Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

El dedo de D. José

lunes, 25 de noviembre de 2013
A determinados dirigentes les hemos pagado con el dinero público cursos de telegenia. Pero no han podido con la fea costumbre de sacar el dedo índice a pasear, aseverando y señalando.

Así el ex ministro Blanco desde sus alocuciones como portavoz del ejecutivo ZP, se le vendría a la cabeza, que desde Palas de Rey o incluso desde la calle de la Reina de su Lugo juvenil, no podía soñar iba a tener tanto poder como tuvo y que en la reciente entrevista en Vía V Televisión recordaba con orgullo, precisamente para distanciarse de Pedro Solbes, Francisco Vázquez, Felipe González, a la hora de explicar cómo se podía estar en un gobierno que no reconoció la crisis y que presumía de la fortaleza del modelo económico y laboral de España.

Incluso, dio dicterios de experto sobre las condiciones del líder entre sus aptitudes y como lo perciben los ciudadanos (carisma).

Nos quiso vender su encuesta. No fue capaz de explicar cómo saldrá el socialismo español del pozo. No fue capaz de reconocer el daño que hizo Montilla al convencer a la ejecutiva socialista y gobierno ZP tanto de la bondad del tripartito como del cambio de Estatuto y no digamos, emisiones de deudas que hundieron a Cataluña en una profunda falta de liquidez que como otras veces achacan al "injusto" reparto de los menguantes ingresos del Estado.

Pontificó. Aseguró. Criticó. Y es que Don José sigue convencido de sus cualidades y conocimientos. Aun defiende aquello tan maravilloso de "España será el país con más kilómetros de AVE".
Mientras envolvía a los contertulios con intensa y "gomosa" palabrería, me acordaba de como se presentó ante los medios de comunicación en Donostia, al ser -sorprendentemente- designado número dos del PSOE. Nadie entendió nada de lo que dijo. Al terminar, mi amigo José María Calleja, le echó un cable diciendo, "lo que el Sr. Blanco ha querido decir...". Luego, mi amigo se acercó a mí y me comentó. " A este o no se le entiende o es que mezcla gallego con castellano".

Hay que tener confianza. No es tiempo de cocineros, predicadores, embaucadores que no responden a lo que se les pregunta, por no saber, o por no poder. Confiemos en que personajes como éste, capaces de señalar cuando termina la penitencia por lo mal que lo hicieron o la inteligencia de Carmen Chacón, estarán llamados a ocupar lugares tranquilos -el poleiro- de la Cámara y por fin, el descanso en la hermosa Ría de Arosa.
Mosquera Mata, Pablo A.
Mosquera Mata, Pablo A.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania