Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Para unos padres singulares

viernes, 21 de marzo de 2014
FELICITACIÓN PARA UNOS SINGULARES PADRES

( Con motivo de la celebración del Día del Padre, las figuras que conforman el belén Electrónico de Begonte decidieron, por unanimidad, escribir esta carta de agradecimiento a sus admirados padres terrenales. Son tan extraordinarias , tan fuera de lo común que, por eso, pueden gozar del privilegio de tener dos padres adoptivos que les acogen en un singular portal, el Centro Cultural, y, además con el soplo eléctrico, les devuelven a la vida, haciéndolas pasar de inertes a laboriosas y muy activas )

“Reverendo D. José Domínguez y D. José Rodríguez Varela, estimados y admirados padres terrenos nuestros:

Sabemos que no ha llegado la Navidad aún, pero queremos demostrar que como representación de las humanas que somos siempre estamos con los que queremos, pues los sentimientos no solamente afloran en esas fechas, aunque en la Navidad, más que nunca, es cuando nosotros/as, las figuras del Belén de Begonte, volvemos a la vida; en este tiempo en que, durante dos meses, vivimos de nuevo en Terra Chá. Período en el que siguen otros cumpliendo el ejemplo que en su día distéis, dándonos existencia y movilidad , entonces, cada vez que oímos la voz del pregonero, al dar luz verde para vivir la Navidad , aunque somos figuritas, miniaturas, como representación de las humanas, nos emocionamos.

Nadie ve aflorar nuestras lágrimas porque son tan diminutas que parecen de otra dimensión y resultan imperceptibles para el ojo humano. Pero, amados progenitores terrenos, lloramos doblemente, como pasa en todas las casas de Galicia y la humanidad. Son lágrimas de felicidad y también de tristeza porque, en este gran hogar que es nuestro Centro Cultural de Begonte, nos reconforta el volvernos a encontrar con los que están y los muchos que, cual emigrantes, atraídos por lo que representa el belén de Begonte aquí acuden para demostrar que, gracias a todos, la familia crece, que nacen más miembros. Puede que no todos los que pasan el umbral tengan la fe muy enraizada en sus pechos, o quizá ni la posean, pero, padres, cuando salen lo hacen meditando en lo visto y vivido.

Si ellos, los visitantes, pudieran visualizar la líquida expresión de nuestros sentimientos, entonces sabrían que también nuestro recipiente corporal se desborda porque nos recordamos de los que, estando siempre con nosotros estáis lejos , allá en ese cielo.

Cuando levantamos la vista nos parece veros a los dos juntos ideando nuevas figuras, sacando a más oficios del cajón del penoso olvido, y pensando modificaciones para hacer más idóneo el ambiente; mientras, Marcial va tomando nota, cual eficiente secretario, de todo lo que tenéis previsto.

Sí, padres nuestros, los que sois y seréis siempre miembros de la más numerosa familia begontina, por vosotros lloramos porque nos falta vuestra presencia física aunque nunca anímica.

Seguimos, como os gustaba vernos, como siempre, trabajando y trabajando , cada uno en su oficio, cada cual cumpliendo su misión, minuto a minuto sin desfallecer y, regalando una sonrisa. Ahora, cuando no os vemos, como os sentimos, sabemos que tanto herreros, cesteros, pastores, lavanderas, pajes…. Todos, con la música del digno trabajo , contribuímos a engrandecer a este país, Galicia.

Sí, también está Herodes, aunque claro , ése se halla muy aburrido porque está encerrado entre las rejas de su maldad y ambición. Él no descansa y sin embargo no hace nada constructivo, pero vosotros bien sabéis que, aunque no guste, la maldad existe y en el belén está representada en ese personaje por eso, por malo, está encarcelado y preso en su mismo castillo de ambición.

Más valiera que saliera de su singular cárcel y se marchara a hacer compañía a pescadores y lavanderas en el río. Quién sabe, igual, algún día, se arrepiente y , disfrazado de mendigo marcha por algún sendero buscando indulgencias por limosna . La Navidad, precisamente viene para que las figuras, aunque sean de terracota, hagan ver que el vivir es una escalera , peldaño a peldaño, día a día, hay que irla , uno mismo, construyendo con el esfuerzo, la voluntad y el trabajo, aunque algunos la inviertan y vivan, como Herodes, en un mundo al revés. Pero la mayoría, cual mineros en la galería del vivir alumbrándonos con el fanal de la fe, esa luz que en tiempo navideño adquiere más intensidad, construimos un mundo de valores.

Nos alegra muchísimo el que vivimos en nuestras casas, viviendas autóctonas gallegas, en nuestros “obradoiros”. Nada es ajeno, todo es construido, como quisisteis vosotros, con tierra de la misma tierra para que sea de la misma madera, de la más noble y buena, de la misma piedra, la que es cimiento de nuestra cultura .Cubierta por el cielo que todos queremos que nos cubra, ese techo colmado de floridas estrellas.

Cuando los humanos se intercambian buenos deseos, felicitaciones y regalos, nosotros, que siempre os tenemos en nuestro corazoncito tan singular, os queremos manifestar nuestro agradecimiento y reconocimiento. D. José y Joselín, siempre os mantendremos vivos, pues nadie muere si permanece en nuestro recuerdo y, vosotros, sin proponéroslo, sois eternos en Terra Chá .

Las obras son las que hacen que los artistas pervivan y ustedes lo han sido y su obra, colectiva, siendo modesta, humilde y sencilla, es ejemplarizante y grandiosa porque, todo lo que se hace sin ánimo de lucro, lo que exclusivamente pretende aunar corazones, esas si que son suficientes razones para que nosotros, los personajes de tan artístico y espiritual trabajo, pareciendo pequeños, seamos grandes, crezcamos y crezcamos sumando navidades y disfrutando comprobando que esa “bancada” del centro cultural está repleta de gentes de todas las edades que , cada año, por fechas navideñas, deciden en su vital viaje acercarse a nuestro Belén de Begonte.

Aquí, donde tantas y tantas horas ambos invertistéis, arropados de otros miembros de esta casa , que es de todos, ustedes son pieza clave del arco begontino que contiene todos y cada uno de los colores del majestuoso arco de Galicia. Si , D. José, usted, es el centro, D. Joselín, es el eje que, ayudado por otros engranajes humanos, hacen posible que el belén de Begonte gire y gire repartiendo en sus vueltas haces de luminoso amor y mantenga y defienda a los valores etnográficos y espirituales. Construyeron ustedes un verdadero museo que además, es un espejo que refleja fielmente el día a día de nuestra comunidad para, cada Navidad, estar al alcance y delante de todos los que quieran mirar viéndose representados en alguna de nosotros, de estas figuritas que tenemos vida gracias a ustedes y a los que han querido seguir su ejemplo.

Desde aquí, desde esta Terra Chá, les decimos que ustedes son como bellísimos veleros , velamen que siguen los que vienen de puntos dispares para encontrar el amanecer único en las alboradas de esperanzas.

En la Navidad, D. José y D. Jesulín, son esos días en que se encuentran, sin buscar, rastros de ausencias y nosotros, amigos, cuando llegan estas fechas, evocamos vuestra presencia, vuestras horas consagradas a nosotros, pero también en el señalado Día del Padre no podíamos olvidarles . En este ambiente se hacen, cada Navidad , vuestros sueños totalmente despiertos y realidad. Estáis tan dentro de nosotros que, en nuestros corazones de barro se halla el amor que os tenemos para siempre grabado.

El tiempo navideño viene a unirnos y vosotros , desde el cielo, acudís dichosos para estar estos dos meses con nosotros. Es fácil volver cuando el camino está bien marcado con las que fueron vuestras imborrables huellas. Nos traéis ese soplo, esa luz que exclusivamente pueden bajar del mismo cielo los que tanto en la tierra nos dieron, los que son el alma mater de nuestra gran familia, D. José y Jesulín.

Felicidades padres, y muchas gracias, por traernos a la vida de nuestra amada Galicia, pues, con nuestra presencia, también colaboramos a engrandecer a la que siempre será grande, .esta Terra Chá, que es, con su Belén, postal representativa de la Galicia tradicional y espiritual de una comunidad que es espejo para la humanidad.

Este es el mejor regalo que os podemos ofrecer, este ramillete de sentidas y emocionadas palabras
Pol, Pepe
Pol, Pepe


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania