Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Desde Ourense con calor y todo eso

martes, 10 de agosto de 2010
Hoy, como siempre que es tarde de verano o de agosto, cae sobre Orense un demonio de grados centígrados que para qué y ustedes ya saben, estén o no estén en esta plataforma de Galicia Digital, estén o no estén en la propia ciudad de Las Burgas , o en Avión, Méjico, Los Ancares, Rías Bajas, A Mariña lucense, Compostela, Finisterre, Corrubedo, Estaca de Bares o etcétera.
Hoy, aquí, como siempre que es tarde de verano, todo está en su sitio. La canícula amiga y puntual; la siesta larga y crónica; las contraventanas y cortinas en un querquellequer de sombra y silencio procurados, mientras se escucha a Haydn o a Shakira en el USB recién cargado para uno; las calles todavía sin poner, pero ya amantes de la noche y su helado de terraza abarrotada, después; todo en su sitio, los Remedios, vencida del incendio, la Catedral y su capilla del Cristo, San Francisco, Santo Domingo, Santa Eufemia; el Miño y sus seis puentes y sus muchas termas pequeñas y sanadoras; las Burgas fervendo auga, como es fama y realidad; los Parques -San Lázaro, El Posío, La Alameda, el del Río- a esta hora solitarios pero esperando el abrazo de la noche cuando la tarde acabe y se dé el beso robado y el deseo cumplido; las muchachas acuáticas -luz y sonido siempre-alargando sus pechos inhiestos y derretidos al sol y al deseo del hombre cuando la calor aprieta y el agua está ahí, siempre. Todo está en su sitio, aquí y ahora. Las gentes, casi todas las gentes, en Samil de Vigo o en Oira o en Moterrey de Auria. Cuerpo y agua. Espíritu de urgencia solitaria o compartida. Calor de “burga” y fresco tórrido de pareja siempre antigua y siempre nueva, a cada instante, pareja eterna de Cielo y Tierra en magma perpetuo de alborozo y sosiego, de trabajo y descanso, de haber y debe, de macho y hembra, de hombre y mujer, de vida, de misterio, de ser…

Todo está aquí en su sitio y en su tiempo y uno se da cuenta -gracias, Ourense- y “las bicicletas son para el verano” y entoces, coulotte en mano o el dos piezas por valles y montañas , aprovechamos para hacer el relajante e indispensable Giro de toda vida.

Desde Ourense, con calor y así . Hoy, y como siempre que es verano. Y al fondo, todo en su sitio y a su tiempo, también un despistado afilador que aquí aún arregla sombrillas de sol y agua por una afortunada “ moneda de cobre”, que es lo que cuesta , más o menos, la felicidad original del hombre. En verano, desde Ourense con amor y con todo esto.
Mourille Feijoo, Enrique
Mourille Feijoo, Enrique


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania