Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Blues no Sil, o de Cómo sembrar Cultura

martes, 10 de julio de 2012
No soy forofa del blues, tanta tristeza no va con mi carácter, l@s que me conocen lo saben, yo soy latina de corazón, y de caderas… es lo que hay señores/as… pero por cosas de la vida, me toca escucharlo más de la cuenta, el blues, digo. El caso es que este fin de semana me he llevado una ración completa de arte, y cuando digo ración completa, no me refiero solo a la música, sino a una lección de cómo organizar eventos al máximo nivel y con el mínimo capital.

Podría decir que este principio de julio he asistido en tres días a un master que bien se podría titular “Cómo ser buen/a gestor/a y no morir en el intento” y al que muchos gobiernos locales, nacionales, europeos, mundiales… deberían asistir. En fin, que no les hablo de los cursos de verano de ninguna universidad, les hablo de la II Edición del Festival Blues no Sil, en O Barco de Valedoras (Ourense). Tres días de conciertos, cine, master classes, jam sessions, etc. gratis, con una organización impecable y un trato inmejorable, para público y artistas, donde nada se dejó al azar. Pena de los que se fueron a Madrid al Rock in Rio, que no saben lo que se han perdido…

Cuando veo cosas como las que he visto este fin de semana me doy cuenta de que en este país no emprendemos porque no nos da la gana, Blues no Sil se financia con la legión de camisetas más grandes que se encontrarán en la música contemporánea – y digo yo, ¿qué hacen que no tienen una?- y con el patrocinio de algunos locales y establecimientos que creen en su pueblo y que quieren invertir en cultura, sí, en cultura, por raro que les parezca. A partir de esos euros y con la voluntad de hierro y el savoir faire de personas como Pedro, Elena, Emilio, Choupi y un largo etcétera de gente involucrada en las cosas en las que cree, ha nacido ya el que será el festival del blues del noroeste de Galicia por excelencia, que Cazorla nos queda muy lejos y hay que barrer para casa.

El Blues no Sil nos ha demostrado a las miles de personas que hemos pasado estos días en O Barco algo básico para surcar los mares de estos tiempos de crisis, que las cosas bien hechas no solo dependen de las subvenciones públicas, sino de querer y de creer en lo que se quiere. La música, la literatura, la cultura en general necesita a mucha gente que enseñe a personitas como a la pequeña Julia que el blues, ese que se toca en su pueblo, puede que sea como la vida, solo viene a ti si sales a buscarla cada mañana.
Corral Soilán, Cristina
Corral Soilán, Cristina


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania