rigor, la responsabilidad y el respeto al otro, al adversario) ha sido encarnada e institucionalizada en aldeas, pueblos, villas, ciudades, autonomías, a escala central y máxima, y no solo por los políticos y cargos altos, medios y pequeños, sino también por medios de comunicación, por propietarios, ejecutivos, conductores, profesionales, tertulianos y colaboradores mediáticos, por intelectuales, escritores, autores, etc.. Incluso se llego/llega al extremo, como se ha visto/ve, de meterse con las familias y familiares (hasta con los que han muerto, están enfermos) de los políticos criticados, con su situación socioeconómica, con su intimidad, vida privada (recordemos lo que le hicieron: al juez Barbero del caso Filesa, al juez Liaño, a Pablo Sebastián, a Pedro J. Ramírez, por citar solo estos casos de una lista muy amplia).

Con este tipo de repudiable proceder, además de desprestigiar muy gravemente a la política, los políticos, etc. que lo protagonizan, se busca paralizar, aterrorizar a la critica y a los críticos; a los que quieren hacer política y hacerla limpiamente, y a sus familias, próximos; se busca apartar a la gente de la política: “No te metas en eso que, no solo te van a insultar, a injuriar y denigrar a ti, sino que también lo harán con nosotros, con tu familia”; “Ojo, con vosotros, ya sabéis que si sois críticos, si dais cuenta críticamente de asuntos que pueden perjudicarnos, si bajáis a la arena, sabréis lo que os espera: ni tu, ni tu familia, ni tu entorno, ni tus muertos, descansareis tranquilos”.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania