Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Collonades

lunes, 29 de noviembre de 2010
Miren ustedes por dónde la gallina clueca de Esperanza Aguirre -en eso quedamos hace ya unos meses- nos ha salido políglota en lo diferencial, y no en privado como su conmilitón don José María, sino a plena luz del día y con el ribete culto de un costumbrista notable y ampurdanés. Cataluña necesita “un Goverm que en paraules de Josep Pla es deixi de collonades”, dijo. O sea, que la señora Aguirre puso un par ahí: alto y claro.

Sin embargo, lástima que nos quedemos ahora sólo con la semántica reducida a lo circunstancial y anecdótico de la trifulca catalana de las elecciones a su Parlament. Porque para catalanes, pero también para todos los demás, sobran collonades de todo tipo, calibre y consecuencia en el vasto ámbito carpetovetónico, ya sea nacional, ya sea plurinacional, o como quieran ustedes verlo.

Y todos los días, desde que comenzó “la noche de los tiempos”, o sea todas las del último lustro. Que “a noite longa de pedra” es pendular y donde menos se espera salta la liebre. Y que no hace falta ley de memoria histórica alguna para que nos podamos cagar todos en la noche esa, tranquila y sosegadamente, unos y otros.

Todo en la boca se nos ha vuelto en los últimos tiempos eufemismo, corrección, circunloquio; o intestino, bragueta y encabronamiento. O sea, aquí a la desesperación se le llama brotes verdes, al escaqueo, diplomacia; a la injusticia social y bolsas del paro, derechos inalienables y solidaridad con los desfavorecidos; a la incompetencia, diálogo y reunión de trabajo; al Ministro de Sanidad, Leire Pajín, miembra que lo es también de la Igualdad cacareada; a la dictadura demagógica, salud pública; al hundimiento, expectativas de recuperación; al abandono familiar de los ancianos y de los hijos en edad escolar, Residencias de la Tercera Edad e incompatibilidad de horario laboral; a la exposición de la ignorancia, tertulia; y a la jodida evidencia, “es tu opinión”. Y así más, de lo mismo hasta aburrir.

Por eso, que muy bien, muy oportuno, muy necesario e higiénico, muy alto y claro: que es deixi de collonades. Todos. De muchas collonades.

Y gracias, Esperancita. Que para una vez que pone usted huevos, han sido un buen par. Gràcies amb molt de gust.
Mourille Feijoo, Enrique
Mourille Feijoo, Enrique


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania