Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Para acabar con el terrorismo

domingo, 15 de julio de 2001
HAY QUE ACABAR CON SUS EJECUTORES DE ALTA, MEDIA Y BAJA INTENSIDAD, Y CON SU COBERTURA, ALIMENTO

En el Pais Vasco y en el resto de los paises donde se aplica el terrorismo, no basta con atacar, acabar con los terroristas directos, con los que cometen atentados suicidas terroristas y de todo tipo, sino que hay que atacar constante, regular, legal e implacablemente, hay que utilizar todas las armas que tiene la democracia a su alcance, a escala local, provincial, nacional e internacional, contra absolutamente todo aquello que alimenta, mantiene y reproduce el terrorismo de alta, media y baja intensidad, contra sus multiples brazos militares, logisticos, geoestrategicos, politicos, ideologicos, judiciales, eclesiales, economicos, infraestructurales, intelectuales, mediaticos, institucionales y de calle, de las diferentes edades, grupos, comandos, en todo tipo de medios, espacios, lugares (incluso los mas imprevistos), etc.

Hay que acabar con el alimento, el soporte material, simbolico, moral y espiritual; con el alimento politico, ideologico, institucional, partidario, sindical, economico, empresarial, mediatico, educativo, intelectual, religioso, cultural, artistico, recreativo, deportivo, social, asistencial e individual. Con todo aquello que permita encarnar e institucionalizar los habitos, modos y maneras, los discursos, acciones, representaciones del terrorismo de alta, media y baja intensidad, con su estructura, organización, funcionamiento y representacion.

Ha sido y sigue siendo un gravisimo error, no haber tomado todas las medidas democraticas legales (policiales y de seguridad, militares, judiciales, etc. ¿como es posible que la Union Europea tome medidas contra Austria, sanciones, etc., y no las tome contra los que en el Pais vasco cometen actos de terrorismo y acuden con frecuencia a las instituciones europeas, pactan con el brazo armado del terrorismo, los subvencionan, apoyan, etc.), pero de la maxima firmeza y el maximo alcance, para evitar que en los gobiernos, parlamentos, ayuntamientos, diputaciones, en todo tipo de comisiones e instituciones; en el campo politico y de las diferentes administraciones; en las escuelas, centros educativos y universitarios; en el campo economico, empresarial, financiero, bancario, comercial, laboral, autonomo, sindical; en el campo mediatico, cultural, intelectual, artistico, recreativo, asociativo, ONGs, festivo, del ocio y el deporte; en la calle, las paredes, vallas, pasquines y todo tipo de espacios; en los juzgados, las carceles, las iglesias, los seminarios, centros y medios de expresion eclesiales; en todo tipo de medios de comunicación e intervenciones publicas, los terroristas de alta, media y baja intensidad tomen la calle, amenacen, extorsionen, chantajeen, actuen con la mayor de las impunidades, e incluso cuenten con apoyos politicos, economicos, judiciales, institucionales, mediaticos, intelectuales, eclesiales, etc. por parte de lideres, agentes, grupos, partidos, sindicatos, fuerzas, de asociaciones y organizaciones varias, etc., que se dicen democraticos, que dicen condenar el terrorismo pero, al mismo tiempo, llegan a acuerdos con el brazo politico de los terroristas, les conceden todo tipo de ayudas, subvenciones, coberturas, legitimaciones, se oponen a las medidas legales y democraticas para combatir, para hacerle frente de forma eficaz, activa, constante, sin tregua y a todos los niveles, en todo tiempo y lugar, al terrorismo de alta, media y baja intensidad, a los que a los diferentes niveles lo ejecutan y a los que, a los diferentes niveles, lo alimentan, mantienen, apoyan, jalean, justifican, promueven, reproducen.
Cancio, Miguel
Cancio, Miguel


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania