Cuarenta años no es nada

Cabarcos. Este es Cabarcos, jugador de fútbol sala. Dominaba el balón -al menos, tenía fama-, y a veces, o muchas veces, el perder le cabreaba.
Al doctor Bravo Lozano no le llaman matasanos, que es un nombre muy ruín. Lo pinto sin su batín que es un batín de doctor. Sin/con él cura el dolor así que, ¡qué más da! Bravo Lozano aquí está.
      RAMIRO RUEDA
Ramiro Rueda. Ramiro, el hombre de los yogures. Es un hombre al que admiro. Sus yogures me gustaban y lo proclamo y lo digo.
Tino Castro, Tino Castro, te apasionaba el fútbol, y tu segundo apellido lo recuerda: es Russo.
      JOSÉ ZAS FREIRE
De pequeño, eras Pepito. De mayor, yo no lo sé. Tal vez te llamen José, que es un nombre más bonito.
¿Tú te das por enterado cuando te llaman Rufián?
Eres calvo, más bien calvo. ¡Cómo jugaba el balón a pesar de ser muy calvo! Se deleitaba en el gol.
Dolores no era tu nombre. Tu nombre era Isidora. Fuiste la voz que no calla -lo fuiste en buena hora-. ¿Se han olvidado de ti, Isidora, Isidora?
Pilar, Pilar, Pilarita, hermana de don Francisco cuñada de doña Carmen. Con lo fea que tú eras y pariste a diez hijos. Pila, te llamaba Pila, y tú a tu hermano, Paquito que, por si acaso no saben, era también el Caudillo.
¿A quién salvas, Salvador, de esta pandemia maldita? O trabajas con ardor o ni Dios, Illa, la quita.
« Anterior | 1  de  26 | Siguiente »

Notas vinteanos

      


PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania