Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Quisicosas XVI

lunes, 02 de agosto de 2010
Dice Federico Marín Maglio que “un pueblo inculto es más fácil de dominar”.

Tras la falta de libertad, el peor daño que se puede infligir a la sociedad es la ignorancia y, como consecuencia, mantenerla en la incultura. Precisamente, cuanto más culta, educada y formada está una sociedad, más ansias de libertad posee, demanda y ejercita. Lo cual no justifica en modo alguno la enseñanza, la formación, la cultura, sin libertad. Pero las personas nacemos – las que dejan – libres y no culturizadas

Cuando estos gobernantes que van de sabios y cultos (no olvidemos que a Don Felipe González el de “Héctor personaje bíblico” y “no siempre fui sabio”); que en lugar de la expresión de que “la Verdad nos hace libres” sueltan unas chorradas insulsas e insustanciales más propias de mentecatos que de personas normales, nos están tratando de llevar al huerto. Y a fe de Dios que lo consiguen: once millones y medio de votos y…¡ a abortar! contra otros diez millones y ….. ¡a callar y esperar!

Cuando los gobernantes que van presumiendo de demócratas y de defensores del Estado de Derecho, entierran a Montesquieu, le dan coces a la Constitución, les importa un bledo la libertad individual y los derechos humanos pues son amigos, protectores y defensores de los tiranos más sanguinarios del mundo, cuando demuestran palmariamente que España para ellos es sólo un rótulo en la correspondencia oficial, cuando llegan al poder tras el atentado más sangriento de la Historia de España y no tratan – si no dificultan aún – de esclarecer lo ocurrido – ni tirios ni troyanos -; hacen la guerra y la llaman misión de paz, permiten, amparan y aun promueven la desigualdad interregional con el único fin de mantener el poder, apoyándose todos en los separatistas y antiespañoles, sin que el pueblo reaccione, se ha ido al garete la historia o leyenda del Mío Cid: ¡Qué buen vasallo oviese si oviese un buen señor! Ni vasallos, ni señores. Rebaños y piaras dirigidos, arrastrados, por vividores y gentes sin pudor, sin vergüenza, sin valores y sin principios. Ya lo había anticipado Lenin: “Libertad, ¿para qué?” ¡Apologistas del artista! ¿Qué hay de lo mío?

Y con cinco millones de parados, los sindicalistas haciendo el juego a los parásitos y la puñeta al pueblo que les da de comer. “¡Vamos a reventar Madrid!” “¡El Presidente del Banco de España que se vaya a su puta casa!“ Todo democráticamente. La silicona en las cerraduras, las palizas demócrata-sindicalistas están amparadas por no sabemos qué Ley de huelgas.

¿Ley? ¿Qué es Ley en España? El capricho de un Gobernante con mayoría en el Parlamento (¡Qué bien lo describe el gran Mingote en su viñeta del ABC del 19/07/10!). ¿Qué es injusta? ¡Qué banalidad! ¿Qué convierte delitos en derechos? ¡Facha! ¿Qué atenta contra el bien común? Al “Goulag”.

Y así vamos, camino de que todas las regiones españolas trabajen para catalanes, vascos y navarros que son quienes por obra y gracia de los gobernantes se llevan el dinero a los Estatutos y a los Conciertos económicos. ¡Qué el país se va a la ruina! Ya había dicho en Francia algún Borbón: “¡Detrás de mi el diluvio! Y, aquí y ahora, ¿dice algo? “Ilumina a nuestros políticos para que sirvan al interés general.”

Quienes estamos esperando el billete sin retorno podríamos decir esa frase precedente, pero hay generaciones posteriores a los que no podemos dejarles las tierras anegadas o arrasadas. Lo que nos lleva a la conclusión de que la clase política está preparándose los diques de contención precisos para que el diluvio que venga no les afecte. Y no lo decimos, claro está, por esos honrados y preclaros dirigentes socialistas como D. Felipe González o Don José Bono, por ejemplo.

Si nos queda tiempo nos referiremos a otros, tanto de ese partido, como de otros. ¿Cuántos embajadores regionales españoles hay en el extranjero? Claro que con control absoluto de ingresos. ¡Te digo!.....

¡Y eu calada! afirmaba la joven que estaba siendo manumitida por el tocador de señoras de turno.

Pero no se te ocurra ser formal, serio, cumplidor, honrado, trabajador, seguidor de la doctrina romana del “honeste vivere, alterum non laedere, suum cuique tribuere”, es decir, “vivir honestamente, no dañar a los demás y dar a cada uno lo suyo”. No, porque el envilecimiento de la conducta pública es tan subterráneo ya, que, como se te ocurra no ser un sinvergüenza, se hará lo imposible para que, al menos, si no lo eres, lo parezcas. Te arrancarán la fama, el honor, te denigrarán…. Y ello porque vivimos en una sociedad igualitaria pero al mínimo nivel. Tenemos que ser todos iguales pero en la basura, en la mierda. ¿Dignidad? ¿Honor? Facha. ¿Vergüenza? ¿Pudor? Carca. Y, si no eres ni “pepero”, ni “zapatero” o “nacionalista” eres un proscrito nazi, franquista o falangista. Pero te llamarán fascista. ¿Les seducirá la testosterona del Duce? Por cierto, a algunos nos gustaría saber qué son todos los actuales socialistas hijos de falangistas. Parece que son los mismos perros con distintos collares. A lo peor, renegados y traidores.

Pero a los que no están con ellos, resulta que ellos los califican igual que los otros calificaban a sus padres.

¿Será posible que haya caído sobre nosotros, los españoles, la maldición bíblica, cual plaga de Egipto, que señalaba que el número de imbéciles, estultos, es infinito? Stultorum infinitus est numerus (Proverbios)

¿Será que aquella apreciación orteguiana de que en España de cada diez personas, una piensa y las demás embisten, se haya convertido en una fórmula exponencial y ahora con la LOGSE, la LOE, el Código Penal, la Sustitución (antes la Constitución) y todas las leyes definidoras de derechos de unos pocos a costa de la mayoría, como las del aborto o de los matrimonios “inventados”, en lugar de nueve “aturradores” de cada diez, serán novecientos noventa y nueve de mil? Aborto sí, toros no. Ética nacionalista.
Piensa uno a veces, en sus alucinaciones que, a lo mejor, la solución provisional sea un pequeño “barridillo” nuclear – que tal como andan los Ayatollahs con Israel, o a los coreanos del Norte con los del Sur, empieza cualquier día y no olvidemos que Obama tiene que pretender ganar las elecciones y los puestos de trabajo y la economía se mejoran mucho fabricando armamento – y se produzca la jocosa previsión del Profesor Luna cuando decía que el piloto americano, superviviente de un supuesto holocausto nuclear, fue a estrellarse al pie de un arbusto en cuya copa sobrevivía una pareja de monos y, al ver el fiambre, le dijo el mono a la mona: “Tendremos que empezar de nuevo”.

Y concluimos con la oración de Tobias cuando al final de su lamento decía: “No apartes Señor tu faz de mí pues la muerte es preferible a ver tanta miseria” … y “a escuchar tantas injurias”. No nos acordamos de aquél que decía que “vale más morir con honra que vivir con vilipendio”. Era un facha. O “más vale honra sin barcos que barcos sin honra”. Era un militar que hacía la guerra. Ilusos, tontos, políticamente incorrectos. Hoy estos y sus fans, somos el lumpen. La mierda. Pero optamos a la gloria y esa opción no ha nacido quien nos la pueda quitar, ni la libertad. Porque para quitar la libertad hay que conocerla y saber en qué consiste. Y los ignorantes, como el vocativo en latín, carecen.

Si no os gusta la Biblia, ahí está el Calígula de Camus cuando tras de afirmar que “los hombres mueren y no son felices”, añade, “lo cual significa que todo lo que me rodea es pura mentira, y ¡yo quiero que la gente viva en la verdad!
Y aunque yo no poseo, como él, los medios para obligarles a vivir en la verdad, si convengo con él en que “no tienen conocimiento – las personas - y necesitan un profesor que sepa de lo que hablan”.

¡Qué cosas decía Albert Camus!
Goás Chao, Domingo
Goás Chao, Domingo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania