Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Ideas mod(l)estas I

sábado, 04 de febrero de 2012

El gallinero socialista anda revuelto según se lee en los escritos. Los “prisas”, dicen, apoya a Rubalcaba. Los “roures” añaden, ayudan a Chacón. Y ¿por qué dices “dicen”? “Pues porque yo leo cosas serias y no me dedico a seguir a “pelotas” “hooligans” “fans” o atrabiliarios seguidores de nada porque o bien lo hacen por dinero o bien por ignorancia.
No voy a salirme en esta ocasión de contexto aludiendo a generalidades, sino a centrarme en el asunto enunciado. Tratan de amortizar de una vez a ese artículo de lujo que, entre otros, D. Alfonso Guerra, dotó a España, no ya para que no la conociera ni la madre que la parió, sino para dejarla con una pobreza nunca igualada. Respondía al apelativo de Zapatero pero hizo un boquete en la media suela del país que no parece haber quien dé con la pieza de repuesto ni de recarchutarlo.
Y ahora, para renovar el partido que parece más que nunca partido, aunque ni socialista, ni obrero, ni español aparecen dos personalidades de escaso peso físico y, aparentemente, de mucho más limitado peso político. Hablar del Sr. Rubalcaba es como hablar de la Srta. Nelken, de Rosa de Luxemburgo o de Pablo Iglesias. Y verlo en fotos acompañado de Felipe González corrobora la tesis. A mí nadie me va a preguntar que se puede esperar del Sr. Rubalcaba. Pero yo le preguntaría a los millones de votantes socialistas: “tras la situación en que nos encontramos en España, ¿qué espera usted del Sr. Rubalcaba?” Estoy seguro que de los cinco millones de potenciales votantes socialistas contestarán muchos que con él se vivía mejor; otros muchos que gracias a él había peonadas; muchos más que están indignados con los cabrones de la derecha porque no les dejan “okupar” lo ajeno, expresar democráticamente -a palos- su indignación con los ciudadanos pacíficos y la policía; otros tantos que acabaría amolando a los ricos y la mayoría porque en su casa siempre fueron votantes socialistas y además mataron, los de derechas a un abuelo en la guerra.
Nadie hará alusión a su enorme capacidad liberticida y contaminante. Hace unos días me decía un amigo: “¿Te acuerdas de nuestro amigo Gerry que hacía ampollas de inyecciones de vitamina C intravenosa y nos cachóndeabamos de su asepsia?” Pues yo creo que si Rubalcaba, químico al fin, fabricase inyecciones, tendrían pirógenos y si hiciese pastillas llevarían contaminantes.
¿Qué busca? Mandar a toda costa para saciar su ego dominante, montar historias y vivir a cuenta del pueblo como siempre; no a costa de los afiliados sino del pueblo. Usted, usted, tú y yo. Y no me atrevo a decir que a costa de socialistas porque a lo peor hay una ley tributaria para unos y otra distinta para otros.
¿Tributan los señores diputados sólo por el sueldo y demás sinecuras que perciben? Y ¿qué pasa con dietas, viajes, tarjetas de crédito que puede llevarles a ahorrar el métalico que ingresan? ¿Cómo es posible que un político con lo poco que gana de sueldo pueda comprarse mansiones, parcelas, chalets y otras prebendas?
El Sr. Rubalcaba está en ese grupo y con los años que lleva metido en el meollo y le sigue gustando, es señal de que él está en su medio habitual. ¿El pueblo? Le desea mucha suerte seguro a sus parados, no tanta a los del Sr. Rajoy.
Hablar de la Señora Chacón cuyo nombre por fin no sé si es Carma, Carmio, Carmentxu, Carmen, María del Carmen, Carmina o Carmencita, como la hija de aquel señor que les ganó la guerra a los socialistas, es para un hombre, en España, más complicado que hablar del antagonista. Y lo es porque, a nada que se escape una tilde, será uno crucificado con el adjetivo machista. Pero la Sra. de Barroso (expresión machista) en el extranjero Sra. Barroso Chacón, qué es, qué hizo o hace, qué aporta y qué puede aportar.
Uno personalmente no sabe lo qué es, si economista o de que otra profesión. Qué fue nacionalista catalana y qué llegó a ser Ministra creo que de Vivienda de donde salió como entró “res de res” según su lengua vehicular y después en el Ministerio de Defensa se pasó una temporada, gravidez incluida, en sintonía con su falaz predecesor, tratando de convencer al pueblo supongo que de su partido que estaban nuestros soldados en misión de paz en una guerra, donde en son de paz quizá los marines meaban sobre los talibanes muertos. De Vivienda salió como ya hemos señalado, de Defensa fuera de enterrar muertos y pasearse mandando, decir Viva España y Viva el Rey lo único en que colaboró fue en la actual ruina hispánica. De ferviente y furibunda nacionalista catalana pero charnega al fin por ser de origen andaluz, en cuanto soplaron vientos de levante, se hizo andaluza de vocación.
¿Qué aporta o puede aportar? Uno que no es socialista ni sabe cual es actualmente la filosofía socialista -porque ¿ideología?- fuera de la corrupción desconocemos otra que no sea la falacia, la mendacidad y la demagogia, tiene uno el morbo, la curiosidad, de saber que piensa un votante socialista acerca de lo que puede ofrecer esta señora en cualquier orden de cosas.
Resumiendo, como a uno no le cabe en la cabeza que, estando las cosas como están haya nadie que aún pueda creer en la serenata social-comunista ni sacar un acorde acompasado de la interpretación que han hecho de la sociedad. Pero como de todo hay en la viña del señor razas, alturas, bajuras, obesidades, flaquezas, listos, torpes, y vaya usted a saber, pero nadie sabe por qué, pues aún hay millones de personas, sí personas cuyo nivel intelectual manifestado con frecuencia en expresiones emitidas cual gritos guturales no dan más que para o aprovechar la denominación de origen o vivir en lugares semejantes al del Norte de los Barrios de Luna en la Provincia de León. En Babia. Pero de las dos especies, los de primera sí que saben ser, como decía el ínclito Viejo Profesor, unos buenos socialistas. Erre que erre.
Felicidades al electo cuando haya fumata blanca pero esperamos que la Providencia provea a las mentes humanas en el momento de votar que, en evitación de tener que botarlos, que no les voten, entre otras cosas porque si ETA expulsó directa o indirectamente cerca de medio millón de vascos de su tierra, la experiencia del talante va a lograr que tengan que abandonar España para poder trabajar unos cuatro millones de ciudadanos. Que seguro no serán socialistas porque los que se vayan lo harán para irse a trabajar al extranjero y hay verbos inconjugables en el solar patrio. Y es por eso porque como dice el ex Ministro Camaño, España no es la reserva espiritual de Europa. Pero parece que han conseguido que sea la material y física.
Salud, trabajo y libertad.


Goás Chao, Domingo
Goás Chao, Domingo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania